<
>

Las mejores frases de la charla exclusiva de Ángel Di María con FÚTBOL 90

play
Di María: ''Cuando me lesionaba me sentía muy culpable'' (3:29)

El Fideo recordó aquellas lesiones y los partidos importantes que no pudo disputar con la Selección Argentina. (3:29)

Ángel Di María mantuvo una extensa charla en exclusiva con FÚTBOL 90, en la que habló de la consagración en la Copa América 2021, el fantasma de las lesiones, la importancia de la familia ante las críticas y su presente en PSG junto a Lionel Messi, entre otros temas.

A continuación, las mejores frases de Fideo en ESPN F90:

La coronación con Argentina en el Maracaná
"Nosotros no estábamos al 100 por ciento en las vacaciones. Nos íbamos por la familia y los hijos, por la necesidad de desconectar un poco, pero no estábamos concentrados. Nos quedaba el sabor amargo de una semifinal, de una final. Esta vez nos soltamos demasiado después de salir campeones. La felicidad fue absoluta".

"Haber sido campeón, haber hecho el gol, fue un cambio absoluto. Los mismos que me decían para qué iba a venir para que me putearan, me agradecieron por haber seguido. Pasó a ser todo diferente. Sabía que todavía tenía para seguir dando. No tengo palabras".

"Ver las imágenes del gol, saber que ganamos...en ese momento no nos dábamos cuenta de lo que habíamos logrado. Fue tantas veces dar la cabeza contra la pared que no caíamos".

"El otro día en el Monumental nos dimos cuenta definitivamente de que somos los campeones de América. Le pudimos dar una alegría a muchísima gente. Escuchar el 'Gracias' te llena para toda la vida".

"Antes no éramos un desastre ni ahora somos los mejores del mundo. Tuvimos la suerte de poder ganar. Haber llegado a tres finales con esa camada hizo que la Selección vaya creciendo, que la gente se pueda ilusionar. Muchas veces en la cancha de River había un 60 o un 70 por ciento con los mejores jugadores de Europa. Eso dolía un poco. La camada anterior hizo que se recupere la ilusión".

"Gracias a Dios tengo a mi mujer que me banca, que me da para adelante como loco. Es verdad que en algún momento dudamos, pero nunca dejamos de creer. Ella me decía que siga haciendo lo mismo, que iba a volver a la Selección. Me decía: 'Rompete todo, pero no pares'. Y yo le prometí que no iba a bajar los brazos".

"Sabía que esta Copa América iba a ser mía. Estaba en una onda positiva".

Las videollamadas con Lionel Scaloni
"Yo tenía una relación muy linda con Scaloni, desde que estaba con Sampaoli. Siempre charlábamos mucho de la Selección, de lo que siento por la camiseta. Después del Mundial 2018, él me dijo que no me baje. Que siempre esté ahí. Ahí lloré".

"Y después de una entrevista en la que quedé afuera de la Selección, tuvimos una videollamada: le dije que no quería ser titular, que solo quería estar, ganar algo. Yo sabía que me iba a ganar el lugar porque me iba a entrenar como cuando tenía 20 años. En la siguiente convocatoria me tocó estar por suerte".

"El Ratón (Ayala) y Walter (Samuel) se ocupan de la parte defensiva. Pablito (Aimar) de la ofensiva. Scaloni está en los dos lados, nos dice cómo posicionarnos, nos marca por dónde hacer daño. Trabajan muy bien la pelota parada. Hacen un muy buen trabajo en equipo. Nos ayudaron un montón".

El fantasma de las lesiones
"Mi temor siempre estuvo con las lesiones. En los momentos importantes estuve a la altura, a veces tenés partidos o malos, no somos todos Messi (risas). La preocupación era lesionarme en las instancias decisivas. Es difícil dejar el equipo en ese momento. Te sentís un hijo de..., una mier...".

"A mí me liquidaban siempre por las lesiones, no porque no me salían las cosas. Duele un montón todo eso. Por suerte tengo una gran familia que nunca me dejó caer, que no me dejó escuchar esas cosas. Por la cabeza pasan esas cosas..."

"Antes del partido puede que se te cruce por la cabeza el tema de las lesiones, pero cuando arranca si te la tiran larga empezás a correr y te olvidás. Cuando tenés la pelota, ir al espacio o a presionar, no pensás si me rompo o me rompo".

El golpe que significó la muerte de su abuela
"En la Copa América de Estados Unidos murió mi abuela y no dije nada porque no me iban a dejar jugar. Para mí la Selección es todo. Estuve llorando toda la tarde en la pieza, cuando aparecía el Pocho (Lavezzi) me hacía el dormido. Estaba destruido por dentro. Era fanática de Rosario Central y deseaba que triunafara en el fútbol. La amaba con el alma. Por suerte hice el gol y se lo pude dedicar. Qiuzás toda esa tensión se pasó al otro partido, cuando uno está más relajado, y me lesioné. Somos seres humanos, no somos máquinas".

