<
>

Duván y Muriel no estuvieron finos en la derrota de Atalanta frente al Milan, pero su equipo clasificó a la Champions

play
Milan ganó y jugará la próxima Champions League (5:01)

Doblete de Kessie para que el Rossonero derrote como visitante al Atalanta por 2-0 y termine la temporada como escolta de Inter. (5:01)

El Atalanta perdió por la mínima diferencia frente al Milan, en condición de local en el estadio Atleti Azzurri d'Italia, en la última jornada de la Liga de Italia y finalizó en la tercera posición del campeonato, consiguiendo de esta manera un tiquete a la UEFA Champions League de la próxima temporada.

En el equipo Nerazzurri fue titular el delantero Duván Zapata, quien estuvo presente durante todo el compromiso. El Toro no tuvo una gran presentación y no pudo ayudar a su equipo a conseguir la remontada.

La actuación del delantero estuvo muy lejos del nivel que presenta normalmente y no logró crear acciones de peligro en el área de la escuadra milanista. Duván solamente realizó dos disparos durante todo el compromiso.

Lo mejor que hizo fue servir de pívot y tratar de generar espacios con sus pases a los costados para que sus compañeros intentaran penetrar la sólida defensa del Milan. En ese rubro entró en contacto con la pelota en 45 oportunidades y realizó 23 pases, 18 de ellos correctos, para una efectividad del 85 por ciento.

En la temporada sumó 2397 minutos en el calcio, distribuidos en 37 partidos, 28 de ellos como titular y marcó 15 anotaciones. El Toro no recibió una sola tarjeta de amonestación en toda la campaña.

Por su parte, Luis Fernando Muriel entró en el inicio del segundo tiempo para darle claridad al equipo, pero su aporte no fue productivo y tampoco encontró las vías paras hacerle daño a un cuadro Rossoneri que no cometió errores en defensa.

El colombiano tampoco tuvo una buena noche y se le vio falto de creatividad, con mucha impaciencia en los momentos claves, en los que necesitaba mucha claridad para internar terminar las jugadas muy cerca del área rival y buscar los espacios para marcar y lograr los tantos del empate.

En los 45 minutos solamente realizó tres remates a portería, y estuvo muy desacertado en la entrega de la pelota. Entró en contacto con el balón en 45 oportunidades, pero solamente generó 19 pases, 14 de ellos entregados de manera correcta. Muriel finalizó con 74 por ciento de efectividad.

En la temporada sumó 1434 minutos en la Serie A, repartidos en 38 encuentros, 16 de ellos disputados desde el pitazo inicial, además, su aporte goleador fue de 22 goles. El delantero también terminó sin recibir amonestaciones.