<
>

Fuentes: Suspenden 6 meses a Edgar Berlanga por incidente de mordida con Alexis Angulo

play
Edgar Berlanga intenta morderle la oreja a Alexis Angulo en plena pelea (1:07)

El púgil boricua, que eventualmente prevaleció en el encuentro, protagonizó un surrealista momento con su rival. (1:07)

El boricua Édgar Berlanga fue suspendido seis meses por la Comisión Atlética del Estado de Nueva York y multado con $10,000 por intentar morder a Alexis Angulo el sábado, dijeron fuentes a ESPN.

La suspensión se extiende desde el 11 de junio, fecha de la pelea contra Angulo, lo que significa que Berlanga será elegible para regresar el 11 de diciembre, dijeron las fuentes.

Berlanga, de 25 años, ganó una decisión unánime de 10 asaltos contra su oposición más dura hasta el momento, pero en el séptimo asalto del evento principal de Top Rank Boxing en ESPN, intentó morder el lado izquierdo del cuello/hombro de Angulo.

Berlanga no fue sancionado por el árbitro por la falta, que según el boxeador fue en represalia por los repetidos codazos de Angulo.

"Quiero disculparme por mis acciones y por lo que dije sobre la mordida de Mike Tyson", tuiteó Berlanga el domingo, haciendo referencia a la broma que hizo antes sobre la mordida infame de Tyson en la oreja de Evander Holyfield. "Estaba en el momento y me dejé llevar. No elimina la vergüenza que me he causado a mí mismo, a mi equipo, [Top Rank] y a muchos otros. Reaccioné mal y asumo toda la responsabilidad. De ahora en adelante, voy a ser más consciente y alentador en mi comportamiento".

El portavoz de Top Rank, Evan Korn, le dijo a ESPN que la organización aceptaría el fallo de la NYSAC.

Berlanga (20-0, 16 KOs) comenzó su carrera con 16 nocauts consecutivos en el primer asalto. La competencia ha ido en aumento en sus últimas cuatro peleas, todas las cuales ganó por decisión unánime.

La pelea del sábado fue la segunda aparición consecutiva de Berlanga como titular de ESPN en el Teatro Hulu en el Madison Square Garden. El peleador, quien es de Brooklyn y de ascendencia puertorriqueña, ha demostrado ser una atracción confiable en Nueva York, donde hay una gran población puertorriqueña.