<
>

Jake Paul tiene como objetivo a largo plazo ser campeón semipesado

play
Jake Paul sobre enfrentar a Hasim Rahman Jr. (1:44)

Jake Paul explica su decisión de pelear contra Hasim Rahman Jr. después de que el equipo de Paul le dio a Tommy Fury un aviso de terminación. (1:44)

Jake Paul espera que su pelea contra Hasim Rahman Jr. el 6 de agosto en New York, la primera contra un boxeador con experiencia profesional, sea el trampolín hacia un eventual reinado titular para el influencer de las redes sociales.

Paul, de 25 años, le dijo a First Take de ESPN el martes que su "objetivo es ser el campeón mundial de peso semipesado en tres o cuatro años y pelear contra los nombres más importantes del deporte".

Actualmente, esos títulos de las 175 libras están en manos de los rusos Artur Beterbiev y Dmitry Bivol, que ocupan los puestos 7 y 8 respectivamente en el ranking libra por libra de ESPN. Si bien puede parecer descabellado que Paul (5-0, 4 KO) pueda derrotar a un peleador de ese calibre, confía en una gran mejora en los próximos años.

"Seguiré progresando cada vez y teniendo peleas cada vez más difíciles", dijo Paul a First Take de ESPN. "Las celebridades y las cosas del baloncesto, eso es algo del pasado... [El boxeo] es mi vida. No hago nada más que trabajar en el boxeo desde el momento en que me despierto; es una práctica matutina.

"Es yoga, es meditación, es trabajo de cine. Es hablar con mis entrenadores horas y horas sobre el plan de juego y las estrategias... Como hígado crudo, como médula ósea. Hago todo lo que quiero, puedo maximizar para convertirme en el mejor boxeador posible y sé que mucha gente me está apuntando. Sé que mucha gente quiere verme perder".

Uno de ellos, por supuesto, es Rahman. Hijo del ex campeón de peso pesado Hasim Rahman, el peleador de 31 años aceptó la pelea la semana pasada. Reemplaza a Tommy Fury, el medio hermano del campeón de peso pesado Tyson Fury, al que se le negó la entrada a los Estados Unidos desde Gran Bretaña por razones no reveladas.

Rahman (12-1, 6 KOs) viene de una derrota por nocaut técnico en el quinto asalto ante James McKenzie Morrison en abril. Rahman, un peso pesado de carrera, pesó 224 libras para esa pelea. Tendrá que perder peso para llegar al límite de peso crucero de 200 libras para la reunión con Paul, quien viene de un espectacular KO ante excampeón de UFC Tyron Woodley en una revancha en diciembre.

"En todo caso, en la sesión de sparring, me superó, pero eso fue hace dos años y creo que en los últimos dos he trabajado más duro que él, así que de ahí viene la confianza", dijo Paul. "Ahora, puedo vencerlo".