<
>

La extraña e inusual historia del boxeo de celebridades

Las celebridades en la cartelera de 'Celebrity Boxing' de la cadena Fox en 2002. De izq. a der., Barry Williams, Danny Bonaduce, Tonya Harding, Paula Jones, Todd Bridges y 'Vanilla Ice'. Rene Macura/AP Photo

El boxeo de celebridades llegará a su mayor escenario este sábado en el Staples Center de Los Ángeles, cuando KSI y Logan Paul se enfrenten. Se trata de una reedición profesional de un combate aficionado que atrajo miles de vistas pagadas en el sistema pay-per-view en YouTube durante agosto pasado, capturando muchas miradas ante el abrumador potencial monetario que podría despertar una pelea de este tipo.

Eddie Hearn, uno de los principales promotores del boxeo, ha puesto sobre esta revancha todo el apoyo de la promotora Matchroom Boxing. Esta pelea cuenta con muchos requisitos favorables: específicamente, el potencial para atraer una audiencia joven y poco tradicional dentro del mundo del boxeo. Este programa no solo incluye la pelea de KSI (cuyo verdadero nombre es Olajide William Olatunji) contra Logan Paul, sino que también incluye dos peleas por el campeonato, con Billy Joe Saunders y Devin Haney, quienes expondrán sus respectivos títulos. Esta combinación podría aportar una inesperada catarata de ingresos financieros para ambos púgiles y para la disciplina boxística en general

Si bien la pelea de este sábado le dará al boxeo de celebridades su mayor tribuna hasta la fecha, dista mucho de ser la primera ocasión en la cual un promotor intenta obtener un beneficio económico aprovechando el estatus de una celebridad, en vez de apostar por la calidad boxística. Entonces, ¿dónde comenzó todo?

Antes de que el aspecto de celebridad formara parte de la ecuación, a finales de la década de 1980 comenzaron a celebrarse distintos eventos boxísticos entre trabajadores de cuello blanco en el Gleason's Gym de Brooklyn, Nueva York (uno de los complejos de entrenamiento más venerados del mundo pugilístico). Lo que comenzó con choques informales entre banqueros y otros profesionales del mundo de los negocios con entrenamiento mínimo terminó generando eventos programados de forma mensual (lo cual, con el tiempo, fue objeto de cuestionamientos ocasionales desde el punto de vista legal y de seguridad). Posteriormente, la idea cobró auge en Inglaterra gracias a una colaboración entre el propietario del Gleason's Gym, Bruce Silverglade y el británico Alan Lacey.

Este formato exigía la utilización de protección para la cabeza, guantes grandes y disputar asaltos de corta duración. Lacey, quien comenzó a entrenar sobre el cuadrilátero a la edad de 45 años, tuvo su primer evento boxístico como púgil en Londres. Estos eventos, con el tiempo, ganaron suficiente impuso en Inglaterra, al punto que distintas celebridades comenzaron a participar; a veces, agregando el elemento de la recaudación con fines benéficos.

Luego de varios combates entre celebridades de alto perfil, incluyendo uno en el año 2002 con la participación del comediante Ricky Gervais y que fue visto por 5.5 millones de personas, las autoridades boxísticas del Reino Unido intervinieron y ejercieron presión sobre la BBC para que ésta dejara de transmitir las peleas, catalogándolas como "peligrosas e irresponsables". Solo se han aprobado un pequeño número de peleas entre celebridades en el Reino Unido durante la última década.

Casi de forma simultánea, mientras la telerrealidad hacía explosión en los Estados Unidos, la cadena Fox tuvo una idea similar: emitir un programa denominado, simplemente, "Celebrity Boxing" ("Boxeo de Celebridades"), que se convertiría en el ejemplo más famoso (e infame) de esta tendencia.


Danny Bonaduce vs. Donny Osmond

Antes de ahondar en la debacle de la serie de dos episodios transmitida por Fox en 2002, existe un momento histórico prácticamente olvidado en este cronograma: un combate disputado en 1994 entre Danny Bonaduce, una ex estrella infantil de TV quien hizo varias incursiones en el mundo del boxeo de celebridades y Donny Osmond.

En la década de 1970, Bonaduce fue una de las estrellas de la serie televisiva The Partridge Family ("La Familia Partridge"), personificando el hijo preadolescente que formaba parte de una ficticia banda musical itinerante. A mediados de los años 90, uno de los principales empleos de Bonaduce era como presentador radial nocturno. Uno de sus programas era transmitido por la emisora The Loop WLUP en Chicago. Fue precisamente en esa estación radial en la cual se concretó una pelea con Osmond, el ex ídolo adolescente y estrella del pop, gracias a cierta inspiración e insistencia por parte de otro locutor de la estación WLUP, Jonathon Brandmeier.

El 17 de enero de 1994, Bonaduce y Osmond, ambos cercanos a los 35 años, ingresaron al China Club de Chicago para disputar una pelea a tres asaltos, con apodos de púgil para completar: El mote de "El Mormón asaltante" de Osmond se sentía especialmente apropiado. Una vez sonó la campana, cualquier entrenamiento limitado que hayan hecho ambos antes de la pelea produjo resultados mínimos y poco efectivos.

