<
>

Foro de boxeadores: Otros deportes que me gustaría jugar y el momento en que supe que era bueno

play
Un video que recopila diferentes sesiones boxísticas muestra a un Mike Tyson imparable a los 53 años (0:17)

Mike Tyson luce imparable a los 53 años, mostrando que todavía tiene su fuerza legendaria y velocidad de manos y golpes en el ring. (0:17)

El boxeo no siempre fue el primer amor para algunos de los mejores peleadores de hoy en día en el ring. El fútbol americano, el baloncesto, el fútbol e incluso el billar están entre los deportes que algunos boxeadores como el campeón de dos divisiones Terence Crawford, la campeona indiscutida de peso wélter Cecilia Braekhus y el monarca interino de peso pluma Xu Cang crecieron jugando.

ESPN habló con varios peleadores sobre el momento en que se dieron cuenta de que eran buenos - y mejor que el resto - en el boxeo, además de qué otros deportes jugaban bien. También le preguntamos qué atletas de otros deportes podrían convertirse en buenos boxeadores.


¿Cuándo supiste que eras bueno en el boxeo y mejor que todos los que te rodean?

Terence Crawford: Sabía que era bueno en el boxeo cuando era niño porque todos los que me conocían me lo decían. Me habían echado del gimnasio y estaba haciendo otros deportes, y todos me decían que era bueno en el boxeo y que tenía que volver al gimnasio. Otra señal fue cuando gané los Ringside Nationals y vi el nivel de competencia que había allí. Todos los boxeadores aficionados destacados estaban en el torneo, y sabía que pertenecía.

Shawn Porter: Siempre supe que era bueno en el boxeo. Estaba en el último año de secundaria cuando decidí ser un boxeador profesional. Creo que en ese momento no tenía el dinero, los fondos para hacer lo que quería hacer. Muchos de los muchachos con los que fui a la escuela tenían autos, en realidad tenían cuentas bancarias que sus familias crearon para ellos, y podían pasar el fin de semana compartiendo, saliendo a comer pizza e ir a fiestas, cosas así. No pude hacer eso porque no tenía el dinero.

Entonces, al salir de la escuela, podía ir a la universidad a jugar fútbol americano o boxear. Me acerqué a mi padre y le dije antes de graduarme que quería ser un boxeador profesional. La historia que le conté es: 'Oye, si juegas al fútbol americano, nunca sabes lo que va a pasar - es posible que otros 10 jugadores no le estén dando la misma cantidad de esfuerzo. Pero en el boxeo, soy solo yo en el ring, eres tú justo en mi esquina. Sé lo que vas a hacer y sé lo que voy a hacer. Así que podemos controlar el mundo del boxeo, no podemos controlar lo que sucederá en un campo de fútbol americano’.

Mi padre dijo: "Muy bien, entonces vamos a los Juegos Olímpicos y luego nos convertiremos en profesionales". Así sucedió todo.

Xu Can: Mi padre era maestro en la escuela elemental. Cuando tenía 5 años, me llevó a su escuela para luchar con sus alumnos. Eran mayores que yo, de 7 u 8 años. Recuerdo que tal vez casi 10 niños me lucharon por turnos, pero los vencí a todos. En ese momento, [mi padre] pensaba que tenía talento para el deporte. Pero para mí, nunca pensé que tenía un talento en el ring. Sabes, no tengo talento para el poder, y perdí dos veces cuando era novato, pero todavía creo que la práctica hace la perfección.

Jerwin Ancajas: Me di cuenta de que era bueno en el boxeo cuando estaba en el gimnasio Amoranto en Davao City, Filipinas. Tenía 9 años en ese momento y mi hermano Jesar me llevó al gimnasio. Entrenaba casi todos los días con otros dos niños mayores que tenían más experiencia que yo. Los vencí a todos, ni siquiera me cansé. Desde ese momento soñé con ser campeón mundial.

John Riel Casimero: Un viernes por la tarde, mientras volvía a casa desde la escuela secundaria, tres hombres intentaron golpearme por razones que desconocía. Mientras peleábamos, la gente miraba y uno de los espectadores era un entrenador de boxeo en nuestro vecindario. Me habló después de la pelea y me dijo que estaba sorprendido de mi habilidad natural para pelear. También me pidió que fuera con él a ver su gimnasio de boxeo y que intentara ser miembro de su establo. Lo rechacé porque estaba oscureciendo y no tenía permiso de mis padres para entrenar como boxeador.

A la mañana siguiente [el sábado], el entrenador fue a mi casa y habló con mis padres pidiéndoles permiso para entrenar con él. Ese mismo día trabajamos algunas habilidades de boxeo en su gimnasio, luego me ofreció la oportunidad de pelear al día siguiente, el domingo, en una pelea de boxeo amateur de tres asaltos en nuestra plaza, con un premio de $20 para los ganadores. Al no tener dinero en el bolsillo, me vi obligado a aceptar.

Ese domingo me hice $20 más rico, y además gané confianza para seguir una carrera en el boxeo.

Cecilia Braekhus: Siempre fui buena en los deportes. Jugué fútbol durante muchos años, esquié y bailé. Pero cuando comencé con el kickboxing cuando tenía 14 años, eso hizo clic de inmediato. Y desde el primer día, cuando fui al gimnasio y lo probé, supe que esto era para siempre.


Si pudieras cambiar a otro deporte, ¿cuál jugarías?

