<
>

Expertos debaten el regreso de Óscar De la Hoya, los posibles oponentes y el riesgo para su legado

play
Cinco del Golden Boy en Cinco de Mayo (1:16)

Peleas notables de Oscar de la Hoya alrededor del Cinco de Mayo (1:16)

Oscar De la Hoya anunció el fin de su retiro el miércoles para volver al boxeo competitivo a los 47 años, y la primera pregunta que viene a la mente es: ¿Por qué?

De la Hoya es un boxeador consumado, ganó títulos en seis clases de peso diferentes, capturó una medalla de oro en los Juegos Olímpicos de 1992, fue incluido en el Salón de la Fama del Boxeo Internacional en 2014, tiene una estatua fuera del Staples Center y es uno de los más exitosos promotores del boxeo.

Pero como muchos otros peleadores retirados antes que él, como Roy Jones Jr., Mike Tyson, Floyd Mayweather y muchos otros, De la Hoya extraña el boxeo y está listo para más. Su última pelea fue una derrota por nocaut técnico ante Manny Pacquiao en 2008.

¿Qué tan bueno puede ser De la Hoya a esta edad? ¿Qué tal su legado?

Steve Kim, Timothy Bradley Jr. y Salvador Rodríguez de ESPN lo discuten.


¿Cuál es tu reacción ante el plan de Oscar De la Hoya de regresar al ring?

Kim: No soy fanático de los boxeadores que regresan, especialmente cuando lo hacen mucho después de los 40 años. Para poner esto en perspectiva, cuando George Foreman se convirtió en el campeón de peso pesado de mayor edad en la historia después de sorprender a Michael Moorer en 1994, tenía 45 años. Cuando se jubiló definitivamente en 1997, Foreman tenía 48 años. Esto no parece una buena idea. La última vez que vimos a De la Hoya, se veía rígido contra Manny Pacquiao en una pelea de peso wélter en 2008. Pero para ser justos, no le quedaba nada después de hacer el peso.

¿En cuanto a por qué lo está haciendo? Probablemente esté aburrido. Ciertamente no se trata de dinero. A De la Hoya le ha ido bien económicamente y está previsto que su fortuna dure varias vidas. Pero probablemente ha tenido su ración de golf por ahora y quiere hacer lo mejor que sabe. Es un peleador. En muchos sentidos, no se trata solo de lo que hacen, sino de quienes son.

Bradley: Es extremadamente sorprendente. Creo que está regresando porque entiende que el dinero hoy en día es mucho mayor que cuando reinaba como el boxeador número uno. Óscar tiene un nombre grande en el deporte, ya que sigue siendo relevante como promotor. Otra razón es porque ve el grupo de talentos en su división de campaña. Los boxeadores de hoy carecen de fundamentos y tienen la incapacidad de lidiar con la velocidad y el poder. Incluso a la edad de 47 años, De la Hoya todavía tiene un gancho de izquierda que puede derribar un búfalo.

Rodríguez: Definitivamente estoy sorprendido. Ya escuché que quería hacer una pelea de exhibición con Julio Cesar Chavez Sr. en Tijuana, y que esa podría ser la primera de más exhibiciones, pero no esperaba que regresara para peleas reales. Siempre hay un subidón de adrenalina que los boxeadores solo pueden descargar de una manera, y es subiendo al ring y peleando. Espero que no suba al ring, pero si lo hace, espero que termine bien para él.


¿Qué tan competitivo crees que De la Hoya puede ser?

Kim: Si peleara contra oponentes cuidadosamente seleccionados e hiciera combates de seis u ocho asaltos, podría obtener algunas victorias. La verdadera pregunta es ¿qué tan paciente será De la Hoya al regresar? ¿Participará en algunos combates de puesta a punto para probar las aguas (y su propio cuerpo), o se lanzará directamente a lo más profundo? El proceso aquí será importante.

Probablemente pueda derrotar a los jornaleros, y tal vez incluso a algunos contendientes marginales, pero uno se pregunta cómo resistiría su cuerpo en una pelea de 12 asaltos. Lo más prudente es conseguirle algunos tipos que están subiendo de peso, pesos wélter naturales, que sean golpeadores ligeros y que los suban en la categoría de peso. Pero el boxeo, en el escalón superior, es generalmente un juego de hombres jóvenes. Sus primeros enfrentamientos deben cocinarse con mucho cuidado.

Bradley: Se retiró a una edad decente, 36, y tendría que volver a examinar sus dos últimas actuaciones. El campeón mundial de seis divisiones fue derrotado por Manny Pacquiao en ocho asaltos por nocaut técnico, pero muchos sabían que estaba agotado. De La Hoya venció a un peso junior wélter inflado en Steve Forbes, y en su defensa, Forbes era extremadamente talentoso y hábil. Mirando hacia atrás en su carrera, realmente no puedo decir que fue brutalmente golpeado o noqueado consecutivamente hacia el final. ¿Puede competir? Sí, creo que puede porque la motivación está ahí por una razón que solo él conoce y comprende.

Rodríguez: Puede ser tan competitivo como quiera, si lo hace de la manera correcta. Pero si quiere volver contra uno de los mejores 10 pesos súper medianos o medianos del mundo, definitivamente terminará mal. Será interesante ver si alguna comisión estatal le permite regresar y qué tipo de peleas aprueban para él, aunque su regreso al ring seguramente generará muchas expectativas, independientemente.


