<
>

Siembran Ruiz y Joshua semilla boxística en Arabia

play
No te pierdas la revancha de Andy Ruiz vs Anthony Joshua por ESPN (0:30)

El mexicano refrendará los títulos que obtuvo al noquear al inglés (0:30)

RIYADH, Arabia Saudita -- La ‘Batalla en las Dunas’ entre Andy Ruiz y Anthony Joshua sin duda tendrá un gran significado para la historia del boxeo y, sobre todo, para ver cómo se alinean las estrellas respecto a la situación actual en la categoría máxima de este deporte, pero para Arabia Saudita, esta pelea es simplemente la semilla de lo que puede ser una de las sedes más importantes en el deporte de los puños.

Si bien ya en 2018 hubo una pelea de campeonato del mundo cuando Callum Smith noqueó al también británico George Groves en la final de la primera temporada de la World Boxing Super Series, el impacto estuvo lejos de causar lo que ahora, de generar la atención que están captando Andy Ruiz y Anthony Joshua, lo cual incluye la construcción de un inmueble maravilloso como la Diriyah Arena en tan sólo dos meses.

“Esto es apenas el inicio, esta es la semilla, tenemos grandes planes para Arabia Saudita, es gente que le gusta el boxeo, es gente que está dispuesta a apoyar al boxeo y por eso estamos aquí y no en Cardiff o alguna de las otras sedes donde pensábamos hacer esta pelea”, dijo Eddie Hearn, presidente de Matchroom Boxing, promotora encargada de montar este evento en el desierto de Diriyah.

Los reflectores que tiene esta esperada revancha entre Andy Ruiz y Anthony Joshua son impresionantes. Organizadores dicen que la pelea será vista en más de 150 países y esperan una audiencia televisiva sin igual que superará fácilmente los 100 millones de fanáticos, según su presupuesto para esta cartelera que tendrá nueve combates.

Tan grande es el plan que tienen en Arabia respecto a los deportes de combate que, de acuerdo con una fuente aquí en Arabia, Floyd Mayweather estaría tentado a hacer una multimillonaria exhibición en contra de la estrella de las artes marciales mixtas Khabib Nurmagomedov, que no es decir poca cosa puesto que la atención que ello generaría será grandiosa, aunque por ahora no hay nada confirmado.

Previo al pesaje, aún no se habían agotado las 15 mil entradas disponibles para el evento de Ruiz y Joshua, pero el éxtasis por la misma es grande. Prácticamente la principal zona hotelera en Riyadh, ubicada a unos 18 kilómetros de Diriyah, donde está la arena, están llenos. La pelea está justo a la mitad de un festival de entretenimiento, ya que vienen de atestiguar la Fórmula E y van a presenciar un torneo de tenis, además de que ha habido conciertos durante las dos últimas semanas y habrá durante las próximas dos.

Por si fuera poco, el Zuhayr Al-Qahtani, un boxeador de 30 años con marca de 7-0, sin nocauts, pretende ser parte de este crecimiento. Dijo en la última conferencia que cree que su nación tiene el potencial para convertirse en la sede más importante del boxeo, por encima de Las Vegas o Nueva York, pero sabe que eso dependerá en gran parte de lo que él y otros jóvenes talentos locales puedan lograr.