<
>

Un deseo para el nuevo año: 20 peleas que queremos ver en 2020

play
Diez peleas que definieron la década (1:43)

Repasamos algunos de los combates que hicieron las primeras planas los últimos 10 años (1:43)

Otro año pasó a la historia y en lo que respecta al deporte del boxeo, el 2019 fue ciertamente un año memorable. Si bien no pudimos ver todas las peleas que quisimos (lamentablemente, eso nunca sucede), en la mayor parte de los casos, el boxeo cumplió.

No tuvimos escasez de candidatas legítimas al título de “pelea del año” y se demostró una vez más que cuando ponemos a enfrentar a los mejores boxeadores del deporte, ocurren cosas buenas dentro del cuadrilátero.

Por eso, mientras nos aprestamos a iniciar el 2020, la esperanza radica en que el boxeo nos de otros 12 meses memorables de combates. He confeccionado una lista de 20 enfrentamientos que harían dicho sueño realidad.


Vasily Lomachenko vs. Teófimo López

Este podría ser un caso que demuestra que hay que tener cuidado con lo que se desea, ya que López (aunque en mayor medida su padre bullicioso) ha ido en línea recta hacia Lomachenko en los últimos años y ya lo tienen. López (15-0, 12 KO) capturó el título de los pesos ligeros de la IBF de forma enfática al despachar a Richard Commey el pasado 14 de diciembre en el Madison Square Garden deteniéndolo de manera enfática. Fue una forma perfecta de armar el escenario para este combate a disputarse en la primavera.

Actualmente, Lomachenko (14-1, 10 KO) es el campeón unificado de los pesos ligeros, con los títulos de la OMB y AMB. Asimismo, Lomachenko es el “campeón franquicia” del CMB.

Lomachenko-López es una batalla entre uno de los púgiles prominentes de esta generación y uno de los peleadores jóvenes más talentosos que nos ofrece actualmente el mundo del boxeo. Muchos consideran que esta pelea está llegando de forma algo prematura para López. El grupo de López cree que se produce en el momento preciso.


Naoya Inoue vs. John Riel Casimero

Inoue (19-0, 16 KO) ha ganado notoriedad como uno de los mejores boxeadores del planeta y recientemente capturó el Trofeo Muhammad Ali al imponerse a Nonito Donaire a principios de noviembre para ganar el torneo de peso gallo de la World Boxing Super Series. Inoue, quien ostenta los títulos de la AMB y FIB, está vinculado ahora con la promotora Top Rank y su primer par de peleas este año se llevarían a cabo en los Estados Unidos.

Casimero (29-4, 20 KO) ha sido campeón mundial en tres ocasiones y cuenta con un golpe bastante pesado. Noqueó a Zolani Tete el pasado 30 de noviembre para alzarse con la corona de la OMB y es el consumado ‘road warrior’, tras ganar varios combates en siete países diferentes. Y está más que dispuesto a enfrentarse a “El Monstruo” … donde sea.

A pesar de todos sus dones ofensivos, Inoue mostró algunas carencias defensivas contra Donaire y sufrió una cortada por encima de su ojo derecho. Inoue sería favorito contra Casimero, pero deberá tener cuidado con lo que le tire su rival durante todo el combate.


José Ramírez vs. Josh Taylor

Actualmente tenemos dos campeones unificados en las 140 libras. José Ramírez detuvo a Maurice Hooker en seis asaltos a finales de julio pasado para consolidar los títulos del CMB y la OMB, y lo hizo en el patio de Hooker en Dallas para lograr el objetivo. Ahora Ramírez irá en febrero hasta China para verse las caras con su rival obligatorio del CMB Viktor Postol.

Taylor (16-0, 12 KO), dueño de los cinturones de la AMB y FIB, se hizo con una victoria por decisión mayoritaria sobre Regis Prograis en una de las mejores peleas de 2019 en las finales del torneo de peso junior wélter de la World Boxing Super Series. El zurdo oriundo de Escocia superó a Prograis de forma consistente con sus golpes a mediados de la pelea, y fue capaz de mantener su nivel peleando por dentro cuando fue necesario. Taylor es un púgil sumamente confiado que puede ser fino desde afuera y rudo en momentos en los cuales está cerca de su rival.