¿Quién es un buen oponente para De la Hoya?

Kim: Iré con Ted Cheeseman de Inglaterra, quien recientemente venció a Sam Eggington en una pelea sólida de 12 asaltos en "Fight Camp". Cheeseman tiene un estilo que favorecerá a Óscar, ya que no tendrá que ir tras él. Y aunque Cheeseman aporta un buen conjunto de habilidades, no es un gran golpeador. Nuevamente, estoy pensando de la manera más realista posible en términos de una primera pelea para De la Hoya.

No sería prudente emparejarlo con los actuales monarcas en 154 (Jeison Rosario, Jermell Charlo y Patrick Teixeira), o realista. Y para que cualquiera de estas peleas tenga credibilidad, Óscar debe demostrar que aún puede operar eficazmente dentro del ring contra cierto nivel de oponente.

Bradley: Si vas a hacer algo como esto, tiene que valer la pena. Gennadiy Golovkin es peligroso pero está en la recta final por su edad y el Padre Tiempo lo están alcanzando. No me importaría ver una batalla con Jermall Charlo en Texas o una pelea de box con la estrella de MMA Conor McGregor.

Rodríguez: Dependerá de su objetivo principal, pero hay algunos nombres. Antonio Margarito podría ser un rival muy interesante si quiere regresar. Miguel Cotto, Juan Manuel Márquez o Shane Mosley podrían ser buenos oponentes, si se atreven a volver. James Kirkland podría ser otra opción, y tal vez incluso el ex campeón de peso mediano Sergio "Maravilla" Martínez, quien regresa el sábado.


¿Cómo afectará este regreso a su legado?

play
2:11

Los 10 mejores boxeadores latinos del Siglo XXI

Del 'Golden Boy', a 'Dinamita', a 'Canelo', 10 boxeadores latinos que dejaron su marca de 2000 a 2020.

Kim: Realmente no lo hará, ya es miembro del Salón de la Fama. Lo que suceda de aquí en adelante no puede disminuir lo que ya ha logrado dentro del ring. Solo piénselo: ¿Las dos temporadas de Michael Jordan con los Washington Wizard empañan algo en su carrera?

De la Hoya podría terminar avergonzándose y lastimándose a sí mismo; ese es el riesgo que está tomando. Pero su posición histórica en el juego no corre ningún riesgo.

Bradley: Sí, pero solo si lo noquean o lo golpean brutalmente y lo avergüenzan. Personalmente, me retiré luego de enfrentarme a uno de los mejores nombres de la historia del deporte en Pacquiao. Lo mismo para Óscar. Sería una pena si hubiera algo menos que ese hombre en el currículum de Oscar como su última derrota.

Rodríguez: Su legado no será borrado por nada ni nadie. De la Hoya fue un gran peleador, ganó una medalla de oro, se convirtió en el primer peleador en ser campeón en seis categorías de peso diferentes y entró al Salón de la Fama. Entonces, no, nada puede borrar su legado. Pero debe tenerse en cuenta que Óscar es actualmente un destacado promotor del box y nadie quiere verlo pelear en el ring fuera de forma o contra oponentes sin nombre que puedan atropellarlo.


¿Cuál es su opinión sobre los peleadores retirados que vuelven al ring después de un largo tiempo fuera?

play
0:51

Roy Jones Jr. sabe que Mike Tyson va a tratar de arrancarle la cabeza desde el inicio

Roy Jones Jr. espera que Mike Tyson vaya hacia delante en todo momento en el combate de exhibición del próximo 12 de septiembre.

Kim: Realmente no soy un fan de eso. Todos señalan a Sugar Ray Leonard y su miríada de peleas después de largas pausas, pero cuando se enfrentó a Marvin Hagler en 1987 después de más de tres años fuera del ring, aún le faltaba un mes para cumplir 31 años.

Estos retornos recientes, ya sean asuntos de exhibición o peleas sancionadas, se están llevando a cabo con participantes que tienen entre 40 y 50 años. Cada vez que alguien recibe un golpe, es un riesgo. Es un riesgo aún mayor cuando se trata de aquellos que ya han pasado décadas en el deporte y tienen cicatrices de batalla por años de peleas en el ring y desgaste por el entrenamiento.

Pero parece haber un interés genuino en estos eventos, y tal vez sea una acusación del estado actual de la industria del boxeo, que está tan empantanada por rivalidades promocionales y alianzas de cadenas televisivas. Tyson, Jones y ahora Óscar, son un recordatorio de cuando el deporte estaba en un lugar mejor.

Rodríguez: Los riesgos para la salud siempre son una preocupación en el boxeo. Prefiero la opción de una pelea de exhibición, donde los riesgos están más controlados, a una pelea real. En cuanto al regreso de las leyendas, no tengo ningún problema si es porque extrañan el deporte, o necesitan el dinero o porque es algo que no pueden dejar ir, pero siempre deben asumir los riesgos para su salud y su imagen. Seguro que pueden robarle la atención a una nueva generación de boxeadores, pero eso podría ser solo por una noche, y las estrellas jóvenes deben trabajar más duro y asegurarse de que eso no suceda.