<
>

Marsella de Alexis perdió agónicamente y se quedó fuera de todo en Europa

En un partido infartante y con un cierre impensado por cómo se dio el encuentro, Olympique de Marsella, con Alexis Sánchez durante los 90 minutos, cayó por 2-1 ante Tottenham Hotspur y quedó eliminado de Champions League, sin siquiera poder clasificar a Europa League.

Pese a esto, el "Niño Maravilla" jugó uno de sus mejores partidos desde su arribo a tierras francesas, donde no solo fue fundamental en el armado de las jugadas, sino que además tuvo un par de disparos al pórtico de Hugo Lloris.

De hecho, la primera del chileno llegó a los 2' con un cabezazo que pasó muy cerca, en los 7' un defensa desvió su disparo y en los 18', sacó un zurdazo que exigió una buena respuesta del guardameta rival.

Sobre el final de la primera fracción y cuando el elenco inglés había levantado un poco su nivel, Jordan Veretout envió un centro desde el córner y apareció Chancel Mbemba (45+2'), que con un preciso golpe de cabeza colocó el 1-0.

Desafortunadamente para los galos, las "urracas" emparejaron las cifras con un testazo de Clement Lenglet, tras habilitación de Ivan Perisic desde un tiro libre.

Harry Kane falló el 2-1 en los 62' y dos minutos más tarde, el árbitro anuló su conversión por posición de adelanto. Pierre Hojberg (80') probó desde la entrada del área, pero el travesaño evitó que pusiera por delante a su equipo.

En el tramo final del compromiso, Perisic se cruzó para evitar lo que era el gol de Alexis (82') y después, Sead Kolasinac no fue capaz de dar dirección a su cabezazo, desde una inmejorable posición.

Pero en la última jugada del partido, los ingleses armaron un gran contragolpe que Hojberg (90+4') cambió por gol y dejó sin pan ni pedazo al Marsella, que por un momento estuvieron clasificados a octavos de final.

De esta forma, Tottenham terminó en el primer lugar del grupo D con 11 puntos, seguido por Eintracht Frankfurt (10), Sporting de Lisboa (7) y dejó en el último lugar al equipo de Sánchez (6).