El casco de Bonaduce voló en múltiples ocasiones (quizás de forma conveniente, para así disfrutar de recesos imprevistos) y los abrazos terminaron en combates de lucha miniatura, mientras que Osmond y Bonaduce se sacudían mutuamente. Incluso, Osmond llegó a meter el dedo en un ojo de Bonaduce.

Cuando la pelea llegó a su piadoso final, se le dio la victoria a Bonaduce en decisión dividida, lo cual causó el disgusto de Osmond y la confusión entre la mayoría de los presentes. Un intercambio de palabras posterior a la pelea llevó a Bonaduce a burlarse frente a Osmond de su hermana, la cantante Marie Osmond. Incluso Bonaduce llegó a sugerir disputar un cuarto round sin cascos ni guantes. Esta pelea sirvió de presagio de lo que vendría después dentro del mundo del boxeo de celebridades: el nivel de las "celebridades" participantes, charla basura a nivel profesional, tácticas sucias y peleas de bajo nivel, frecuentemente desagradables a la vista.


"Celebrity Boxing" en la cadena Fox

El 13 de marzo de 2002, Fox emitió la primera edición de Celebrity Boxing. El especial, de una hora de duración, contaba con el equipo de comentaristas conformado por Chris Rose y el miembro del Salón de la Fama del Boxeo Ray Mancini, el anunciador en el cuadrilátero Michael Buffer y el Himno Nacional de Estados Unidos interpretado por Howie Dorough, miembro de la banda Backstreet Boys. Al igual que muchas peleas importantes de esa época, los púgiles portaban tatuajes temporales sobre sus cuerpos promocionando al casino online Golden Palace.

Y es allí donde comienzan a desparecer las conexiones con el boxeo de verdad.

Bonaduce regresó al cuadrilátero esa noche para enfrentarse a otro ícono de la televisión de los años 70, Barry Williams, quien interpretó a Greg Brady en la emblemática serie de la era The Brady Bunch. Bonaduce procedió a golpear a Williams y llevarlo desde el pilar hasta el poste, con cinco knockdowns en el transcurso de dos asaltos hasta que la pelea fue detenida por la esquina de Williams.

Todd Bridges, famoso por su papel de Willis en la serie Diff'rent Strokes (conocida en América Latina como "Arnold, El Travieso") también dominó al ex rapero Rob "Vanilla Ice" Van Winkle, acreditándose dos knockdowns para llevarse la decisión 30-27; a pesar de que, en esta ocasión, Van Winkle tenía en su esquina a la leyenda de las artes marciales mixtas Tank Abbott.

El evento estelar de la noche contaba con Tonya Harding, la ex patinadora artística tristemente célebre por su intervención en el ataque contra su rival Nancy Kerrigan antes de la celebración de los Juegos Olímpicos de Invierno de 1994; quien se enfrentó a Paula Jones, cuya demanda por presunto acoso sexual contra el expresidente de Estados Unidos Bill Clinton terminó arrastrándola al procedimiento de juicio político impulsado por el entonces fiscal especial Ken Starr.

Se indicó que Jones fue llamada a último minuto para reemplazar a Amy Fisher, conocida como "la Lolita de Long Island" y famosa por haber disparado y herido a la esposa de su amante. Jones no pudo superar a Harding y terminó abandonando la pelea en el tercer asalto.

Independientemente de la calidad de los combates, lo que fue inicialmente planificado como un especial único terminó siendo un éxito innegable para la cadena Fox, atrayendo aproximadamente a 15 millones de televidentes, lo cual originó una segunda parte, que fue transmitida dos meses después.

El evento circense, que se hacía cada vez más difícil de ver, fue resumido de forma inigualable por el diario que llevaba Bill Simmons del programa y que era publicado por la sección Page 2 de ESPN.com, aparte del detallado análisis publicado por The Ringer a la pelea entre Ron "Horshack" Palito (de la serie Welcome Back, Kotter) y Dustin "Screech" Diamond (famoso por Saved by the Bell o "Salvado por la Campana", la serie adolescente de los años 90), la cual fue desigual hasta llegar a extremos peligrosos. Otros combates que formaron parte del programa incluyeron a la ganadora de Who Wants to Marry a Multi-Millionaire Darva Conger, quien superó a la gimnasta Olga Korbut, ganadora de seis preseas olímpicas; y a la estrella de la NBA Manute Bol, de 7 pies y 7 pulgadas de estatura quien se impuso al gigante de la NFL William "Refrigerator" Perry en una pelea terriblemente aburrida.

En el evento estelar, la luchadora profesional Joanie "Chyna" Laurer perdió una pelea entre ambos géneros a manos de Joey Buttafuoco por decisión mayoritaria; cerrando una especie de círculo, de forma extraña, considerando la conexión de Buttafuoco (ex amante de Fisher) con una de las peleadoras de la primera versión de Celebrity Boxing.