Tanto Ramírez (25-0, 17 KO), de 27 años, como Taylor, 28, se encuentran en la cúspide de sus respectivas condiciones físicas, pero bien podrían aumentar de peso pronto y ascender a las 147 libras. Me gustaría ver a ambos poner sus invictos y todos los cinturones en juego. Sus estilos diferentes harían de esta una pelea imperdible.


Manny Pacquiao vs. Shawn Porter

“Pacman” consolidó aún más su estatus de leyenda en el verano pasado al propinarle a Keith Thurman su primera derrota para ganar el cinturón wélter de la AMB. A los 41 años, Pacquiao (62-7-2, 39 KO) sigue siendo un púgil formidable y mantiene nivel de élite. Se requerirá de otro gran boxeador, o uno dispuesto a asumir riesgos consistentemente, para superarlo.

Porter (30-3-1, 17 KO) es un púgil que nunca se aleja del contacto y no tiene miedo de jugárselo todo. En septiembre pasado, Porter presionó a Errol Spence Jr. como nunca había sido presionado, aunque terminó perdiendo una decisión dividida. A pesar de la derrota, Porter se ganó un nivel de respeto que le esquivó anteriormente. Porter es esa clase de boxeador que simplemente te incomoda en el cuadrilátero, y sólo la élite de este deporte (Kell Brook, Thurman y Spence) logró superarle.

Si bien Manny tendría ventaja en lo ofensivo y en lo que respecta a sus destrezas en general, ¿quién ha tenido un combate fácil con Porter?


Terrence Crawford vs. Manny Pacquiao

Muy bien, admitimos que esta es una pelea con pocas probabilidades de que se concrete, tomando en cuenta que Bob Arum no pudo hacerlo cuando ambos eran promovidos por Top Rank. A pesar de ello, Crawford-Pacquiao sigue siendo un enfrentamiento de púgiles de élite en el peso wélter: actualmente están ubicados en el segundo y tercer lugar, respectivamente, del ranking de ESPN.

Crawford, campeón en tres divisiones distintas, es considerado uno de los peleadores más versátiles y adaptables de este deporte. Es sumamente hábil para desarmar a sus oponentes desde una posición ortodoxa y zurda. Tal como lo demostró en su última pelea contra Egidijus Kavaliauskas, Crawford es uno de los púgiles más intratables del boxeo, al superar a “The Mean Machine” en nueve asaltos para retener su faja de la OMB.

Pacquiao demostró que la edad es apenas un número en su victoria sobre el joven mequetrefe Thurman en julio pasado. No, Pacquiao no es aquel torbellino que vimos entre 2009 y 2012, cuando consiguió un ciclo histórico y arrolló en distintas categorías de peso, pero sigue siendo un boxeador letal y altamente efectivo.

“Pacman” sigue haciendo historia y Crawford sigue buscando esa victoria que lo convierta en toda una estrella.


Terrence Crawford vs. Shawn Porter

Se han dicho muchas cosas con respecto a la factibilidad de esta pelea. Pero Crawford y Porter han dejado en claro que no dependerá de que Bob Arum y Al Haymon lleguen a un acuerdo (algo que raramente sucede), sino que dos amigos puedan conseguir un entendimiento y asegurarse de que esta propuesta valga la pena.

En caso de que se concrete, Crawford no se limitará a intentar superar a un Porter que siempre es complicado. Buscará superar los esfuerzos de Kell Brook, Keith Thurman y Errol Spence, quienes han sido hasta ahora los únicos hombres capaces de vencer a Porter. Un asalto aquí u otro por allá y Porter (30-3-1, 17 KO) podría estar invicto. ¿Sera “Bud” el primero que descifre de verdad el estilo físico y luchador de Porter?

Si bien Porter viene de sufrir una derrota, esta se produjo en una reñida decisión contra un Spence altamente cotizado, lo cual aumentó su apreciación a pesar del resultado final. Porter es un púgil duro. No siempre es elegante o refinado en su estilo, pero es cierto que se ha ganado su puesto en la élite del boxeo en la categoría de las 147 libras con sendas victorias sobre Devon Alexander, Paulie Malignaggi, Adrien Broner, Andre Berto y Danny García.

¿Acaso los amigos terminarán siendo enemigos?