Crawford: Sería fútbol americano porque solía jugar y era bastante bueno. No tenía el tamaño insuficiente, al ingresar a la escuela secundaria, medía 4 pies 11 pulgadas. Tuve un crecimiento acelerado en el grado 11, pero estaba demasiado lejos en el boxeo en ese momento. El principal de la escuela no me dejó cambiar de deporte porque dijo que mi vocación estaba en el boxeo. Dijo que era demasiado bueno en el boxeo y que ese era mi deporte. Siento que hubiera sido un jugador clave en el fútbol americano. Jugué de safety, quarterback y linebacker.

Porter: Football would be the other sport. I was a pretty good football player in high school. I would still like to think that I would start in the NFL, but we'll see. I played all around the field, offense and defense. But I think if I played in the NFL I would be more of a punt and kick returner, as opposed to just being in the backfield and taking the ball. Porter: El fútbol americano sería el otro deporte. Yo era un jugador de fútbol americano bastante bueno en la escuela secundaria. Todavía me gustaría pensar que comenzaría en la NFL, pero ya veremos. Jugué por todo el campo, en ofensiva y defensiva. Pero creo que si estuviera en la NFL jugaría más como un especialista a la hora de devolver patadas, en lugar de solo estar en el backfield y tomar el ovoide.

Ancajas: Baloncesto. Amo mucho el baloncesto. Empecé a ver a LeBron James y me enamoré del baloncesto. Mi estilo es similar al de Allen Iverson y Kyrie Irving. Me veo jugando en la NBA.

Xu: ¿Quizás billar? El billar era mi pasatiempo favorito cuando era niño y a menudo juego con mis amigos por diversión. Pero sé que no seré un jugador profesional. Cuando tenía 12 años, mi padre me llevó a una sala de billar, pero no lo hice [bien]. Él dijo: 'Hijo, es mejor que renuncies a tu sueño porque no tienes el talento'. Honestamente, tampoco creo que tenga el talent necesario.

Mi padre fue el primer tutor en mi carrera. Esperaba que yo pudiera ser un atleta profesional cuando era niño, por lo que estaba dispuesto a desarrollar mi interés en los deportes. Sabía del boxeo por mi padre. Es un gran fanático del kung fu y el boxeo. Cuando tenía 14 años, elegí el boxeo y comencé a entrenar en un gimnasio profesional. A partir de ese momento, el boxeo se convirtió en la parte más importante de mi vida.

Casimero: Elegiré el fútbol. Me encanta el juego, correr y controlar la pelota al mismo tiempo, y mi altura no sería un problema mientras sea bueno en eso. No tengo idea de lo bueno que sería como jugador de fútbol, pero seguramente intentaría ser el mejor.

Braekhus: Jugué fútbol y era bastante buena. Pero me han fascinado los nadadores, su disciplina y su rutina. Además, me encanta el agua, así que diría que nadar. Creo que sería bastante buena porque amo el agua. Si trabajas duro que lo que sea que ames, creo que serás buena.


¿Qué atletas de otros deportes serían buenos boxeadores y por qué?

Crawford: Patrick Beverley de los Clippers. Es muy competitivo. Siempre se mete en la cabeza de las personas y no retrocede ante cualquier desafío.

Xu: LeBron James. Los jugadores de baloncesto tienen buen talento físico, al igual que el [peso pesado] Deontay Wilder. Antes de elegir el boxeo, él era un jugador de baloncesto, pero [solo le tomó] tres o cuatro años para convertirse en un buen boxeador. Más importante aún, él sabe cómo invertir en su cuerpo y siempre tiene una autodisciplina extrema. Por eso creo que si LeBron se convierte en boxeador, podría ser un campeón mundial. En cuanto a un atleta chino, creo que Wu Lei tiene potencial. Es el mejor jugador de fútbol en China. Tiene buena velocidad y resistencia. Además, tiene autodisciplina.

Porter: Lo primero en lo que pensé fue en el baloncesto porque esos tipos suelen ser bastante rápidos y evasivos. Entonces diría un base o escolta de la NBA. Creo que podrían hacerlo (con éxito) en el boxeo simplemente porque son rápidos en sus pies y tienen que tomar decisiones rápidas. Así como tenemos que controlar el ring, ellos controlan la cancha.

Ancajas: Cualquier luchador de MMA. Nacen para ser salvajes y para ser guerreros. Son muy buenos a la hora de golpear y ya saben cómo absorber golpes.

Casimero: Creo que cualquier atleta de alto calibre de otro deporte puede sobresalir en el boxeo si el atleta tiene el corazón y el coraje de un boxeador de calibre de campeonato. Por ejemplo, los jugadores de baloncesto a menudo enfrentan batallas difíciles durante sus juegos y nunca retroceden. Se habrían convertido en campeones de boxeo.

Dennis Rodman y Shaquille O'Neal calificarían porque son enormes, fuertes y agresivos y no tienen miedo de recibir o infligir daño físico durante el juego.

Michael Jordan y Kobe Bryant también podrían haberse convertido en campeones del mundo porque son atletas súper talentosos que trabajan muy duro para perfeccionar sus movimientos y contrarrestar los movimientos del oponente. Ellos tienen la mejor ética de trabajo.

Braekhus: Entrené con algunos jugadores y jugadoras de balonmano y son muy fuertes, son físicos y tienen buena parte superior del cuerpo, con manos fuertes. Las jugadoras de balonmano toman el boxeo sorprendentemente bien. He tenido sesiones de entrenamiento con ellas y tienen un buen golpe.

Y creo que una persona como LeBron James sería buena en cualquier cosa. Creo que sería un gran boxeador de peso pesado.