<
>

El sueño aplazado: Leonas y Leones que tenían la chance de estar en sus primeros Juegos Olímpicos

Alonso, Trinchinetti, Tolini y Bugallo son unos de los posibles debutantes en los Juegos Olímpicos ESPN.com

La noticia de la postergación de los Juegos Olímpicos a 2021 alteró los planes de todos los deportistas. Durante los primeros días posteriores a la decisión del Comité Olímpico Internacional, se hizo foco en los que pensaban retirarse en este torneo. Pero, ¿qué sienten los más jóvenes que estaban a un paso de vivir por primera vez los Juegos Olímpicos y se les aplazó el sueño?¿Cómo vive un atleta con poca experiencia esta pausa en su carrera?¿Qué puede cambiar en la vida de un jugador de hockey en un año? ESPN.com habló con Agostina Alonso, Eugenia Trinchinetti, Leandro Tolini y Agustín Bugallo, algunos de los posibles debutantes de Tokio 2020, para saber qué sintieron cuando se enteraron que su primer gran objetivo se alejaba más de 360 días.

Agostina Alonso comenzó a jugar al hockey a los seis años en el club Banco Nación. Le llevó tiempo, esfuerzo y mucho entrenamiento ver su sueño con un poco más de claridad. Después de ser seleccionada en varias oportunidades para torneos regionales, en 2016 fue convocada para Las Leoncitas. Quedó en la lista para viajar al Panamericano Junior y desde ahí no paró de crecer. Ganaron la medalla de oro en el torneo continental, se clasificaron al Mundial de esa categoría, y en diciembre de ese mismo año fueron campeonas del mundo tras vencer a Países Bajos en la final. En 2017, Agos debutó con el mayor, fue parte de la Copa del Mundo de Londres y Champions Trophy 2018, y de la Pro League 2019 y 2020. Tokio estaba muy cerquita.

"Desde que comenzó el año, en lo único que pienso es en los Juegos. Desde que me operé en diciembre (por rotura de meniscos), mi objetivo siempre fue ponerme bien para encarar el proceso olímpico de la mejor manera. Estaba muy ilusionada sobretodo por Tokio, aunque obviamente faltaba una lista. Me vi todos los Juegos Olímpicos sentada desde casa, y tener la posibilidad de viajar y estar ahí me enloquecía, creo que el Mundial es la mejor competencia de todos los deportes, pero los Juegos son la fiesta, y tenía muchas muchas ganas", contó la mediocampista de Banco Nación con la voz algo entrecortada denotando angustia.

Eugenia Trinchinetti, también campeona del mundo con Las Leoncitas, tiene 22 años y pasó la barrera de los 100 partidos con la celeste y blanca. La experiencia que fue sumando desde su debut con el mayor en 2015, le permitieron formar una expectativa sobre la posibilidad de ser parte por primera vez de unos Juegos Olímpicos. "Cuando me enteré de la postergación se me cayeron las lágrimas porque sentí que todo el esfuerzo que veníamos haciendo como equipo y a nivel personal se había ido a la basura. Tuve un par de días que no tenía ganas de entrenar en casa porque no encontraba motivación. Después me fui sintiendo mejor porque me encontré acompañada por mi familia. Creo que cuando lo querés con tanta fuerza y vas quedando en listas, viajás y jugás, ves cerca la posibilidad. Era mi único objetivo de este año. Cambió la fecha, pero no el sueño", aseguró la delantera de San Fernando que, aunque esté triste, entiende que la decisión es la correcta.

Sobre qué puede pasar en este tiempo hasta 2021, tanto Alonso como Trinchinetti coinciden en que "puede pasar cualquier cosa" ya que el hockey y las listas hoy son muy dinámicas y cambiantes.

Leandro Tolini es uno de los jugadores que más se afianzó en Los Leones por su capacidad de convertir un córner corto en gol. Desde que Gonzalo Peillat renunció a la selección, Leandro es el primer tirador del equipo. El defensor fue parte del plantel en 2013 y 2014, pero luego tuvo un parate hasta 2017, que volvió a ser convocado. No estuvo en el Mundial 2018, y Tokio podía ser su debut en una cita olímpica. "Había dejado muchas cosas de lado, como todos. Los Juegos eran una especie de premio al no haberme dado por vencido las veces que me tocó estar afuera en las convocatorias anteriores. Estuve en otros procesos, con otros entrenadores, y nunca encontré mi lugar en el equipo. Y ahora que venía sumando minutos, que me sentía bien, aparece esta pandemia. Quería esa especie de premio a no haber bajado los brazos para mí y para mi familia que me acompañó en cada momento", explicó el jugador.

Al igual que Alonso, Tolini también siguió esta competencia siempre desde su casa. "Me los miraba todos. He faltado al colegio para ver algún partido de hockey o fútbol. Los Juegos siempre fueron una fiesta para mí. Ahora, para cumplir mi sueño de estar ahí, tengo que ganarme otra vez un lugar", concluyó con algo de frustración.

Agustín Bugallo es otro de los que forma parte del grupo de jugadores que podrían haber tenido su primera experiencia olímpica en julio de 2020. El sanjuanino ya vive como un sueño cumplido estar dentro del grupo de entrenamiento de Los Leones, pero no se conforma y obviamente quería vivir este torneo desde adentro. "Pensarme ahí me genera una sensación en todo el cuerpo, no puede imaginar lo que deben haber sentido los chicos campeones en Río 2016, debe ser increíble. Todo jugador quiere lograr llegar a un Juego Olímpico. Estos nos iban a ser uno más, había que defender el título", contó el volante. De todas formas, trata de verle el lado positivo y entiende que con el tiempo, sumará aprendizaje para aportar más al equipo.

Además de coincidir en las ganas, el entusiasmo, y la ilusión, estos jugadores ahora tienen en común la incertidumbre. Tendrán que esperar para saber si finalmente su deseo llega a la meta situada en el continente asiático en 2021.