<
>

Buddy McGirt: Deontay Wilder puede derrotar a Tyson Fury si ...

play
Wilder promete, de forma apasionada, que volverá (1:33)

Deontay Wilder dejó saber a sus fans que no 'irá a ninguna parte y no se rendirá' tras su derrota ante Tyson Fury. (1:33)

Mientras Buddy McGirt observaba la revancha entre Deontay Wilder y Tyson Fury, se le ocurrió una idea.

"Le señalé a mi esposa en el segundo asalto, dije: 'algo no está bien'".

McGirt dijo que pensaba que Wilder parecía inestable, sus piernas no estaban debajo de él. Parecía bastante endeble. Wilder sería derribado en el tercero y quinto asalto, y finalmente fue detenido por Fury en el séptimo.

Entrando a la pelea, todos esperaban una pelea intrigante y equilibrada. En cambio, fue una destrucción unilateral.

McGirt, ex dos veces campeón del mundo, tiene una comprensión aguda de lo que le pasó a Wilder.

"He recorrido ese camino cuando no estas bien o simplemente no es tu noche", dijo McGirt. "Pero algo no funciona y al final del día es, 'OK, ¿tengo que aguantar esto por 12 asaltos?'".

Desde esa derrota, muchos han pedido que Wilder haga cambios en su esquina. Wilder ha estado con los entrenadores Jay Deas y Mark Breland desde que comenzó a boxear a los 19 años. Juntos ganaron el título peso pesado del CMB, lo defendieron 10 veces y estuvieron invictos en 43 combates hasta la derrota ante Fury.

"Wilder trajo mucha emoción a la división, y al boxeo, con ese poder de un solo golpe", comentó McGirt. "Puede terminar una pelea en cualquier momento con ese golpe, no importa si está arriba o abajo, él trata de seguir conectando ese golpe".

Por ahora, nadie que represente a Wilder ha llamado a McGirt para pedirle ayuda. Pero si esa llamada llega, él será todo oídos.

Así es como McGirt abordaría el entrenamiento para Wilder antes de su tercera pelea contra Fury, que está programada para el 18 de julio.


Mejorar la defensa con detalles pequeños

McGirt dijo que Wilder no necesita demasiado trabajo para arreglar lo que parece ser uno de sus problemas.

"Son solo pequeños ajustes menores, nada importante", dijo McGirt sobre la defensa de Wilder. "Solo cosas menores que los boxeadores tienden a olvidar. Hay cosas que sé que pueden corregir".

"Necesita usar más su condición física como atleta. Voy a guardar mis secretos para mí mismo, pero solo voy a decirte esto: son pequeñas cosas en las que necesita ajustes. Hace esos ajustes, nadie lo estará golpeando".

¿Qué hay de la tendencia de Wilder a mantener la barbilla alta y el codo izquierdo bajo?

"No voy a responder eso", dijo McGirt con una sonrisa. "Pero creo que una cosa que hace es confiar demasiado en su poder. No lo configura como debería".


Mantener la distancia y disfrazar la mano derecha

McGirt dijo que Wilder necesita mejorar su habilidad para mantener la distancia y poder configurar constantemente su poderosa mano derecha. Muchas veces durante la revancha, Fury sofocó a Wilder cuando se acercó a él, lo que afectó la capacidad de Wilder para lanzar su arma preferida. La mano derecha ha sido un activo de confianza para Wilder, pero para que sea efectiva, McGirt cree que debe asegurarse de que los oponentes no sepan que vendrá.

"Él tiene dos manos, ¿no?" McGirt dijo con una sonrisa. "Entonces, si una no funciona, tiene que usar la otra, luego juntarlas hasta que lo descubras. Tiene que hacer diferentes cosas para disfrazar esa mano derecha".


Muéstrale lo que quieres que haga

McGirt dijo que cree que los entrenadores deberían poder hacer lo que le piden a su boxeador. "La clave es esta: si le dices algo a un boxeador, debes poder mostrarle y decirle por qué", dijo McGirt. "La mayoría de los hombres en el boxeo no pueden hacer eso. Quiero decir, pueden decirle a un hombre qué hacer, pero si el boxeador les dice: '¿Por qué?' y lo mira, ¿qué va a decir?”. "Si nunca has estado allí, nunca lo has hecho, lo siento, no me importa lo que digan. Si no has estado allí, puedes decirlo, pero no puedes hacerlo y no puedes enseñarlo. Si no has estado en las trincheras como boxeador, y miras a tu peleador y él está en las trincheras, ¿cómo demonios vas a decirle cómo sobrevivir?”.


