<
>

Así juega Marruecos: sistema táctico y posible once de cara a la Copa del Mundo de Qatar 2022

El entrenador, Halilhodzic, consolidó un equipo práctico que tiene en Hakimi a su motor EFE

La Selección de Marruecos que disputará la Copa del Mundo de Qatar 2022 es, en esencia, un equipo práctico. De la mano de su experimentado entrenador, el bosnio Vahid Halilhodzic, tiene claro su libreto: un ataque basado en la proyección de sus laterales, y gran velocidad en las transiciones.

El primer ítem no carece de lógica, ya que uno de sus laterales es nada menos que Achraf Hakimi, jugador de gran nivel que brilla en Paris Saint Germain.

Es el motor de Los Leones.

Pero para poder serlo, necesita de la gran libertad que le otorga el DT para atacar por la banda derecha. Y eso tuvo una consecuencia directa: alguno de los volantes debía hacer el relevo cuando el hombre de PSG se proyectaba.

Ese mediocampista es normalmente Sofyan Amrabat.

El parado táctico de Marruecos es un 3-5-2, que puede transformarse ocasionalmente en un 5-3-2.

Quien recuerde al Marruecos de Rusia 2018 se va a sorprender por las modificaciones que sufrió el conjunto. Empezando justamente por lo táctico, ya que en el Mundial pasado jugaba con un 4-4-2 clásico.

Pero no es el único aspecto que cambió.

El retiro de futbolistas de peso, como Medhi Benatia, Mbark Boussoufa, Karim El-Ahmadi y Nordin Amrabat le dio paso obligado a nuevas caras.

Halilhodzic supo convertir una posible crisis en una oportunidad. Y varios jugadores jóvenes, como Azzedine Ounahi, Imran Louza, Zakaria Abuukhlal y Ryan Mmaee, la supieron aprovechar.

La probable formación mundialista de Marruecos es: Yassine Bounou; Achraf Hakimi, Jawad El Yamik, Adam Masina; Romain Saiss, Nayef Aguerd, Selim Amallah, Sofyan Amrabat, Azzedine Ounahi; Youssef En-Nesyri y Ayoub El Kaabi.