<
>

Rayo Vallecano: un cambio que encaja en la ambición competitiva de Falcao

play
Falcao: "Estoy muy feliz de convertirme en jugador del Rayo" (0:11)

El delantero colombiano regresa a la Liga de España tras dos años en Galatasaray de Turquía. (0:11)

A última hora del mercado de pases se cerró el fichaje de Radamel Falcao García a Rayo Vallecano. Rescindió su vínculo con Galatasaray para sumarse como jugador libre. Cambió la comodidad de un equipo grande en una liga menor por la exigencia de LaLiga en un club modesto.

Castigado por las lesiones de la última temporada y condenado entre sus propios dirigentes por el contrato, su salida de Turquía tenía fecha establecida: 31 de agosto. Cerca de la media noche de ese martes, terminaron las especulaciones azuzadas por la prensa local sobre el paso a la MLS.

A cambio, se confirmó su paso a España. Campeonato top que lo recibirá con 35 años. Rayo Vallecano lo esperará después de esta triple fecha de Eliminatoria con la Selección. Los desafíos pasarán por más overol, por acostumbrarse a las cuentas anti descenso fecha tras fechas y a un plantel más obrero al que no le sobra nada.

A su favor está Madrid, ciudad que conoce. Llegará libre por lo que se alejará de reproches económicos, de implicaciones de redentor absoluto. Su prestigio aún está intacto. Su experiencia inspirará. Su profesionalismo cautivará a una afición que aplaude la entrega.

Tendrá presión por mantener la categoría en una liga de alto nivel. Esa propuesta también le ofrecerá la posibilidad de jugar otro Mundial, de aumentar su historia con Colombia. Su ambición competitiva le señala el camino. Todo encaja. Estos retos lo mantienen vivo.