<
>

Bale no sabía cómo lidiar con los silbidos en el Bernabéu

play
Con 'fogonazos', así 'sobrevive' Gareth Bale en el Real Madrid (3:58)

Florentino Pérez y Zinedine Zidane han perdido la confianza en el galés. Su salida forma parte de un plan que traería a Pogba. Sin embargo, históricos momentos aún hacen eco en el club merengue. (3:58)

Gareth Bale, futbolista del Real Madrid, opinó, respecto a los silbidos que ha soportado en sus últimos encuentros con la camiseta blanca, que el Santiago Bernabéu es el mejor sitio para recibirlos y que cuando empiece a hacerlo mejor, estos pararán.

“La primera vez que pasa es un poco desconcertante”, respondió Bale sobre los famosos silbidos en una entrevista con la cadena británica BT Sport.

“No sabía cómo lidiar con ello, pero según me he hecho más mayor, ha pasado alguna vez más y entiendes cómo tienes que lidiar con ello. (El Bernabéu) es el mejor sitio para que te piten si no lo haces bien”, explicó.

“Obviamente tengo que seguir trabajando y demostrar a los aficionados lo que puedo hacer. Al final los pitos pararán y puedes seguir con tu carrera”, añadió.

Bale fue fotografiado riendo y bromeando con sus compañeros de equipo sosteniendo una pancarta en la que se burlaba del Real Madrid, dejándolo como su última prioridad, después de Gales y el golf, “en ese orden”,tras una victoria sobre Hungría en Cardiff que confirmó su calificación para la Eurocopa 2020.

El agente del jugador, Jonathan Barnett, le dijo a ESPN que la bandera y la celebración estaban "destinadas a los medios de comunicación", pero la imagen provocó una reacción furiosa en Madrid, acusando al jugador de 30 años de faltarle el respeto al club y a sus fanáticos.

Bale salió del banquillo contra la Real Sociedad en La Liga el 23 de noviembre para hacer su primera aparición en el club en casi dos meses, ya que anteriormente había estado ausente con una lesión que también se recuperó en el servicio internacional.

Su salida de la banca fue recibida con un torrente de silbidos de una multitud enojada del Bernabéu, que continuó protestando por cada toque, a pesar de un impresionante desempeño en la primera media hora que incluyó la creación del tercer gol de Madrid.

El entrenador Zinedine Zidane pidió a los seguidores respaldar a Bale y al equipo, pero una reacción similar se encontró con su aparición como sustituto contra el Paris Saint-Germain en la Liga de Campeones la semana pasada, en la que golpeó el poste con un tiro libre de último minuto.

Si bien Zidane ha insistido en que espera que Bale sea parte de sus planes "hasta el final de la temporada", se ha especulado sobre un posible traslado de regreso al su ex club Tottenham para unirse al nuevo técnico José Mourinho.

"Tener a Mourinho allí es una declaración sorprendente del club", dijo Bale. "Creo que es un ganador en serie. Tottenham quiere ganar trofeos y no creo que haya una mejor asociación que Mourinho y Tottenham".