<
>

Teófimo López frustrado esperando acuerdo con Vasiliy Lomachenko

play
Teófimo López dispuesto a pelear con Lomachenko en cualquier lugar (1:10)

El estadounidense, de origen hondureño, es optimista de que una pelea con Vasiliy Lomachenko sucederá en 2020. (1:10)

El campeón de peso ligero de la FIB, Teófimo López, dejó en claro que un enfrentamiento con Vasiliy Lomachenko (que posee los títulos "franquicia" de la OMB, la AMB y el CMB) es la pelea a la que apunta. La fecha objetivo era el 30 de mayo en el Madison Square Garden en Nueva York, pero con los eventos deportivos en todo el mundo pospuestos debido al coronavirus, parece que esa pelea se pospondrá para una fecha posterior.

Pero incluso antes de que el boxeo comenzara a detenerse, López (15-0, 12 KO), quien ganó su cinturón en diciembre al derrotar a Richard Commey en dos asaltos, estaba perdiendo la paciencia con Lomachenko.

"Estábamos esperando, particularmente a Loma y su equipo para la pelea", dijo López a ESPN el jueves por la tarde. "Creo que estaba difícil con ciertas cosas, en términos de la negociación. Quería una parte mayor de la bolsa, quería un porcentaje mayor, tal y tal".

López continuó: "Así que fue bastante de un lado al otro en las charlas, ahora esto sucedió, y aparentemente enviaron a Loma de regreso a Ucrania, de vuelta a casa. Así que no sé, sinceramente, estoy frustrado por todo esto y por cómo manejó las cosas y cómo las está haciendo".

Para López, esta sería una pelea definitoria en su joven carrera, que comenzó en noviembre de 2016, y un enfrentamiento que ha sido profetizado por su padre franco y bullicioso, Teófimo Sr.

"Trato de hacer que estas peleas sucedan para los fanáticos, los fanáticos son los que ganan al final del día. Pero, sinceramente, no vamos a esperar a este tipo", dijo el nativo de Brooklyn, Nueva York. "Le dimos todo lo que necesita y todo lo que quiere y ahora se queja de Nueva York, la quiere en Las Vegas, la quiere en Cali. Ha sido fastidioso”.

Egis Klimas, quien representa a Lomachenko, confirmó que su cliente estuvo en Oxnard, California, del 7 al 16 de marzo antes de regresar a casa: "Está trabajando y preparándose para lo que sea que suceda. Estamos esperando un acuerdo".

López, de 22 años, está creciendo rápidamente fuera de la división de peso ligero, y ha dejado en claro que sus días en las 135 libras están contados.

"No voy a estar allí como un pato sentado, esperándolo", dijo. "Obviamente, he dicho durante un tiempo que quiero subir a 140, y eso todavía está en mi mente. Lo único que evita que eso suceda y exista es la pelea de Loma. Si no sucede, no ocurre, no depende de mí. Simplemente es difícil en momentos como este debido a cómo funcionan las cosas y cómo están las cosas".

Pero Klimas insistió: "Creo que todo está acordado de nuestro lado, solo estábamos esperando en un lugar".

El manejador admitió que estaba muy disgustado por las tarjetas de puntuación entregadas contra Vladimir Nikitin cuando se enfrentó a Michael Conlan en el MSG la misma noche que López ganó su título, y prometió inmediatamente no traer otro boxeador a Nueva York. Desde entonces ha cambiado su tono.

"Podemos pelear contra [López] en su habitación", dijo Klimas, quien dejó en claro que la razón por la cual Lomachenko voló a Estados Unidos a principios de marzo fue para comenzar a prepararse para el 30 de mayo.

Por ahora, tanto Lomachenko como López son como cualquier otro boxeador, marginados y esperando noticias sobre cuándo pueden reanudar sus carreras.

"Cuando cancelaron el 14 de marzo para Shakur Stevenson, y cancelaron el 17 de marzo para Mick Conlan, fue cuando pensé: 'Soy el siguiente. Estamos bastante seguros, somos los siguientes''', comentó López con respecto a su cita: "Y no estamos cancelados, sino que prácticamente estamos detenidos hasta nuevo aviso".

"Esta cosa del coronavirus arruinó muchas cosas, no solo en el boxeo, sino también en la NBA, en todos los deportes y, en general, en todas partes. Así que esto es algo muy serio, obviamente, y con suerte las cosas mejorarán".

Bob Arum, quien promueve ambos boxeadores, dijo que realmente no tiene actualizaciones en este momento.

"Digo, no soy un genio, no hay respuestas porque no voy a decir algo por decir algo", dijo Arum. "No hay respuestas porque no sé. No voy a inventar cosas para hacer feliz a la gente".

Top Rank, como cualquier otra casa de promoción en el deporte, se ha visto obligado a posponer toda una lista de peleas que eventualmente tendrán que reprogramarse.

"Si comenzamos a planificar para junio, ¿quién sabe si habrá junio? ¿Qué hacemos con mayo? No lo sabemos", dijo Arum. "Así que planear y decirles a los muchachos que comiencen a prepararse como si fueran a pelear en mayo, es contraproducente porque no lo sabemos".

Arum agregó: "Somos un pequeño engranaje en toda esta rueda. Si la NBA no sabe, si Major League Baseball no sabe, ¿cómo demonios sabemos nosotros?".

Cuando las cosas se reanudan, López está ansioso por volver a poner en marcha su carrera.

"Esto es 2020, y aún no he peleado, y ya estamos en marzo, y peleé en diciembre", dijo López. "Estoy tratando de pelear al menos dos o tres veces este año, y ¿quién sabe cuánto durará este virus y cuánto durará esta situación y nos retrase?”.

"Todo esto, sinceramente, veamos, realmente no puedes hacer mucho en momentos como este. Es impredecible. Realmente tienes que sentarte y esperar”.