Construir un esfuerzo colaborativo

"Personalmente creo que Mark Breland está haciendo un gran trabajo con él. No creo que deba despedir a Mark. Creo que debería quedarse con Mark", dijo McGirt. Breland ha sido elogiado tanto como ha sido criticado por tirar la toalla en nombre de Wilder para poner fin a la pelea.

"Mark necesita otro par de ojos allí para ver las pequeñas cosas porque Mark ha hecho un gran trabajo con él. Ha hecho un gran trabajo, pero es como cuando Eddie Futch estaba entrenando a Larry Holmes, y cuando se preparó para Gerry Cooney, trajo en Ray Arcel ", dijo McGirt, refiriéndose a una pelea en la que Holmes detuvo a Cooney en el 13er. asalto de una pelea programada a 15 para retener su título mundial del CMB. "Raramente encuentras ese tipo de unidad en el boxeo cuando se trata de entrenadores porque todos quieren ser el jefe. Pero no se trata de ser el jefe. Al final del día, se trata de ayudar a tu peleador a obtener la 'W' porque ganas como equipo".

McGirt dijo que él y Breland ya han trabajado juntos en el entrenamiento de Brian Adams y Vernon Forrest.


Vigila el peso de Wilder

McGirt encontró extraño que Wilder llegara a 231 libras para la revancha de Fury. Wilder pesó 212.5 en su primera pelea (diciembre de 2018), luego 219.5 en su segunda pelea con Luis Ortiz en noviembre pasado.

"Más grande no es mejor", dijo McGirt. "La gente siempre piensa eso, pero no es mejor. Todos se enfocaron en que Tyson Fury llegó más pesado. No es el hombre más grande el que va a ganar la pelea, es el mejor hombre y el más inteligente. No es el tamaño del perro en la pelea, pero el tamaño de la pelea en el perro”.

"Tyson Fury puede pelear. Él puede pelear, [pero] ¿ganó el mejor peleador esa noche? Ehhh".

Desde el punto de vista de McGirt, aumentar la masa muscular no aumentará el poder de golpe natural de un boxeador como Wilder.

"Estos muchachos obtienen entrenadores de fuerza y acondicionamiento que dicen: 'Oh, voy a hacerte más grande y más fuerte'", dijo McGirt. "Está bien, pero ¿eso significa que serás mejor? Te preguntas si, con Fury haciendo un punto para decirle a alguien que escuchara [antes de la pelea] que vendría a más de 270 libras, se metió un poco en la cabeza de Wilder”.

"Así que si ese disfraz era pesado o no, yo personalmente creo que a veces en una situación en la que él estaba, uno comienza a buscar cosas. Simplemente creo que al final del día, él sabe cuándo sonó la campana, que no estaba listo, algo estaba mal. Sea lo que sea, solo él lo sabe, y Dios sabe".


Asegúrese de que Wilder esté listo, física y mentalmente

La tercera pelea entre Fury y Wilder está contratada para julio, pero esa línea de tiempo es incierta debido a la pandemia de coronavirus. Debido a los escenarios extraños para el entrenamiento y el tiempo, ¿debería Wilder ir directamente a otra pelea con Fury?

"Debe asegurarse de que cuando comience el campamento de entrenamiento, su cuerpo vuelva a donde debería estar", dijo McGirt. "A veces, si pierdes una pelea así, si te enfrentas a alguien más en el medio, nunca obtendrás lo mejor de tu boxeador. Porque a veces solo tienen una cosa en mente: el tipo que simplemente los venció y cómo te golpearon”.

"Así que físicamente se trata de cómo va a ser. Si está bien físicamente, eso lo mejorará mentalmente".

¿McGirt cree que Wilder puede ser la misma fuerza que era antes?

"Siento que si alguien va a derrotar a Fury, será Deontay Wilder".