Daniel "Danny" Román vs. Emanuel Navarette

Por un motivo u otro, a pesar de ser miembro del pequeño grupo de boxeadores que han unificado títulos, Román (27-2-1, 10 KO) no recibe tantos elogios o respeto como el resto. A pesar de ello, es uno de los peleadores más completos de este deporte. Lo único que no logra al máximo nivel es golpear con poder. Aparte de ello, Román cuenta con un arsenal completo y gran entendimiento a la hora de controlar distancias y espacios, y es capaz de escenificar peleas del agrado de la afición. Eso fue lo que consiguió nuevamente al derribar en dos ocasiones a un rudo TJ Doheny a finales de abril en ruta a conseguir una victoria por decisión mayoritaria en un combate de unificación.

Navarette (29-1, 25 KO) representa uno de los emparejamientos más difíciles de todo el boxeo, porque con sus 5 pies y 7 pulgadas de estatura, no solo es inusualmente alto para su peso, sino que cuenta con un largo alcance para complementar su estatura. Y Navarette no es tímido a la hora de soltar sus manos. Desde que se impuso a Isaac Dogboe para alzarse con el título de las 122 libras de la OMB en diciembre pasado, sus esfuerzos posteriores se han caracterizado por un dominio cada vez mayor.

Si bien Román es dueño de dos de las fajas principales (AMB y FIB) es Navarette, quien ostenta el título de la OMB, al que muchos consideran como el mejor de esta división. La estatura y actividad de Navarette lo harían el favorito; no obstante, Román cuenta con un historial de reducir a rivales con mayor estatura que él.


Vergil Ortiz vs. Maurice Hooker

Ortiz (14-0, 14 KO) está en una lista muy corta de los mejores prospectos jóvenes del mundo después de la forma en que superó a los veteranos veteranos Mauricio Herrera, Antonio Orozco y Brad Solomon en 2019. Es un muchacho que va a lugares, y va rápido. En el 2020, Ortiz debería tener oponentes más duros, ya que su promotor Golden Boy busca subirlo en el ranking de peso wélter.

Hooker (26-1-3, 17), el ex campeón de las 140 libras de la OMB, es un boxeador experimentado que ha estado a nivel mundial. Podría haber crecido fuera de la división de peso junior wélter y su cuerpo podría ser mucho más adecuado para 147. Te preguntas qué tan rápido GBP apretará el gatillo en tal pelea.

Ortiz-Hooker sería una batalla de dos boxeadores del área de Dallas, y sería natural que se celebre en esa ciudad.


Canelo Álvarez vs. David Benavidez

Parece bastante claro que los días en que Canelo era un peso mediano han terminado, después de detener a Sergey Kovalev en noviembre por el título de 175 libras de la OMB. No, eso no significa que Álvarez (53-1-2, 36 KO) sea un peso semipesado en propiedad ahora, y de hecho, recientemente dejó ese cinturón vacante. Pero dado su estatus de estrella y poder económico, básicamente tiene la opción de pelear en el ‘peso Canelo’, que es básicamente cualquier peso o peso pactado que elija.

Y pelear en el peso súper mediano, como lo hizo el año pasado al superar a Rocky Fielding, parece ser un buen término medio para la estrella mexicana de 29 años, que está en su mejor momento. En el campeón de las 168 libras del CMB, David Benavidez (22-0, 19 KO), se enfrentaría a uno de los monarcas más jóvenes del boxeo (22), pero también a un boxeador versátil con un vasto arsenal ofensivo.

Este sería un gran enfrentamiento de estilos y habilidades, donde Álvarez podría reclamar otra victoria impresionante y Benavidez podría convertirse en una estrella legítima por derecho propio.


Anthony Joshua vs. el ganador de Wilder-Fury II

Joshua cobró venganza y recuperó sus cinturones el 7 de diciembre al vencer a Andy Ruiz Jr. en su revancha en Arabia Saudita. No, no fue necesariamente el esfuerzo más impresionante, pero fue limpio y eficiente. Cuando todo estuvo dicho y hecho, Joshua una vez más tuvo posesión de los títulos de peso pesado de la OMB, la AMB y la FIB. A pesar de tener el mejor currículum en la división de peso pesado, puede que no sea el mejor en esta categoría de peso. Pero no se puede negar que Joshua es su mayor atractivo.

