<
>

Rey Vargas gana el título de peso pluma CMB con una victoria sobre Mark Magsayo por decisión dividida y pidió a Leo Santa Cruz para unificar

play
David Faitelson: "Si Canelo descuida el gimnasio, encima del ring no existe" (2:48)

El analista de ESPN aseguró que una victoria sobre GGG no va a resarcir al Canelo de lo que pasó con Bivol, además, subrayó que si el mexicano se distrae del boxeo, no tiene las herramientas para compensar como sí la tuvieron en su momento Rubén Olivares, (2:48)

El mexicano Rey Vargas se fue a la lona en el noveno capítulo, pero se levantó para destronar al filipino Mark Magsayo y ganar el título de peso pluma del Consejo Mundial de Boxeo (CMB) por decisión dividida la noche del sábado ante miles de fanáticos en el Alamodome de San Antonio, Texas, y retó apenas al final al también mexicano Leo Santa Cruz a un duelo de unificación.

Fue una pelea cerrada con sabor a poco para el filipino Magsayo, que trató de consolidarse en el trono de las 126 libras para no dejar sin títulos a su nación por primera vez en 21 años. Sin embargo, ni con la caída de Vargas en el noveno capítulo le bastó, y al final el mexicano le sacó el combate peleando a la distancia y arriesgando lo menos posible, a pesar de que incluso le conectó sólido en el undécimo.

Con el campeonato, Vargas sumó su nombre a la lista de campeones mundiales que ostenta actualmente México en el boxeo varonil, incluyendo a Canelo Álvarez, Santa Cruz, Emanuel Navarrete, Juan Francisco Estrada, Julio César Martínez y Daniel Valladares. Tras la batalla con Magsayo, Vargas precisamente llamó a una batalla unificatoria a Santa Cruz, quien aún es monarca pluma de la Asociación Mundial de Boxeo.

En la contienda, Vargas trató de aplicar sus herramientas boxísticas ante un Magsayo que batalló para conectar sus misiles a la humanidad del mexicano, pero que poco a poco fue encontrando la fórmula. Dio la impresión de que Vargas llegó hacia el último tercio de combate con ligera ventaja en las tarjetas, pero en el noveno se fue a la lona y prendió los focos de alerta.

Además, a pesar de un corte en el párpado izquierdo que el legendario entrenador Ignacio Beristáin trabajó con maestría, Vargas cerró fuerte y finalmente llevó a la distancia el pleito, donde escuchó dos tarjetas favorables de 115-112 y una más en contra de 114-113.

Al final Rey mejoró su marca a 36-0 con 22 nocauts, mientras que Magsayo se quedó con 24-1 (16 KOs)

En las preliminares, Brandon Figueroa derrotó a Carlos Castro por una detención en el sexto asalto, para apuntarse la victoria en una eliminatoria para ir en busca del cetro pluma del CMB. Además, Frank Martin dio cuenta de Jackson Mariñez en el décimo episodios, en un buen duelo realizado en el peso ligero.