<
>

La conexión James y Coleman empieza a desequilibrar en Everton

EPA

La victoria de Everton por 2-1 frente a Crystal Palace nació con una jugada colectiva entre James Rodríguez y Séamus Coleman que remató en el área Dominic Calvert-Lewin. A puro toque, el líder de la Premier hace daño por la derecha.

La voz del capitán mostró el respeto en los primeros partidos: "Había una sensación de calma, estos grandes jugadores aportan eso. James ha estado allí y lo ha hecho a un nivel tan alto que, como han visto, está bastante tranquilo al elegir estos pases en el último tercio de cancha”.

Así calificó Séamus Coleman el arranque de James Rodríguez con el equipo en el fútbol inglés. Esa bienvenida con afecto también se expresa en la cancha. Los dos juegan por el costado derecho. Cuando se juntan…

Los beneficios en ataque

Carlo Ancelotti explicó que James juega abierto por esa banda sin necesidad de ser un extremo. Tiene libertad para moverse por otras zonas. Cuando se corre al medio, tiene más influencia con la pelota.

Lo demostró en el primer gol contra Crystal Palace. Como un interior abrió el pasillo exterior para Coleman. Con toque de primera con pierna derecha le dio profundidad al equipo. El capitán recibió el pase y el goleador puso el 0-1.

Ese movimiento empieza tener mejor coordinación. El colombiano jugó pegado a la banda hasta la mitad de la cancha. Después cambió de perfil e intentó como un mediapunta. El irlandés pasó al ataque más cómodo.

“El primer gol fue una buena combinación entre James y Coleman. “Estoy a gusto por eso”, sintetizó Ancelotti.