El 22 de febrero, el monarca de peso pesado del CMB, Deontay Wilder (42-0-1, 41 KO) y el campeón lineal Tyson Fury (29-0-1, 20 KO) tienen previsto reunirse para el segundo capítulo de su rivalidad. En el 2018 pelearon en un empate dividido disputado. Ahora tienen la oportunidad de resolver su serie y declarar su caso como el mejor hombre grande del planeta.

Quien gane esta pelea debe enfrentarse a Joshua para consolidar la división más grande del boxeo. Cualquiera de los posibles emparejamientos es intrigante. ¿Podría Joshua superar a Wilder y evadir su mano derecha durante 36 minutos? ¿Volvería a ser más agresivo contra Fury, que es el boxeador más natural?

Ya veremos.


Miguel Berchelt vs. Jamel Herring

Creo que Berchelt (37-1 33 KO) es el mejor boxeador de 130 libras en el planeta. El actual campeón del CMB tiene seis defensas exitosas y posee un conjunto sólido de victorias que incluye a Francisco Vargas (dos veces), Takashi Miura y Miguel Román. Berchelt atropelló recientemente a Jason Sosa en un paro de cuatro rounds. Berchelt es una máquina de tirar golpes que deja que sus manos vayan libremente mientras enjambre a sus enemigos en un torrente de cuero.

Y tal vez sea Herring (21-2, 10 KO) quien pueda neutralizar el enjambre y el ataque acelerado de Berchelt. Herring, quien actualmente es el campeón de peso junior ligero de la OMB, es un zurdo alto y alto que entiende bien el ritmo y la distancia. Cuando Herring venció a Masayuki Ito por decisión unánime en mayo para ganar el cinturón, Berchelt estaba en la audiencia con el plan de enfrentar al ganador.

Berchelt-Herring sería un clásico y entretenido contraste de estilos.


Mikey García vs. Regis Prograis

El peso óptimo de García es 140 y hay varias opciones viables para él. Fue blanqueado en 12 asaltos en una derrota contra Spence en marzo en el peso wélter, y aunque puede haber superado ya las 135 (o ya no tiene el deseo de hacer ese peso), el peso junior wélter proporciona un punto medio razonable para García (39-1, 30 KO), que ha ganado títulos mundiales en peso pluma, junior ligero, ligero y junior wélter. García comenzará su 2020 enfrentando a Jessie Vargas el 29 de febrero en peso wélter, pero bajar a 140 podría beneficiarlo a largo plazo

Prograis es un boxeador/golpeador de élite que viene de una difícil decisión perdida ante Josh Taylor. Prograis (24-1, 20 KO) emplea una agresión inteligente e inteligente y tiene un conjunto sólido de fundamentos. Su estilo encajaría muy bien con las tácticas de contragolpe de García, quien es un francotirador.

Este sería un enfrentamiento intrigante entre dos boxeadores que salen de derrotas de alto perfil


Leo Santa Cruz vs. Óscar Valdez

Este es un emparejamiento entre dos antiguos campeones de peso pluma que ahora están haciendo campaña en 130. Santa Cruz (37-1-1, 19 KO), en un momento, era un favorito de los fanáticos con un calendario activo y un estilo entretenido. Pero en los últimos años ese sentimiento ha disminuido. Hubo un aburrimiento palpable mientras luchaba en su pelea más reciente el 23 de noviembre contra Miguel Flores. Santa Cruz es un boxeador que necesita una pelea convincente, y pronto.

Y aunque no tiene su base en Los Ángeles per se, Valdez (27-0, 21 KO) entrenó en el área durante años, y una pelea contra Santa Cruz en un lugar como el Staples Center sería un evento significativo. El ex monarca peso pluma de la OMB recientemente subió de peso y tuvo que levantarse del lienzo para derrotar al joven y talentoso advenedizo Adam López por nocaut técnico en el séptimo asalto el fin de semana de Acción de Gracias. Si bien tuvo un cinturón, Valdez todavía no ha tenido una pelea que defina su carrera.

Santa Cruz-Valdez podría remontarse a los días de las grandes rivalidades locales - a menudo entre los boxeadores mexicanos – cobrando vida regularmente en el Forum y el LA Sports Arena.


