<
>

Cada vez más completo: Cardona le agrega gol a su trabajo solidario en Boca

Edwin Cardona fue el mejor de Boca Juniors en la victoria 2-0 frente a Newell’s Old Boys por la quinta fecha del Grupo D en el fútbol argentino. Su juego evoluciona a partir de la intensidad que le agregó a su técnica.

Con dos goles suyos el campeón volvió a ganar y recuperó el liderato de su zona en el torneo local. Su rendimiento tuvo un perfil emotivo porque dedicó el primero de tiro libre a Dalma Maradona, hija mayor del 10, en La Bombonera.

En el plano futbolístico, lo del colombiano fue destacado. Por la izquierda con perfil cambiado ofrece soluciones ofensivas a partir de su control de los tiempos de juego. Esa madurez se manifiesta en que entiende cuando tocar corto, hacer una pausa con la pelota o lanzar pases profundos para la velocidad de los extremos. Su media distancia se fortalece cuando se hace diagonales internas. De frente al arco, es letal con su pegada.

En su regreso a Boca Juniors corrigió lo que antes se le señalaba. Ser influyente cuando está sin contacto con el balón. Presiona para ganar en la segunda jugada cerca del área y ayuda en defensa cuando el equipo retrocede para ponerse en la misma línea de Jorman Campuzano y Nicolás Capaldo.

Esa intensidad lo hizo indiscutible para Miguel Russo. “Tiene dos cosas, trabaja mucho y bien. Da variantes, veremos cuándo lo puedo usar. Conoce Boca, son cosas que antes de traer a un jugador, ponemos en la balanza", explicó el DT cuando se oficializó su fichaje.

Esa nueva versión lo acercó a la Selección Colombia, aunque sin mucho por aportar cuando lo buscaron para dar soluciones ya con las derrotas consumadas por la Eliminatoria.

“A mi juego le sumé intensidad, el fútbol ahora es más físico y le agregué eso. Más pendiente en la recuperación de la pelota. Hay que estar bien siempre físicamente y a disposición del grupo”, expresó el antioqueño.

El domingo anterior se llevó los máximos honores en el primer domingo sin Maradona. Marcó dos goles para el triunfo ante los rosarinos. El primero de tiro libre y el segundo a pura profundidad, dinámica y técnica. Doblete en nueve minutos.

Goleador del equipo junto con Carlos Tévez, Ramón Ábila (todos con dos) lo esperan los octavos de final de Conmebol Libertadores frente a Inter de Porto Alegre. Un buen momento para un jugador cada vez más completo.