<
>

El contrato de Pep Guardiola con el Manchester City está por vencerse. ¿Se quedará?

play
Guardiola dice que Haaland es un "delantero excepcional y gran persona" (0:52)

El entrenador de Manchester City pidió cuidar las transiciones de los Wolves para el partido del fin de semana. (0:52)

No hay nadie en el Manchester City que sienta pánico con respecto al futuro de Pep Guardiola como director técnico de los actuales campeones de la Premier League. Sin embargo, existe la aceptación de que no pasará mucho tiempo antes de que las preguntas vuelvan a surgir.

Guardiola (51 años) se quedará sin contrato en el próximo verano. Sin una nueva renovación, podría dejar el Etihad Stadium tras la conclusión de la actual temporada. El City no tiene reservas con respecto a sus deseos de mantener a Guardiola a cargo de su banquillo, luego de ganar cuatro títulos de Premier League y otros cinco trofeos importantes desde su llegada en 2016. Cuando se le preguntó en agosto pasado si éste podría ser su último año con el club, el ex entrenador del Barcelona y Bayern Munich divagó en su estilo característico.

"No cambiaría mi vida aquí por un segundo", afirmó. "Ya son siete temporadas. Hablamos con el club. A mitad de temporada, a fin de temporada, volveremos a conversar sobre cómo nos sentimos y decidiremos lo mejor para el club".

"He dicho muchas veces que, si ellos quieren, me gustaría quedarme por más tiempo; aunque a la vez, debo estar seguro de ello".

El escenario ideal para el City es encontrarse en una posición para anunciar oficialmente la renovación del contrato de Guardiola durante el parón mundialista de finales de año.

Los encuentros de la Premier League serán suspendidos entre el 13 de noviembre y 26 de diciembre para dar espacio al torneo de Qatar , dejando así un amplio plazo para concluir las negociaciones y estampar la rúbrica. Una confirmación oficial antes del reinicio de la Premier, previsto para el "Boxing Day" del 26 de diciembre, daría punto final a este tema antes de que Guardiola comience a cumplir los últimos seis meses de su contrato, dejando a todos en el Etihad libres para concentrarse en la pelea por el título y las fases decisivas de la Champions League.

De lo contrario, si el asunto persiste durante la segunda mitad del torneo, se convertirá en un problema que el City hubiese preferido evitar. Si los jugadores comienzan a volver de la Copa del Mundo en medio de la incertidumbre sobre el futuro de Guardiola, eso invitaría a hacer preguntas inevitables sobre lo que vendría después, tanto para Guardiola como para el club.

El City necesitaría tiempo para emprender la búsqueda de un nuevo director técnico. Dentro del Etihad hay algunos admiradores del trabajo de Julian Nagelsmann con el Bayern, el ex técnico del New York City Patrick Vieira ha causado grata impresión con el Crystal Palace, y el antiguo capitán del City Vincent Kompany ha disfrutado de un buen inicio de campaña con el Burnley. No obstante, la contratación de un nuevo entrenador sea quien sea, no es un proceso sencillo.

Durante el verano, el presidente del club Khaldoon Al Mubarak aceptó que la posición de Guardiola siempre sería un tema digno de debate, especialmente a medida que se acerca el vencimiento de su contrato.

"Pep nunca se ha quedado tanto tiempo en un club como lo ha hecho aquí, ni en el Barcelona ni el Bayern Múnich", expresó Al-Mubarak durante su acostumbrado discurso de fin de temporada a los seguidores del equipo. "La pregunta es perfectamente válida. Fue perfectamente válida el año pasado, hace tres años, y obviamente, este año. Es una sociedad que ha hecho maravillas a través de los años".

Al Mubarak ha estado antes en esta situación. Guardiola llegó al último año de su contrato anterior al inicio de la temporada 2020-21. En aquel momento surgió la especulación de que el técnico estaba dispuesto a hacer una pausa, al permanecer en Manchester por más tiempo de lo que lo hizo en el Barcelona o Múnich.

A fin de cuentas, Guardiola se quedó en el City, tras el anuncio de un nuevo contrato por dos años en noviembre de 2020. Guardiola mencionó que su relación con el club fue una de las razones fundamentales tras su decisión de quedarse. Y seguramente, volverá a ser un factor importante en esta ocasión.

"Tener esa clase de apoyo es lo mejor que puede tener un técnico", afirmó hace dos años. "Tengo todo lo que posiblemente pueda querer para hacer bien mi trabajo y me siento humilde por la confianza que me han demostrado el propietario, el presidente, Ferrán [Soriano] y Txiki [Begiristain] para proseguir por dos años después de esta temporada".

Gracias en parte a su amistad con Soriano y Begiristain, forjada durante sus años juntos en el Barcelona, Guardiola sabe bien que quizás nunca llegue a tener una situación tan favorable como la que disfruta en el City. Sin embargo, también está profundamente consciente de que sólo es tan bueno como lo son sus jugadores y que su éxito como técnico requiere que la plantilla asuma continuamente las ideas que él desea implementar.

"No es la segunda o tercera temporada. Ya han pasado muchos años y tengo que ver cómo se comportan los jugadores", expresó Guardiola en agosto pasado. "No quiero ser un problema. A veces, cuando extiendes y fuerzas las cosas, no es tan bueno. Así que hay que hacer las cosas y relajarse".

"Estas situaciones ocurren cuando van a suceder de forma natural. Si fuerzas las cosas, no te irá bien. Veremos lo que ocurre durante la temporada y cómo nos sentimos y se tomará la mejor decisión para el club".

Bernardo Silva admitió este verano que trabajar bajo las órdenes de Guardiola puede ser "agotador". Sin embargo, si el inicio de temporada del City nos sirve de indicio, sus métodos siguen funcionando.

Adicionalmente, Begiristain ha logrado reforzar la plantilla al punto de que sólo cuatro jugadores (Kevin De Bruyne, Kyle Walker, Ilkay Gundogan y Riyad Mahrez) son mayores de 30 años. La edad promedio del equipo convocado para la victoria 3-0 en su visita al Wolverhampton Wanderers antes de la última Fecha FIFA era de sólo 26 años; y con jugadores de la talla de Erling Haaland y Phil Foden aún lejos de alcanzar la cúspide de sus condiciones físicas, el City tiene todas las probabilidades de mantener su ciclo de éxitos.

Guardiola no quiere ser director técnico para siempre; sin embargo, tiene ambiciones que van más allá del Etihad. Es probable que se tome una pausa luego de su paso por el City (para viajar, pasar tiempo con su familia y mejorar su golf). Pero no ha descartado asumir las riendas de una selección nacional para disputar un torneo importante. Khaldoon, Begiristain y Soriano, sin embargo, aspiran que Pep mantenga la motivación suficiente para prolongar su ciclo en Manchester durante al menos dos años más.

Sin deseos de trabajar luego de cumplir 60 u 70 años, como lo hicieron Sir Alex Ferguson o Arsene Wenger, el paso de Guardiola por el banquillo eventualmente llegará a su fin. Sin embargo, el City mantiene sus deseos de que hayan asegurado que, por ahora, Pep no quiera estar en ningún otro lugar.