Shakur Stevenson vs. Josh Warrington

A pesar de ganar recientemente el cinturón vacante de la OMB peso pluma a finales de octubre contra Joet González, Stevenson, de 22 años, no parece que estará mucho tiempo en la división. Y no quiere perder el tiempo durante su reinado titular. Él ha dicho a su grupo y Top Rank, que quiere peleas significativas en 2020.

Hubo mucha charla sobre un combate contra el campeón de la FIB Warrington (30-0, 7 KO), un boxeador activo, rápido y duro que tiene victorias significativas en su libro contra Lee Selby y Carl Frampton. Y a diferencia de algunos de los oponentes anteriores de Stevenson, Warrington no tendrá miedo de dejar ir sus manos. Otra variable interesante para esta pelea es que podría tener lugar en el Reino Unido. No hay duda de quién tendría la ventaja de local en este enfrentamiento.

¿Podría el boxeo técnico de Stevenson compensar el volumen y la tenacidad de Warrington?


Gervonta Davis vs. Devin Haney

OK, estos peleadores se han tirado con gran vigor en Twitter en el pasado, y tal vez deberían hacer algo al respecto en una pelea real. "Tank" Davis (22-0, 21 KO) es un ex monarca de dos cinturones en 130 y subió a peso ligero. Fuera de su pelea ganadora del título contra José Pedraza en 2017, Davis se ha enfrentado a restos y chorros en peleas posteriores. Su carrera en el peso junior ligero podría describirse mejor como indiferente, pero no hay duda de su talento.

Haney (24-0, 15 KO), es uno de los campeones mundiales más jóvenes del deporte a los 21 años. Acaba de hacer su primera defensa de ese cinturón al derrotar al difícil Alfredo Santiago el 9 de noviembre.

Davis y Haney serían un interesante choque de estilos. Davis es un zurdo duro, mientras que Haney es un boxeador bien educado. Lo más probable es que Haney pronto suba al peso junior wélter junior, por lo que esta pelea no puede marinarse por mucho tiempo.


Gennadiy Golovkin vs. Jermall Charlo

Golovkin y DAZN todavía están luchando por la tercera pelea con Canelo, pero la realidad es que Álvarez puede no quererlo y es posible que nunca vuelva al peso mediano. Una pelea entre "GGG" y Charlo (30-0, 22 KO) podría ser la mejor pelea pura que puede ser pactada en 160.

Golovkin (40-1-1, 35 KO) capturó el cinturón vacante de la FIB al derrotar a Sergiy Derevyanchenko, pero tuvo que sudar antes de irse con una victoria por decisión unánime. Por primera vez en su carrera, Golovkin parecía su edad; ahora tiene 37 años. Derevyanchenko lo golpeó, pero GGG también demostró que todavía tiene un par de manos muy pesadas.

Charlo, quien recientemente noqueó a Dennis Hogan en 7 rounds, es un atleta fuerte, rápido y explosivo con poder en ambas manos. El problema es que le falta mucho a su currículum como peso mediano, aunque tiene una notable victoria en 154 contra Julian Williams. De todos modos, es bien conocido y un personaje ardiente.

¿Podría Golovkin contener a este joven león de Houston?


Artur Beterbiev vs. Dmitry Bivol

Los campeones mundiales de peso semipesado son la definición misma de "alto riesgo y baja recompensa" para otros grandes nombres. Mientras Canelo tocó su pie en 175, ya dejó el cinturón de la OMB que ganó al detener al veterano Sergey Kovalev en noviembre.

Beterbiev (15-0, 15 KO) se encuentra entre los hombres que más duro pega en el boxeo. En octubre, detuvo a Oleksandr Gvozdyk para convertirse en campeón unificado, agregando el cinturón del CMB para ir con su correa de FIB. Beterbiev es fuerte y robusto, con poder en ambas manos. Hasta ahora, nadie ha recorrido la distancia con él.

Las habilidades de Bivol (17-0, 11 KO) podrían resultar muy difíciles para Beterbiev. Bivol ha demostrado tener suficiente poder para mantener a los oponentes honestos en el exterior. Desde que irrumpió en la escena con una serie de paros reveladores, Bivol ha recorrido la distancia en sus últimas cuatro defensas de su cinturón de la AMB. Necesita una prueba real para elevar su perfil en el juego.

