<
>

La base de la Selección Colombia para 2019

play
Sin Osorio ni Rueda, ¿quién debe ser el DT de Colombia? (1:46)

Andrés Marocco señaló quién cree que va a ser el entrenador de la Selección cafetera para la Copa América. (1:46)

Después de un 2018 agitado, en el que se jugó la Copa del Mundo en Rusia y finalizó el exitoso ciclo de José Pekerman, la Selección Colombia debe volver a poner cabeza y corazón en un nuevo objetivo: la Copa América de Brasil 2019. Ya quedó atrás la despedida de quien refundó a la Tricolor y la condujo a las dos mejores actuaciones históricas en Mundiales. Ahora es tiempo de enfocarse en armar un plantel competitivo para el campeonato continental y también para el comienzo de las Eliminatorias rumbo a Qatar 2022.

Pekerman dejó una base sólida, con varios futbolistas jóvenes de jerarquía y otros experimentados que aún tienen mucho para brindarle al fútbol nacional. La tarea del nuevo entrenador será afianzar esa base y dar un paso más, para disputarle la supremacía continental a Argentina y Brasil, algo que ya hicieron Uruguay y Chile en los últimos tiempos. Es cierto que se perdieron algunos meses de preparación y que todavía no fue confirmado el técnico definitivo, por eso será cuestión de que quien llegue trabaje a conciencia los meses previos a la Copa.

Muchos de los jugadores mundialistas estarán en Brasil. Algunos asumirán roles de mayor liderazgo y otros deberán empezar a ceder protagonismo. Además, hay lugar para la incorporación de nuevos valores, tal como quedó claro con algunas de las convocatorias de Arturo Reyes. Esta es la base de la Tricolor que irá por la gloria continental.

DAVID OSPINA
A los 30 años y afianzado en el arco de Napoli, el antioqueño no solo será el arquero titular en la Copa América, sino también uno de los líderes del grupo. Si no sucede nada extraño, le quedan varios años más en el seleccionado, con el objetivo de Qatar 2022 siempre entre ceja y ceja. Disputará su tercer campeonato sudamericano, a los que le suma dos Mundiales. Está a punto de cumplir los 100 partidos internacionales. Un símbolo de esta generación.

SANTIAGO ARIAS
Le costó la adaptación a Atlético Madrid pero ya es una pieza importante para Diego Simeone. Con 26 años es titular indiscutido en la Selección y lo será también en los próximos años. No hizo una gran Copa del Mundo y buscará revancha en Brasil. Tiene la jerarquía para ser una de las figuras del equipo. Como Ospina, disputará su quinta competencia oficial.

YERRY MINA
Ya es un héroe del fútbol colombiano, aunque parezca apresurado. Sus tres goles en Rusia lo elevaron a esa categoría y nadie podría bajarlo de allí. Además, su carácter y carisma lo convierten en un referente automático pese a sus escasos 24 años. Tardó mucho en debutar en Everton y recién la semana pasada marcó su primer tanto. Defensor moderno, con manejo y capacidad atlética, será un referente en este ciclo rumbo a Qatar.

DAVINSON SÁNCHEZ
Pocas selecciones en el mundo pueden darse el lujo de tener una dupla central como la colombiana. Desde la aparición de Mina en el partido contra Polonia en el Mundial quedó claro que con Davinson forman una sociedad capaz de hacer historia. A los 22 años ya ganó una Copa Libertadores, jugó un Mundial y es titular inamovible de uno de los mejores equipos de Inglaterra. Un verdadero prodigio que ya es un símbolo de la Tricolor.

JEISON MURILLO
Su llegada a Barcelona puede relanzar su carrera. En la Copa América de Chile 2015 hizo su aparición como uno de los mejores defensores del certamen pero luego no pudo afianzarse. Pese a que Colombia ya tiene dos centrales afianzados, el aparte del actual jugador culé puede ser importante. Con 26 años, el mejor momento de su vida deportiva áun está por venir.

JEFFERSON LERMA
Aunque su participación en la Copa del Mundo no fue todo lo buena que se esperaba, en su primera temporada en la Premier League demostró que tiene nivel para ser una alternativa en el centro del campo, por capacidad atlética y también inteligencia táctica. Con 24 años, el actual jugador de Bournemouth puede ser uno de los pilares de la nueva era del seleccionado.

WILMAR BARRIOS
Para muchos, si Boca Juniors ganaba la Copa Libertadores era el gran candidato a ser elegido como el mejor futbolista del año en América. Así de bueno fue su 2018, más allá de la polémica expulsión en el histórico partido ante River. El cartegenero de 25 años es el corazón de Boca y está en la carpeta de algunos de los equipos más grandes de Europa. También quedó en deuda por lo hecho en Rusia y espera pagarla en la Copa América, ya que es el sucesor natural de Carlos Sánchez.

JAMES RODRIGUEZ
No necesita ningún tipo de presentación. Ya es uno de los futbolistas colombianos más grandes de la historia y aún tiene mucho para darle a la Selección. Las lesiones le amargaron su segundo Mundial y eso afectó las posibilidades del equipo, que con él en cancha tuvo sus mejores momentos. En este ciclo será uno de los más experimentados y se espera que se convierta en el líder no sólo dentro del campo sino también fuera. Termina el año con pocas certidumbres acerca de su futuro, pero su participación en la Copa América es una de ellas.

JUAN FERNANDO QUINTERO
Un crack que en los escenarios más complejos demuestra su valía. Tanto en la Copa del Mundo como en la final de la Copa Libertadores fue gran figura y, después de varios años lejos del combinado nacional, regresó con más fuerza que nunca. Quizás deje River y vaya a jugar a China, lo que para muchos podría alejarlo de la Selección. Sin embargo, a los 25 años de edad Juanfer ya es uno de los pilares de este grupo y la sociedad con James promete dar muchas más alegrías.

MIGUEL BORJA
Quizás, la línea ofensiva es la que menos jugadores fijos tiene en la Selección. Es cierto que hay una gran cantidad de buenos atacantes pero ninguno ha demostrado ser inamovible, más allá de Radamel Falcao García, que jugará la Copa América pero está claro que aún no mirará más allá. A los 25 años, el actual centrodelantero de Palmeiras ya jugó un Mundial y está listo para dar el paso hacia la titularidad. Todo depende de su nivel en este semestre, porque todos sabemos que los goleadores deben rendir examen constantemente.

Esta es la columna vertebral en la que se apoyará la Selección Colombia de cara no sólo a la Copa América, sino también a las Eliminatorias para Qatar 2022. Por edad, experiencia, presente y futuro, estos futbolistas están en condiciones de llevar a la Tricolor a lo más alto. Junto a ellos habrá otros nombres, entre los que se destacan Iván Arboleda (arquero, 22 años), Deiver Machado (defensor, 25 años), John Janer Lucumí (defensor, 20 años), Mateus Uribe (mediocampista, 27 años), Jorman Campuzano (mediocampista, 22 años), Luis Díaz (mediocampista, 21 años), Alfredo Morelos (delantero, 22 años), Rafael Santos Borré (delantero, 23 años) y Juan Camilo Hernández (delantero, 19 años). Tampoco faltarán experimentados como Óscar Murillo, Juan Guillermo Cuadrado, Carlos Bacca y Luis Muriel. Entre todos buscarán llevar a Colombia aún más lejos.