<
>

Fans de Chiefs donan a hospital vinculado a Josh Allen, tras la derrota de los Bills

play
Conoce lo más viral previo a los campeonatos de conferencia (2:30)

Kary Correa te lleva lo mejor de los emparrillados presentado por Maytag (2:30)

La afición de Kansas City replicó una tradición que instituyeron los fanáticos de Buffalo, donando a organizaciones caritativas en la comunidad de sus equipos oponentes

BUFFALO -- Apenas hace días, los Kansas City Chiefs entregaron a los Buffalo Bills una de las derrotas más descorazonadoras en la historia de la franquicia.

Aficionados de los Chiefs, inspirados por el espíritu para recaudar fondos de la 'Bills Mafia', han decidido devolver el favor convirtiendo su victoria del domingo en algo positivo para la comunidad de Buffalo, acumulando más de 178,000 dólares para el Oishei Children's Hospital en Buffalo hasta el miércoles por la mañana, de acuerdo al hospital.

Comenzando desde el martes, donaciones en incrementos de 13 dólares comenzaron a ser enviados al hospital por parte de aficionados de los Chiefs en honor a los 13 segundos que se requirieron para que la ofensiva de Kansas City condujera campo abajo para empatar el partido de Ronda Divisional hacia el final del tiempo reglamentario. Los Chiefs terminaron ganando 42-36 en la primera serie de la prórroga.

La idea original de un grupo de Facebook de Chiefs Kingdom era donar en incrementos de 13 para la organización caritativa del quarterback Patrick Mahomes, la 15 and the Mahomies Foundation. Eso cambió cuando los aficionados de los Chiefs conocieron más acerca de la tradición de los aficionados de los Bills respecto a dar a los otros equipos. Así, dirigieron sus esfuerzos hacia una de las caidades elegidas por su oponente.

El Oishei Children's Hospital quedó estrechamente vinculado con el quarterback de los Bills, Josh Allen, después de que aficionados donaron en incrementos de 17 dólares, totalizando 1.1 millones de dólares, en honor a la abuela de Allen, Patricia Allen, quien falleció el año pasado. Ahora, hay una Patricia Allen Pediatric Recovery Wing en el hospital, y el Patricia Allen Fund para beneficiar al equipo de cuidado crítico y proveer apoyo para equipamiento, entrenamiento, educación y programas.

Uno de los ejemplos más notables de la tradición de los Bills llegó en el 2017 cuando el quarterback Andy Dalton, y el receptor abierto Tyler Boyd, de los Cincinnati Bengals, se conectaron para el touchdown de la victoria sobre los Baltimore Ravens que llevó a los Bills a asegurar una plaza en los playoffs por primera ocasión en 17 años.

En incrementos de 17 dólares, los aficionados recaudaron 442,000 dólares para la Andy & Jordan Dalton Foundation. Este año, los aficionados de los Bills han liderado esfuerzos de recaudación en honor del esquinero Tre'Davious White después de que sufriera una rotura de ligamento anterior cruzado, donando al Food Bank of Northwest Louisiana en su ciudad natal, entre otras organizaciones.

El año pasado, los aficionados de los Bills fans donaron a la fundación del quarterback de los Ravens, Lamar Jackson, después de la victoria de playoffs sobre los Ravens.

Aunque 13 segundos probablemente nunca vuelvan a tener una connotación positiva en Buffalo, las aficiones convirtiendo un final decepcionante en algo positivo para una comunidad diferente es una tradición inspiradora.