<
>

Diario de un evaluador de talentos: Cómo el COVID-19 ha afectado la búsqueda de las nuevas figuras

play
Alemania apuesta por la juventud en la Bundesliga (3:32)

Tres de cada cuatro jugadores que debutan en la liga germana llegan del exterior. Y como nos cuenta Fernando Palomo, en Alemania abren campos para la juventud del fútbol y esa apuesta está dando frutos. (3:32)

En gran medida, la actividad del fútbol ha vuelto de distintas formas en todo el mundo; no obstante, la pandemia del COVID-19 sigue alterando el funcionamiento normal de las operaciones dentro de este deporte. Un caso particular: los evaluadores de talento que forman parte de las nóminas de los distintos clubes se han visto fuertemente perjudicados, ya que estaban acostumbrados a viajar para presenciar partidos y ver en persona a los jugadores prospectos y, si bien es cierto que la acción de los encuentros en vivo ha vuelto, la evaluación de talentos se encuentra muy lejos de regresar a la normalidad.

A pesar de que algunos clubes comenzaron a enviar nuevamente a sus scouts a ver partidos durante los meses de agosto y septiembre, luego que comenzaron a relajarse las restricciones a los viajes y se permitió el acceso a los encuentros para la evaluación de talentos (aunque lamentablemente se mantiene vedado el ingreso de los aficionados), las limitaciones han vuelto por sus fueros. La pandemia ha motivado múltiples cancelaciones y cambios a última hora, dejando a algunos scouts varados en sus hoteles durante varias noches.

El análisis de jugadores por medios virtuales ha sido una opción, gracias a diversas plataformas tales como InstatScout o WyScout; sin embargo, la crisis del COVID-19 ha cambiado el mundo y los evaluadores de talentos futbolísticos se han visto obligados a adaptarse al entorno.

Mientras el continente europeo se encuentra inmerso en la segunda oleada de casos de coronavirus y se han debido implementar nuevos confinamientos en varios países, ESPN conversó con una cantidad de evaluadores de talentos de primer nivel (quienes hablaron bajo condición de anonimato, debido a la naturaleza sensible de su labor) para conocer cómo su labor se desenvuelve dentro de "la nueva normalidad".

Lunes: Descanso y recarga

En circunstancias normales, el primer día de la semana se pasaría típicamente viajando; bien sea cruzando fronteras europeas en auto, o lidiando con los viajes aéreos, que suelen consumir mucho tiempo. Sin embargo, dentro de la coyuntura actual, el lunes es el momento más conveniente para que los scouts se tomen un día libre y despejen sus mentes, luego de dos días maratónicos pasados frente a la pantalla de televisión o la computadora, viendo partidos. Por supuesto que también tienen la oportunidad de redactar informes sobre sus hallazgos hechos el fin de semana y planificar la semana por venir.

"Generalmente, el lunes es el día de la semana con menos partidos relevantes. Claro que, algunas ligas importantes programan encuentros durante la noche, pero no es algo a lo que le demos mayor importancia. Usualmente, ya conocemos a todos los jugadores a la perfección y si un nuevo futbolista o un jovencito hace su debut, o llega a ocurrir algo similarmente interesante, podemos ponernos al día con dichos partidos en el transcurso de la semana, gracias a Internet. Las noches de lunes son mis noches libres favoritas, dentro de la situación actual". - Un evaluador de talentos en jefe de un club europeo que participa en la Champions League.

Martes: Planificación y partidos

Este es el punto de inicio de semana apropiado para muchos evaluadores de talentos; dentro de un apretado calendario de partidos, con muchos encuentros disputados a la vez (con multitud de compromisos de ligas y torneos europeos). Para los scouts, los martes son días para pasar mucho tiempo frente al televisor.

Sin embargo, la primera orden del día es revisar el trabajo hecho en la semana anterior y recopilar observaciones con la mayor parte del equipo de evaluación de talentos y reclutamiento, antes de poner la mirada sobre los días por venir. En estos momentos, eso acapara importancia extra, ya que los clubes se encuentran en su "fase de detección", previa a la ventana de fichajes de noviembre. Es común ver que muchos nombres salen a relucir en las diversas reuniones, en las cuales se darán a conocer muchas ideas, para reducirlas y terminar con una lista corta de objetivos trazados para fichar en diciembre. Al igual que el resto de la sociedad, la utilización de herramientas de videoconferencia como Skype y Zoom se encuentra en pleno apogeo en estas reuniones.

"Usualmente, pasamos las primeras horas analizando el escenario europeo, intercambiando notas y observaciones hechas tras los partidos del fin de semana. Después de almorzar, obviamente manteniendo presente la diferencia horaria, nos conectamos con nuestros dos evaluadores de talentos ubicados en Suramérica y pasamos por el mismo proceso: revisamos nombres, destrezas y actuaciones. Usualmente, la sesión termina con nuestros colegas suramericanos señalando distintos jugadores provenientes de su región del mundo, para que nosotros los estudiemos antes que nos volvamos a agrupar y ofrezcamos nuestra retroalimentación a la semana siguiente". - Evaluador de talentos en jefe

Miércoles: Partidos, partidos, partidos

Actualmente, éste es otro día con una fuerte carga de partidos televisados, con una rutina que no difiere demasiado de los días anteriores o los que vendrán. Sin embargo, algunos clubes están tomando medidas extras para mantenerse al tanto de sus evaluadores de talentos en ubicaciones remotas, cuidando su salud mental y laboral. El miércoles, que marca la mitad de semana, es apropiado para hablar con ellos durante una hora extra.