El ganador de este choque debe ser declarado el mejor peso semipesado del mundo.


Jerwin Ancajas vs. Román "Chocolatito" González

Hubo un tiempo, no hace mucho, cuando González (47-2, 39 KO) era considerado el mejor boxeador del planeta.

Al dirigirse al ocaso de su carrera, te preguntas si aún puede competir a nivel de clase mundial. Pero no lo dudes. Si González se involucra en otra pelea por el título, los fanáticos incondicionales ciertamente estarían interesados. Ancajas (32-1-2, 22 KO), el monarca de la FIB en 115 que ha sido campeón mundial durante algunos años, realmente no ha logrado distinguirse y necesita una pelea distintiva.

Un tipo como Ancajas necesita un nombre como "Chocolatito" en su libro de contabilidad. Y González aún no está listo para terminar su carrera.


Jermell Charlo vs. Julian Williams

Tres de los cuatro cinturones principales estarían en juego aquí, ya que Williams (27-1-1, 16 KO) tiene las fajas de la AMB y la FIB alrededor de su cintura después de vencer a Jarrett Hurd, mientras que Charlo recuperó el título del CMB al detener a Tony Harrison en 11 rounds en su revancha el 22 de diciembre.

Williams creía que estaba en línea para un segundo capítulo con Hurd, ya que sostenía una cláusula de revancha, pero el ex campeón decidió tomar una pelea de ajuste contra Francisco Santana el 25 de enero, una pelea que se disputará en un peso pactado de 156 libras-peso. Así que no hay garantía de que los veamos pelear de nuevo. Mientras tanto, Williams se enfrenta a Jeison Rosario el 18 de enero.

Ahora, si Williams-Hurd II no ocurre en la primera mitad de 2020, bueno, sabemos que Charlo estaría más que dispuesto a enredarse con Williams. Y esta pelea tendría una historia muy interesante, ya que la única pérdida de Williams como profesional fue ante el hermano de Charlo, Jermall, en cinco asaltos en diciembre de 2016. Pero Williams, clasificado como el mejor de las 154 libras por ESPN, se ha rehabilitado y reconstruido su carrera. Físicamente desmanteló a Hurd en su enfrentamiento al vencerlo en su propio juego desde adentro.

Charlo es un boxeador atlético y contundente que entra en peleas con una mala actitud. Él lucha perpetuamente enojado. Al igual que Williams, él tiene 29 años, por lo que tienes dos boxeadores justo en el mejor momento. El ganador de este enfrentamiento es claramente el gobernante de esta división de peso.


Ryan García vs. Jorge Linares

No se puede negar el atractivo en las redes sociales de "KingRy" y él está en la etapa en la que deseamos comenzar a ver si en verdad tiene lo suficiente. García (19-0, 16 KO), el prospecto de ESPN del año 2017, es un boxeador rápido y llamativo que ha logrado algunos nocauts destacados. García tiene 21 años, pero quiere moverse ... rápidamente. Él cree que está destinado a ser una de las estrellas más grandes y brillantes del boxeo, y en base a su capacidad para volverse viral, podría estar en lo correcto. Pero solo si realmente puede luchar contra la competencia de alto nivel.

Ahora es el momento de encontrarle a García un rival experimentado (que puede ser un eufemismo para "pasó su mejor momento"), alguien que es bien conocido y que aún representa una amenaza, pero que en última instancia podría haber boxeado demasiados rounds en su carrera. Bueno, tal vez sea el consumado Jorge Linares (46-5, 28 KO), quien a lo largo de su carrera ha ganado títulos en 126, 130 y 135 libras. Linares siempre ha sido uno de los boxeadores más elegantes del mundo, pero desafortunadamente, uno de los más frágiles.

El año pasado, cuando se aventuró al peso junior wélter, Pablo Cesar Cano lo detuvo en el primer round. Esta fue una dura prueba de realidad para Linares, de 34 años. La división junior wélter simplemente no era para él. Tienes la sensación de que en el peso ligero, todavía podría ser una amenaza.

Un enfrentamiento García-Linares te dirá exactamente dónde se encuentra García como jugador en la división de las 135 libras.