<
>

Después de noquear a Donaire, Naoya Inoue es el mejor púgil libra por libra del mundo

play
'El Monstruo' Naoya Inoue noquea a Nonito Donaire en la revancha (0:26)

Naoya Inoue noquea a Nonito Donaire en el segundo round para unificar los títulos mundiales de peso gallo de la AMB, el CMB y la FIB. (0:26)

No se puede negar más a Naoya Inoue.

A raíz de la derrota de Canelo Álvarez ante Dmitry Bivol, y ahora, el nocaut técnico en el segundo asalto de Inoue sobre el futuro miembro del Salón de la Fama Nonito Donaire el martes en Saitama, Japón, hay pocas dudas en mi opinión de que "Monster" es ahora el rey libra por libra.

Si bien la estrella japonesa se abrió camino a través de tres divisiones de peso, recibió poca resistencia hasta que se enfrentó a Donaire en la pelea del año para ESPN en 2019. Inoue (23-0, 20 KOs) ganó ese primer choque amplio en dos tarjetas, pero sufrió una fractura en la nariz y en el orbital derecho, producto de los fuertes golpes de Donaire. Treinta y un meses después, Donaire no fue rival.

El peleador de 29 años agregó un tercer título de peso gallo con dos caídas de Donaire, la última de las cuales hizo que el árbitro detuviera la pelea. Donaire, de 39 años, fue el boxeador número 2 de ESPN en 118 libras, y hay mucha separación entre él y el tercer puesto (John Riel Casimero).

Pero en este punto, no queda nada para que Inoue demuestre en las 118 libras, al igual que no quedó después de que capturó títulos en las 108 libras y las 115.

Inoue dijo que "le encantaría permanecer en esta división" si puede lograr su objetivo de convertirse en campeón indiscutible este año (Paul Butler tiene el cinturón de la OMB). "Pero si no puedo", dijo Inoue en comentarios traducidos, "soy capaz de subir a la siguiente división".

Parece ser un hecho consumado que Inoue pronto buscará conquistar la división supergallo, donde espera enfrentar su competencia más dura hasta el momento. Después de todo, los grandes boxeadores como Inoue generalmente no son evaluados hasta que continúan subiendo de peso. Canelo Álvarez es un excelente ejemplo de esto.

La división de las 122 libras presenta mejores talentos de los que Inoue jamás haya encontrado, concretamente en la forma de Stephen Fulton y Murodjon Akhmadaliev. Tanto el de Philadelphia como el uzbeco son campeones unificados en las 122 libras.

Es posible que Fulton y Akhmadaliev se enfrenten a finales de este año por el campeonato indiscutible. Akhmadleiv primero debe defender sus dos títulos contra Ronny Ríos en una revancha el 25 de junio, mientras que Fulton se ocupó del negocio el pasado fin de semana con una victoria por decisión sobre Daniel Román. Una pelea por el campeonato indiscutible en horario de máxima audiencia en los EE. UU. es un buen comienzo para Inoue en ese camino hacia el estrellato en los Estados Unidos, que debería continuar con una pelea contra Fulton o Akhmadaliev en el mismo tipo de codiciado espacio televisivo.

"No creo que sea descabellado. Creo que es realista si [Inoue] llega a tiempo [antes de que suba a las 126 libras]", dijo Fulton a ESPN la semana pasada. "No rehúyo las grandes peleas. Mucha gente quiere verme [a mí contra Inoue], mucha gente también quiere hablar de eso".

Por supuesto, deben pasar muchas cosas antes de que Inoue y Fulton puedan entrar en negociaciones, pero el enfrentamiento le daría a Inoue la oportunidad de anunciar su llegada a Estados Unidos.

A pesar de su éxito y su acuerdo de promoción conjunta con Top Rank, Inoue ha competido solo tres veces en los EE. UU. Ninguno de esos combates presentó el tipo de oposición de alto nivel que Inoue necesita para convertirse en una estrella en los Estados Unidos. También luchó en la burbuja de Top Rank durante la pandemia, lo que desafortunadamente limitó cualquier sensación de gran pelea que es necesaria para todas las estrellas del boxeo.

Las dos primeras peleas de Inoue en las 118 libras fueron finalizaciones en el primer round sobre Jamie McDonnell, un campeón, y Juan Carlos Payano, un contendiente, en Japón. Su tercera pelea fue un nocaut en el segundo asalto sobre Emmanuel Rodríguez en Escocia para ganar otro título. Pero cuando estás peleando en las primeras horas de la mañana en los EE. UU., como lo hizo contra Donaire, es difícil llamar la atención de todos, excepto de los fanáticos más acérrimos del boxeo.

Gran parte de la fama de Inoue se basó en resúmenes de peleas y YouTube. Si eres un seguidor ocasional de este deporte, es posible que sea el mejor peleador del que jamás hayas oído hablar.

Con su poder aterrador y estilo entretenido, Inoue sin duda tiene la oportunidad de convertirse en una estrella de buena fe en los Estados Unidos. Manny Pacquiao de Filipinas alcanzó el estrellato en los Estados Unidos, y aunque es casi imposible alcanzar ese nivel, Inoue seguramente puede labrarse un nombre para sí mismo en un escalón por debajo.

Por ahora, su objetivo es el campeonato indiscutible, y eso significa un enfrentamiento con el inglés Paul Butler, quien al igual que el resto, tiene pocas esperanzas contra el "Monstruo", el mejor púgil de todo el boxeo mundial.