<
>

Jaime Munguía mitiga 'frustración' de Érik Morales

play
Frustración de Erick Morales por su nueva faceta (0:50)

El ahora entrenador confiesa que, por momentos, se siente impedido de no poder actuar dentro del ring pero se siente satisfecho con su otro papel. (0:50)

En su nueva faceta de entrenador, Erik Morales asegura sentir frustración por no poder subir al ring con los guantes puestos, pero sabe que debe proyectar tranquilidad para guiar la carrera de su pupilo, Jaime Munguía.

“El Terrible” se convirtió en el entrenador del mexicano y actual monarca Superwelter de la Organización Mundial de Boxeo y ahora lo prepara para una pelea importante en la carrera de Munguía, púgil protagonista del fin de semana de la Independencia de México cuando se mida ante el gahnés Patrick Allotey el 14 de septiembre en Carson, California.

“(Siento) un poquito de frustración, porque vengo de (ser) boxeador, de estar ahí metido, de solucionar los problemas y tomar decisiones en el momento y, ahora, no actuar o no estar arriba es complicado”, reconoce Morales, uno de los púgiles mexicanos más emblemático de los últimos años.

“El Terrible” parece olvidarse de la frustración al asimilar el papel que ahora desempeña y el impacto que éste tiene en su pupilo. Por ello es que se describe, hasta cierto punto, como un padre para Munguía cuando se trata de orientarlo y aconsejarlo en la toma de decisiones en su carrera.

“Cuando estaba joven, soñaba con comerme al mundo y mi papá me decía, ‘Espérate tantito’”, relata Morales, quien fue campeón mundial en cuatro divisiones distintas. “Ahora volteo y veo a Jaime y lo veo con esa fuerza y hay que saberlo canalizar. Le estoy inculcando lo que viví y si lo logro hacer, se va a desarrollar mucho más que yo”.

Entre los consejos más importantes está el dominar las emociones arriba del cuadrilátero.

“Primero que nada, hay que dominar su carácter, su fuerza y su ímpetu arriba del ring. (Debe) creer en él, que se sostenga con un plan de pelea definida y que vayamos ganando los rounds. Tiene que dominarse a sí mismo primero para saber cuándo hay que atacar y cuándo defender. Estamos trabajado en el gimnasio muchas cosas”, detalló “El Terrible”.

El ex púgil mexicano, quien en su currículum presume una victoria en 2005 sobre el filipino Manny Pacquiao, asegura emocionarse al notar los avances en la preparación de Munguía para la pelea del 14 de septiembre ante Allotey.

“El hecho de que (Jaime) crea en mí y me respete da la oportunidad para que lo corrija y acate lo que le digo y lo implementa”, finalizó Erik Morales.