<
>

Patrik Schick marca el gol más largo en una Eurocopa o Mundial desde 1980

play
Reportajes Especiales: Christian Eriksen, sobreviviente de un 'enemigo oculto' (3:27)

El danés recibió la atención inmediata de la mejor forma, para evitar un caso más de muerte súbita en el futbol. (3:27)

Patrik Schick fue la figura de República Checa en la victoria 2-0 sobre Escocia, puesto que marcó los dos goles de su selección, pero sobre todo porque uno de ellos fue desde mediocampo.

El delantero del Bayer Leverkusen tomó un rebote, un balón perdido por el conjunto escocés y, desde mediocampo, casi 50 metros (49.7), ejecutó un tiro fuerte, potente, preciso y colocado que dejó en evidencia al portero David Marshall, fuera de su arco. Un lanzamiento perfecto.

Es el gol más largo en una Eurocopa o la Copa del Mundo desde 1980. Se midió la distancia en yardas y fueron 54, lo que es el equivalente a casi 50 metros.

Solo han transcurrido cuatro días desde el arranque de la competición, unos pocos partidos, y el segundo tanto de Schick ya asoma como el más sobresaliente. Desde ahora se observa que será difícil contemplar uno similar en lo que resta de Eurocopa.

Anotado al inicio de la segunda mitad, en el minuto 51, fue el segundo de Schick y el segundo de la República Checa, que frenó el intento de reacción de la selección de Escocia y que encumbró un arranque de segunda parte más que agitado.

La anotación le valió a Schick innumerables elogios y aplausos, y desde ahora está nominada como la más bella de la competición que todavía no completa ni la primera jornada de las selecciones participantes.

De hecho, la UEFA informó que es el gol con el disparo más lejano de la historia del torneo, desde 49.7 metros. El récord previo correspondía a un disparo desde 38.6 metros, ejecutado por el centrocampista alemán Torsten Frings, en la Euro 2004.