La relación con Messi y el presente juntos en PSG
"A Leo lo veo espectacular. Está suelto, está muy feliz. Estoy muy contento por él. Es el mejor del mundo y no poder lograr algo con la Selección era cien millones de veces peor. La presión que tenía por dentro...El otro día cuando lloraba en el Monumental, lo abracé y le dije: 'Dejá de llorar, ya pasó...'

"Ahora está difícil para jugar, pero la temporada es larga. Hay que trabajar más obrero que otra cosa (risas)".

"Leo no está acostumbrado a vivir en el hotel. No es nada fácil, pero lo estamos ayudando a conseguir casa por acá cerca, donde también vive Lea (Paredes) para tomar mates. El más chico de Leo (Ciro) va con mi hija al jardín".

Las bromas a los compañeros brasileños de PSG
"Nosotros somos un montón y los brasileños solo dos (Neymar y Marquinhos). Los volvemos bastante locos. Lo mismo que hacemos en Instagram, lo hacemos en la vida. Ney se presta, le gusta joder. Marquinhos se enoja más".

"A Richarlison hay que avisarle que ya pasó. Era un ratito nomás...no sé qué quiere. Ya no le contestamos más, ahora sigue solo..."

La alegría de la familia tras la consagración
"Cuando volví con la Copa me decían: 'Por fin se te dio Papi ganar con Argentina'. Siempre me daban cariño después de los torneos, pero esta fue especial".

"Mi viejo ama el fútbol, siempre está mirando. Y ver que te putean, que te dicen que no servís para nada...Saben que uno está haciendo una carrera extraordinaria, pero tener que escuchar eso te liquida. Ellos mismos me preguntaban para qué seguir sufriendo, pero al mismo tiempo querían que siga. Siempre me enseñaron a no bajar los brazos. Por eso los quise llamar desde la cancha. Sabía que estaban mal y que iban a tener una alegría muy grande".

"Después del gol sabía que no podíamos perder. Tenía todo en mi cabeza: los años de sufrimiento, las lesiones. Pensé mucho en mi familia. Sabía que me daban más cosas a mí que a mis hermanas para ser futbolista. Ellas tuvieron mil cosas por hacer y no pudieron. Por suerte pude pagar los estudios y eso me llena el alma. Poder darles todo ahora es lo máximo".

La suspensión de Brasil-Argentina
Fuimos a la cancha, nadie nos dijo nada. Entramos en calor...todo lo que pasó es muy raro. Difícil de explicar. Lo más feo es que quedamos en ridículo en todo el mundo. Volvimos a Europa y lo único que nos decían es que fue una vergüenza. Que esperen que arranque para suspenderlo, que haya una persona con un arma empujándose con los jugadores. Parece algo más político de ellos".

El sueño del Mundial de Qatar 2022
"Es una locura pensar que Argentina es candidata. Esta Selección poco a poco va creciendo. La Copa América dio la tranquilidad que necesitábamos y se nota. Contra Venezuela, la pelota no entraba y el equipo seguía de la misma manera. Igual contra Bolivia. El equipo está más suelto, juega uno u otro y no se resiente. Para poder tener ese título tenemos que seguir de la misma manera".

"La gente se ilusiona, pero lo importante es que estemos centrados".

La personalidad de Dibu Martínez
"Está un toque pirado (risas). Es un personaje mal. Lo que hizo en la Copa...desde que llegó dijo que iba a ser el arquero de la Selección. Cuando lo sacaron contra Colombia, le dijo al doctor: 'Que sea la última vez que me sacás por un golpe...'. Demostró toda su personalidad en la Copa, es un monstruo".

El deseo de regresar a Rosario Central
"Me gustaría poder retirarme en Rosario Central. Quisiera volver estando bien. Me queda este año más uno más".

La chance de jugar en Boca Juniors
"Cuando me fui a Benfica en 2007, también tenía cerrada la chance de Boca. Por el tema de la quiebra, la abogada prefirió que entraran euros en vez de dólares. Podría haber salido campeón de la Libertadores (risas)".

El recuerdo de Diego Maradona
"En el Mundial 2010 fue mi segundo papá. Venía a mi habitación, me contaba historias, se iba por las ramas (risas), me preguntaba por mi familia. No lo podía creer. Fue de los que más me bancó cuando me mataban todos".

El maltrato de un entrenador
"De chico tenía un entrenador que era un loco. Le gustaban los jugadores que chocaban, que se daban la cabeza contra la pared. Yo no era de esos. En un entrenamiento no salté a cabecear, después no quise trabar y al final me dijo que iba a ser un fracasado, que era un cag... delante de todos. Me puse a llorar y me fui corriendo a casa. A mi mamá no le quise contar porque sabía cómo podía reaccionar. Estaba tirado en la cama, se acercó y le dije que no quería jugar más al fútbol. Cuando se enteró, por intermedio de otra madre, me dijo no tenía que dejar, que le iba a demostrar que estaba equivocado".

play
3:29

Di María: ''Cuando me lesionaba me sentía muy culpable''

El Fideo recordó aquellas lesiones y los partidos importantes que no pudo disputar con la Selección Argentina.

play
1:08

Di María: ''Salir campeón nos liberó''

El Fideo habló de sus primeras sensaciones luego de ganar la Copa América.