Después de esa segunda y chapucera noche de acción, el boxeo de celebridades salió del escenario. Fox nunca transmitió una tercera edición del programa, sin dar razones en particular. Sin embargo, eso no marcó, de ninguna manera, el final del boxeo de celebridades.

Siempre que existan promotores ansiosos de ganar dinero fácil y rápidamente, además de celebridades o atletas en declive financiero o de popularidad, existirá el boxeo de celebridades, en alguna forma o especie.


José Canseco

En lo que respecta a la intersección entre atletas y celebridades menores, no hubo nadie más apto para hacer la transición al mundo del boxeo de celebridades que José Canseco. Su carrera de 17 años en el béisbol de Grandes Ligas incluyó seis apariciones en el Juego de Estrellas, dos títulos de cuadrangulares, aparte de la distinción como el primer pelotero "40-40" en la historia de las Mayores con 42 jonrones y 40 bases robadas durante la temporada de 1988. No obstante, las acusaciones de consumo de esteroides y su libro Juiced, publicado en 2005, en el cual éste detalló el problema de las sustancias prohibidas en el béisbol, lo convirtieron en un paria de este deporte.

Canseco hizo incursiones en el mundo de la telerrealidad, apareciendo en la quinta temporada de The Surreal Life entre otras comparecencias. Sin embargo, en 2008, Canseco terminó dedicándose al boxeo. Su primer combate fue contra el ex jugador de la NFL Vai Sikahema en mayo de 2008 en un estadio de béisbol en Atlantic City, Nueva Jersey. Si bien Sikahema concedió siete pulgadas a Canseco, éste contaba con historial pugilístico, tras haber peleado en el mismo torneo "Guantes de Oro" con Sugar Ray Leonard en los años 70. Sikahema noqueó en el primer asalto.

El siguiente combate de Canseco se produjo en enero de 2009 contra Bonaduce, cuya incursión en el extraño mundo del boxeo de celebridades, que parecía casi interminable, en Aston, Pensilvania, aproximadamente a 30 minutos al suroeste de Filadelfia. En ese entonces, Bonaduce, quien se crió en esa área, tenía un programa radial en Filadelfia y logró crear un ambiente en el cual sería el claro favorito de la afición. La pelea, disputada en frente a una asistencia declarada en 1.500 personas en un anillo de patinaje sobre hielo, terminó en empate por decisión mayoritaria.

La pelea, promovida por Damon Feldman (tristemente célebre por la reciente cancelación del combate entre Lenny Dykstra y "Bagel Boss Guy"), eventualmente causó que Canseco formara parte de la Federación de Boxeo de Celebridades, promovida por Feldman, la cual tenía un concepto bastante amplio de la palabra "celebridad". Después de una breve incursión sin éxito en el ámbito de las artes marciales mixtas, Canseco se enfrentó al púgil local Todd Poulton en noviembre de 2009 y se llevó su primera victoria boxística.

Canseco, a sus 46 años, perdió un combate para recaudar fondos benéficos, contra el director atlético de la Universidad de Arkansas en Little Rock, Gary Hogan, de 60 años, en julio de 2010.

Canseco terminó sugiriendo públicamente combates contra Dykstra, Michael Lohan e incluso una pelea de artes marciales mixtas contra Shaquille O'Neal; no obstante, su triste y extraña incursión en el mundo del boxeo será siempre recordada por el engaño que intentó en 2011.

Después de una pelea pautada para el mes de marzo de ese año en Florida, José Canseco intentó poner a pelear en su lugar a su hermano gemelo, el ex pelotero de Grandes Ligas Ozzie Canseco. La treta se descubrió gracias a la diferencia de los tatuajes entre José y Ozzie. Feldman demandó a Canseco, buscando restitución de daños económicos y así, la dudosa carrera de la ex estrella del béisbol dentro del ámbito boxístico llegaba a su fin.

Los eventos de boxeo de celebridades promovidos por Feldman siguieron ahondando cada vez más y más dentro del mundo de las personalidades de la telerrealidad, junto a figuras de los tabloides, tales como Thomas Markle Jr., medio hermano de Meghan Markle, la esposa del príncipe Harry y duquesa de Sussex.

Hasta el anuncio de la primera pelea entre KSI y Logan Paul, la naturaleza circense del boxeo de celebridades causaba que éste cayera cada vez más en el olvido. Si bien las excentricidades y artimañas promocionales son similares, aunque a una escala dramáticamente mayor, KSI-Logan Paul 2 nos aporta varios elementos clave que se encontraban perdidos en la ecuación: una gigantesca audiencia cautiva, un producto con atención comprobada y el elemento agregado del profesionalismo. Remover los cascos y guantes gigantes nos aporta un elemento adicional: la mayor probabilidad de que se produzca un nocaut, haciendo que haya mucho más en juego.

Si esta pelea termina disfrutando de un éxito similar a la primera, no se sorprendan si vemos más estrellas de la generación YouTube intentando aprovechar el fenómeno. Los promotores estarán allí, muy cerca de ellos.