<
>

Debuts complicados y éxitos inesperados en el inicio de la NFL

play
Es posible que por primera vez veamos clasificar a cuatro equipos de una misma división (2:30)

A Sebastián Martínez-Christensen le quedó claro que la NFC Oeste es la mejor división de la NFL en 2021 por lo visto en la Semana 1. (2:30)

Trevor Lawrence fue parte de un ignominioso fracaso de los Jaguars en su debut, pero no fue el único pasador novato que sufrió en grande en la Semana 1

HOUSTON -- Realizar el debut en la NFL como entrenador en jefe no siempre es la mejor experiencia, y eso fue lo que les sucedió a Urban Meyer y Arthur Smith, en su andadura al frente de sus respectivos equipos de los Jacksonville Jaguars y los Atlanta Falcons.

Ninguno de los dos equipos dio su mejor imagen en la primera semana de la temporada 2021 con sendas derrotas ante rivales como los Houston Texans y los Philadelphia Eagles, llamados a ser de los peores en la temporada, y pocas cosas que rescatar en su juego.

De ahí, que el propio Smith admitiese que había hecho un trabajo "muy pobre" en la preparación del equipo, después que los Falcons perdieron en su campo por paliza de 6-32 ante los Eagles.

"Cierto que queda una temporada larga, pero no hice un buen trabajo al prepararlos para el duelo del primer partido", señaló Smith.

La primera vez fue más amable con los debutantes David Culley al frente de los Texans, Nick Sirianni de los Eagles, y Brandon Staley de Los Angeles Chargers, así como con algunos recién llegados a la liga, pero ahora en diferentes entornos.

Fue el caso de mariscales de campo en sus primeras aperturas con sus nuevos equipos como Jameis Winston de los New Orleans Saints, Tyrod Taylor de Houston, Teddy Bridgewater de Denver Broncos, y Sam Darnold de Carolina Panthers.

En cuanto a los mariscales de campo más jóvenes, fue una jornada mala después de ver como Trevor Lawrence y Zach Wilson, las dos selecciones generales más altas del sorteo universitario, más el de primera ronda, Mac Jones, perdieron todos.

Jones de los New England Patriots tuvo el mejor desempeño en la derrota 16-17 ante Miami Dolphins. También tuvo mucha más ayuda que Wilson de los New York Jets, quien sufrió mucho en la primera mitad antes de caer en la derrota por 14-19 en Carolina.

Lawrence, cuya evaluación de su actuación lo hizo sonar como un actor en una obra de Broadway a punto de cerrar después de una noche, fue parte de ese ignominioso fracaso de 21-37 de los Jaguars en Houston.

"Perder siempre es difícil, especialmente cuando sientes que estás preparado y has tenido una gran semana", admitió Lawrence. "Realmente creo que estábamos listos y obviamente no jugamos bien. Empieza conmigo. No jugué bien, seguro, lo hice realmente mal".

Los otros dos pasadores de primera ronda, Trey Lance de San Francisco 49ers, y Justin Fields de Chicago Bears, contribuyeron cada uno con touchdowns para sus clubes.

Los siete nuevos entrenadores en jefe de esta temporada se combinaron para ir 3-4 en la primera semana. Robert Saleh de los Jets vio a su club arrollado por su ex mariscal de campo, Darnold, y por Christian McCaffrey, quien estuvo brillante después de un 2020 básicamente perdido por lesión.

Dan Campbell, de Detroit Lions, vio a su equipo caer en un hoyo profundo antes de una sorprendente remontada, pero un resultado infructuoso, ya que perdieron 41-33 ante los 49ers.

Los Chargers de Staley ganaron en Washington 16-20, en otro resultado sorpresa.

El fin de semana de apertura de la temporada de la NFL siempre es un desafío para los favoritos.

Eso parecía extrapolado este año por la falta de apariciones en juegos de pretemporada para tantos habituales. Favoritos o contendientes proyectados como Buffalo Bills, Tennessee Titans, Indianapolis Colts y Green Bay Packers eran mediocres o peores.

Sin embargo, contrariamente a eso, fueron las presentaciones de Winston, Taylor, Bridgewater y Darnold las que generaron sorpresas positivas.

Winston fue un mago al reemplazar al legendario Drew Brees, lanzando para cinco touchdowns, el máximo de su carrera. Taylor hizo quizás tanto como el hombre al que está reemplazando, Deshaun Watson, podría haber hecho con sus 291 yardas y dos touchdowns con los Texans.

Darnold lanzó para anotar y corrió para uno para vencer a los Jets. Bridgewater completó 28 de 36 pases para 264 yardas y dos anotaciones, compartiendo el balón con nueve receptores, en una victoria ante los New York Giants.

Mientras que, si hubo un gran perdedor en el debut de la primera semana de la NFL, este no fue otro que Meyer con los Jaguars, dada las credenciales con las que llegó a la liga.

Perdió la primera apertura de la temporada de su carrera como entrenador en jefe después de ingresar al juego después de haber ganado 17 aperturas consecutivas como entrenador universitario.

Meyer admitió que lo hermoso del fútbol americano es que no puedes engañar a nadie en el campo y solo con trabajo duro se pueden cambiar las cosas y eso sería lo que hiciese el equipo.