<
>

Jake Paul y Tyron Woodley hacen el peso sin payasadas para la pelea del domingo

play
Jake Paul: La gente quiere verme noqueado (1:24)

Jake Paul está consciente de que muchos quieren verlo fallar, pero todavía tiene mucha confianza en que puede vencer a Tyron Woodley en su próxima pelea. (1:24)

CLEVELAND - El tan esperado combate de boxeo entre Jake Paul y Tyron Woodley ya es oficial. Paul, el YouTuber convertido en boxeador, pesó 190 libras el sábado por la mañana en el Hotel Intercontinental para la pelea de peso acordado, que está programada para el domingo por la noche. El ex campeón de peso welter de UFC Woodley pesó 189.5 libras, lo más pesado que ha estado en su carrera en deportes de combate.

Woodley peleó en UFC exclusivamente en 170 libras y estará en desventaja de tamaño este fin de semana. La pelea está programada para ocho asaltos de 3 minutos.

La mayor noticia del pesaje fue que no hubo incidentes. En la conferencia de prensa previa a la pelea del jueves, las cosas se pusieron feas cuando Woodley acusó a un miembro del equipo de Paul de hablar basura con la madre de Woodley. Woodley trató de llegar a su madre a través de una habitación llena de gente e intercambió palabras acaloradas con los miembros del equipo de Paul mientras lo retenían. Las cosas solo se calmaron una vez que Woodley, su familia y su equipo fueron escoltados fuera de la habitación.

Paul ha sido conocido por sus payasadas antes de la pelea. Le quitó el sombrero a Floyd Mayweather en la conferencia de prensa de mayo para la pelea de Mayweather con el hermano de Paul, Logan.

Jake Paul dijo el miércoles que pesaba alrededor de 198 libras y lució un poco agotado en la balanza, pero luego dijo que se sentía bien.

Paul (3-0) se enfrenta a la prueba más dura de su floreciente carrera como boxeador. En su última pelea, noqueó al ex luchador de UFC, campeón de MMA y luchador olímpico Ben Askren en el primer asalto. En noviembre pasado, el nativo del área de Cleveland de 24 años detuvo al ex veterano de la NBA Nate Robinson por KO en el segundo round.

Paul ha dicho que promete ser el nombre más grande del boxeo, aunque es una figura polarizante, encabezando eventos de mucho dinero con una fracción de la experiencia de sus compañeros de boxeo. Tiene un gran número de seguidores entre el grupo demográfico más joven, que lo ha seguido desde que tenía 17 años en Vine, luego en YouTube y ahora en TikTok. También actuó en el programa de Disney Channel Bizaardvark.

Woodley, de 39 años, hará su debut en el boxeo profesional el domingo. Perdió sus últimas cuatro peleas en UFC y terminó su contrato en marzo. Es uno de los mejores peleadores de peso welter en la historia de las MMA, acumulando cuatro defensas del título como campeón de UFC de 170 libras y manteniendo el cinturón de 2016 a 2019.

Woodley estuvo en la esquina de Askren contra Paul. Una confrontación verbal entre Woodley y el equipo de Paul la noche de esa pelea en la habitación donde le envolvían las manos a Paul es lo que ayudó a preparar este enfrentamiento.

También en la cartelera, la boricua Amanda Serrano y la mexicana Yamileth Mercado tuvieron éxito en la báscula, pesando 124 libras cada una. Serrano está defendiendo sus títulos de peso pluma femenino del CMB, OMB e IBO el domingo. Ella es la boxeadora femenina número 3 libra por libra de ESPN.

La pelea entre Tommy Fury y Anthony Taylor ahora será una pelea de cuatro asaltos, no de seis, debido a las reglas del Reino Unido de donde es Fury. Fury es el medio hermano del campeón de peso pesado Tyson Fury y está siendo posicionado para la próxima pelea de Paul. Taylor es un veterano de Bellator MMA y es el compañero de sparring de Paul.