<
>

Rueda completa 100 días en la Selección Colombia entre las dificultades y el silencio

El técnico Reinaldo Rueda fue presentado como nuevo entrenador de la Selección Colombia el pasado 14 de enero, hace ya 100 días. Cuenta con el respaldo de la opinión futbolera, pero apenas pudo cumplir con un microciclo local. En cinco semanas debutará contra Perú por las Eliminatorias y días después afrontará la Copa América.

El amor por el escudo lo movilizó. El sentimiento fue más fuerte que el temor al riesgo por volver a la tricolor con un proceso herido y que tiene colgado al equipo en el séptimo puesto de la Eliminatoria al Mundial con cuatro puntos.

La coyuntura tampoco ayuda. A la distancia puso en marcha su plan de seducción con los referentes, necesitados de un discurso que cure las heridas de las derrotas ante Uruguay y Ecuador.

“Lo que nos motivó es el orgullo patrio, el sentimiento de asumir esta responsabilidad y es una gran distinción para nosotros como cuerpo técnico”, dijo cuando aceptó el ofrecimiento.

Cien días después la pandemia alteró las fases iniciales de su proyecto. Aplazó estar frente a frente con los líderes de la Selección, los trazos de su plan de juego reposan en documentos pero no en los entrenamientos, el debut de marzo pasó para junio, el calendario se apretó y exige no cometer errores.

En medio de todo ese vértigo de incertidumbre, apenas pudo cumplir con un microciclo en Barranquilla con los futbolistas de la liga colombiana.

“Fue una reunión positiva, por todos los objetivos que se plantearon como fue la valoración de los jóvenes que se vienen destacando en cada uno de los clubes en la liga, conocerlos más de cerca, tener ya un banco de datos en todos los órdenes en la parte futbolística, en su parte social, biomédica. Importante haber hecho este estímulo tanto para la liga profesional como para el futuro de la selección nacional”, destacó Rueda.

EL RESPALDO DE JAMES
Reinaldo cuenta con el respaldo de los capitanes. Lo hizo saber en enero y James Rodríguez lo ratificó hace unos días en una entrevista con ESPN.

“He hablado con algunos compañeros y solo referencias buenas. Es un gran tipo, una gran persona, un gran entrenador, hay que poder estar bien con él, ayudarle los que estamos hace mucho tiempo ahí, para que se la haga mucho más fácil todo. Es una persona que tiene experiencia, ha estado en grandes clubes, en selecciones y yo creo que será fácil para él, porque el grupo nuestro es sano y quiere ganar, aprender cosas”, explicó el 10.

Una intención que acompañó Juan Guillermo Cuadrado: “Vamos a ayudarle para ir al Mundial, ese el gran objetivo”.

Esa comunión deberá expresarse en fútbol. A James lo quiere con la libertad que tiene en Everton y sin una camisa de fuerza táctica. Explicó que "es situación de quiénes lo acompañan para jugar como lo está haciendo en Everton o cómo queremos y, de acuerdo a determinados partidos, dónde podemos estimularlo y potencializarlo para el bien de la Selección nacional. No se puede dogmatizar o decir que solamente jugará en una posición. Todos los partidos y los momentos son diferentes".

PRIMER PARTIDO CON PERÚ, COPA AMÉRICA...
En junio debutará contra el penúltimo de la Eliminatoria en Lima. Su cuerpo técnico hace trabajos de video análisis con la base de la Selección y tendrá pocos días para preparar un estreno que resultó más benévolo por los cambios en el calendario.

Perú ocupó el lugar de Brasil. Un alivio por las horas contadas de entrenamiento que tendrá para preparar esa doble fecha con Argentina a bordo en Barranquilla. Sumar los seis puntos, se antoja ideal.

Una semana después arrancará con la Copa América. Jugar como local le suma otra responsabilidad en estos plazos urgentes con los que cuenta. Otro título continental se toma con una responsabilidad natural.

A favor tiene su conocimiento del futbolista colombiano, la experiencia para conducir vestuarios con estrellas y suficientes horas de vuelo en una Eliminatoria compleja.

“Colombia va a ser muy fiel a lo que es el sentir y la sensibilidad del jugador colombiano. En cuanto a la expresión futbolística, independiente de los sistemas, lo importante va a ser armar ese equipo fuerte, consolidarlo y que brinde los resultados que todos queremos”, aclaró en enero.

Amor, compromiso, poco tiempo de trabajo, el abrazo de sus jugadores, poca presencia mediática. 100 días de una nueva etapa que se las arregla para avanzar entre las dificultades.