"Algunos de nuestros scouts basados en nuestra ciudad sede siguen siendo capaces de hacer presencia en nuestras oficinas, para participar en reuniones o simplemente, tomar un café. Los que trabajan con nosotros y se encuentran ubicados en el extranjero están varados, de cierta forma. Hemos decidido no instruirles su asistencia a partidos, aunque ellos podrían conseguir acceso, de una u otra forma. En estos momentos, todo tiene como objetivo mantener la seguridad personal e intentar limitar movimientos".

"Por otra parte, no podemos exigirles permanecer sentados por horas interminables frente a un monitor para que vean partidos de las ligas de sus países o de naciones vecinas. Ya todos conocen bien a los jugadores, y obligarles a ver a los mismos talentos una y otra vez los llevará a la locura. Por esa razón, intentamos involucrarlos más en el proceso, al darles nuevas ligas y jugadores qué ver. O yo o el jefe de evaluación de talentos los llamamos personalmente, una o dos veces por semana. A pesar de vivir alejados, siguen formando parte de nuestro equipo". - Un director deportivo de un club europeo.

Jueves: Día de descanso

Muchos clubes motivan a su cuerpo de evaluación de talentos para que se despejen del fútbol, al menos un día por semana. Tomando en cuenta que los fines de semana son los días de mayor actividad en el balompié, el jueves representa una buena opción si el lunes no se presta para ello.

"Sé bien que vendrán días de intensa actividad; por ende, intento asegurarme de que se pasará uno o dos días libres, para ocuparse de otras actividades o compartir con amigos y familiares. Le exijo mucho a mi cuerpo de scouts. Puedo llamarles y enviarle mensajes a cualquier hora. En pocas semanas, nos acercaremos a la próxima ventana de fichajes y las cosas serán aún más caóticas". - Director deportivo.

Viernes: Un repaso final, con la mirada puesta en la Ligue 2

En los tiempos cuando no había una pandemia mundial, los viernes eran días de viaje. En la actualidad, los desplazamientos fueron sustituidos por una segunda oportunidad en la semana para analizar el trabajo por vía digital. Luego de pasar varias horas revisando lo recopilado en días anteriores y preparar la planificación para los siguientes, algunos terminan su jornada laboral siguiendo un partido de la Ligue 2 (segunda división del fútbol francés), circuito imperdible para los evaluadores de talento de la mayoría de las grandes ligas europeas.

La Ligue 2 representa la mejor opción para identificar talentos insurgentes, de acuerdo con la mayoría de los scouts consultados, considerando que sus opciones normales para presenciar fútbol juvenil se han visto severamente perjudicadas por la pandemia. La UEFA ha cancelado sus competiciones de selecciones nacionales juveniles y muchos torneos futuros se han visto afectados de forma similar, mientras que las competiciones que siguen en desarrollo en dicho ámbito no son televisadas en su mayoría.

Por ende, las miradas se han posado en el fútbol de mayores y lo que está disponible por televisión, aunque la pandemia ha obligado a los clubes a darle mayores oportunidades a sus canteranos dentro de sus primeros equipos.

"Al inicio, fue un alivio pasar mayor tiempo en casa; sin embargo, cuando comenzaron a abrirse fronteras y estadios en julio y agosto, realmente disfruté volver a involucrarme en esa rutina. Ahora, que todo vuelve a cerrarse, es simplemente frustrante. Viajar se ha convertido en un estilo de vida para mí. ¡Lo extraño tanto! - Un evaluador de talentos internacional, con 10 años de experiencia.

Sábado/domingo: A toda máquina

Si bien las limitaciones logísticas implicaban que los evaluadores de talentos se veían limitados a presenciar más de un partido o dos por fin de semana, la amplia variedad de encuentros futbolísticos transmitidos por televisión les permite cumplir con un itinerario lleno de acción, todo dentro de la comodidad del hogar.

"Obviamente que los partidos pueden verse cuando uno desee a través de Internet, pero disfruto la novedad de poder ver encuentros con criterio profesional por televisión, mientras que el resultado final sigue sin definirse. Mi principal prioridad es evaluar jugadores y enviar informes con respecto a sus aspectos positivos y negativos, no nos confundamos; sin embargo, tener el suspenso adicional de ver los juegos en vivo generalmente es un aliciente para mí. Me da un poco más de emoción poder analizar a un jugador en un partido en vivo, en vez de verlo consciente de que éste había ingresado en el minuto 68, cuando lo puedo ver días después".

"Usualmente, comienzo con un partido de la liga holandesa a la hora de almorzar y sigo con Alemania en la tarde. Por la noche, frecuentemente consigo un partido interesante de Ligue 1 que ver. Tres partidos al día es suficiente para mí. Después de todo, no quieres excederte y perder la concentración".

"No obstante, no existe nada que supere estar en el estadio; tanto por la experiencia del hincha, como para un evaluador de talentos que desea recopilar la mayor cantidad de detalles posibles. Quizás la televisión y el streaming te da el 80% del panorama total, pero siempre pierdes algo si no estás en el estadio". - Un evaluador de talentos internacional

Sin embargo, a medida que el mundo se sigue adaptando al COVID-19, también lo harán los clubes. Los departamentos de reclutamientos de muchas organizaciones han trabajado razonablemente bien, a pesar de las circunstancias adversas, y esto podría motivar algunos cambios permanentes cuando todo vuelva a la normalidad.

"Ya contábamos con una minuciosa base de datos recopilada gracias a nuestra previa evaluación de talentos hecha en vivo, lo que significa que no nos hemos visto tan perjudicados como creíamos. Las herramientas virtuales también nos han ayudado a organizarnos bien y delegar trabajo de forma eficiente".

"Hemos asistido a menos partidos este año, igual que todo el mundo; sin embargo, nuestra conclusión es que, antes de la pandemia, hicimos demasiados viajes sin un objetivo claro. Hoy en día, nuestra labor está mucho mejor enfocada". - Director deportivo.