<
>

Los planteos de Colombia que desconciertan a Argentina

SALVADOR (Enviado especial) -- "Colombia tiene jugadores de nivel mundial. El otro día leía que su DT fue cambiando, no se sabe con seguridad cuál será su planteo. Se vio cierta característica de juego compacto, de intentar esperar alguna pérdida para salir rapido de contra". Germán Pezzella se perfila para ser titular en la zaga central de Argentina junto a Nicolás Otamendi. El defensor de Fiorentina participó de una conferencia de prensa el jueves y expresó su valoración de la Selección Colombia, rival de su equipo en el debut en la Copa América el próximo sábado.

La impresión de Pezzella y, probablemente, del resto del plantel albiceleste quedó clara: Queiroz probó varios sistemas tácticos, cambió jugadores y mostró un intento de juego directo sin priorizar demasiado la posesión. El nuevo entrenador dirigió cuatro partidos y en todos modificó nombres, es cierto, pero ¿cuántos sistemas en realidad utilizó? Y ¿cuál fue el que mejor funcionó y el que podría presentar en el Arena Fonte Nova?

Son las preguntas que deben hacer todos en Argentina y también que debe tener en cuenta Colombia, para sumar información de cara al debut oficial del nuevo técnico. En cuanto a los futbolistas utilizados, fueron 31, una suma que parece exagerada pero que en realidad representa la única forma de ver dentro del campo todas las posibles soluciones. Incluso, varios se desempeñaron en diversas posiciones, lo que indica una búsqueda de flexibilidad en la idea táctica.

Como afirmó Pezzella, Queiroz cambió su planteo. Contra Japón salió con un 4-2-3-1 fijo y de hecho no tocó a ninguno de los siete jugadores de mitad de cancha para atrás. Al arco fue Camilo Vargas, la línea de cuatro estuvo formada por Helibelton Palacios, Yerry Mina, Davinson Sánchez y Deiver Machado y por delante, en el doble cinco, estuvieron Wilmar Barrios y Jefferson Lerma. En la ofensiva, jugaron Sebastián Villa, James Rodriguez y Luis Muriel, con Radamel Falcao como único punta. De esos once hay tres que ni siquiera están en Brasil (Palacios, Machado y Villa), aunque sí sobrevivió esa idea de equilibrio y salida rápida.

Frente a Corea del Sur se vio un 4-2-2-2, en el que Alfredo Morelos y Duván Zapata compartieron responsabilidades ofensivas. Fue un partido de prueba más que otra cosa, ya que el atacante de Rangers tampoco fue citado para la Copa América y el esquema no funcionó casi en ningún momento. No hubo control del balón, ni sorpresa por las bandas ni juego interior. Sí se vio un doble cinco con posibilidades de sumar minutos en Brasil: Gustavo Cuéllar y Mateus Uribe. El de Flamengo es uno de los preferidos de Queiroz y el de América de México fue figura cada vez que jugó. Por delante, Luis Díaz y Villa no desnivelaron en la individual y por detrás Luis Orejuela y Cristian Borja estuvieron contenidos.

En el choque ante Panamá, ya con el plantel de la Copa América, se vio por primera vez el 4-3-3 que posiblemente se utilice en Salvador. David Ospina al arco, los intocables Mina y Davinson en la zaga y William Tesillo en la izquierda serían titulares ante Argentina, mientras que Santiago Arias estaría en la derecha, en lugar de Steffan Medina. Tesillo siempre jugó como central pero en los dos partidos que le tocó hacerlo como marcador de punta (también ante Perú) tuvo una correcta actuación y cumplió con cada mandato de Queiroz, que lo elogió sin timidez: "Es un reloj suizo”.

En el eje estuvo Barrios, con Cuadrado por derecha y Edwin Cardona por izquierda. Dos interiores bien diferentes, uno con capacidad de gambeta y mejores condiciones para jugar por afuera y el otro con cabeza y corazón de diez. En un partido contra un rival inferior es posible salir con una línea media como esta, pero ante Argentina lo más probable es que aparezca Uribe en lugar de Cardona. Juan Guillermo es clave para este seleccionado, pero en ese lugar pierde posibilidades de lastimar. Entonces, podría jugar como extremo en ese 4-3-3. Allí sí aparecerá su mejor versión.

James Rodriguez partió en el duelo frente a Perú desde la derecha, con el perfil cambiado. Se lo notó incómodo más allá de que tiene la libertad de moverse por toda la zona ofensiva. Su aporte es fundamental más allá de la posición que ocupe y ni siquiera la rigidez táctica que podría buscar Queiroz le quitará responsabilidades de creación. Falcao será el nueve aunque el momento de Duván merezca titularidad y en la otra banda estarán Muriel, Roger Martínez o Cuadrado como se explicó.

Es decir que Pezzella tenía algo de razón en aquello de que "no se sabe con seguridad cuál será el planteo" de Colombia, aunque las pistas están y será cuestión de la Tricolor aprovechar esa incertidumbre y convertirla en sorpresa dentro de la cancha.