<
>

Broncos conocen la genuina personalidad Drew Lock en el segundo año

play
VIDEO: Jerry Jeudy muestra un impresionante juego de pies y agilidad (0:43)

El receptor abierto novato de los Broncos, Jerry Jeudy, muestra su juego de pies y agilidad en un entrenamiento. (0:43)

El quarterback de segundo año de los Broncos, Drew Lock, no teme mostrar su actitud extrovertida en su segundo año en Denver

ENGLEWOOD -- Durante una reciente práctica de campamento de entrenamiento cuando se veía --y escuchaba-- a la defensiva de los Denver Broncos haciendo jugadas grandes por todas partes del campo, el quarterback de segundo año, Drew Lock, mostró un poco de carácter. Lock tiró un dardo por la lateral derecha a Courtland Sutton, por encima del esquinero titular A.J. Bouye, y al tiempo que Sutton lanzó algunos ataques verbales a la defensiva, Lock corrió ala línea de golpeo aplaudiendo con un entusiasmo "en tu cara".

Es la clase de "actitud" que tiene a Sutton y otros compañeros emocionados por la segunda temporada de Lock, pero es algo que no hubieran visto del joven pasador en el verano pasado.

Lock arribó al campamento el año pasado habiendo sido informado que Joe Flacco era el titular, momentos después de que los Broncos lo seleccionaron en la segunda ronda del Draft 2019 de la NFL. Luego, Lock sufrió una lesión al dedo pulgar de su mano de lanzar durante la derrota de pretemporada de los Broncos ante los San Francisco 49ers, y pasó media campaña en la lista de reservas lesionados, incapaz de poder lanzar.

Un jugador joven puede ser muchas cosas desde el vestidor, pero ser un extrovertido quarterback reserva lesionado no es una de ellas. Como consistentemente decía el ex receptor abierto de los Broncos, Rod Smith, dijo al final de su carrera de 12 temporadas, "No se puede liderar desde la enfermería".

View this post on Instagram

THAT'S OUR Q!⠀ ⠀ #VictoryMonday

A post shared by Denver Broncos (@broncos) on

"No me importa quién eres, lo que has hecho; puedes hablar, pero no habrá nadie allí escuchando. Están allá afuera en prácticas, en reuniones, alistándose para jugar", dijo Smith con una risa.

Lock lo aprendió la temporada pasada, así que esperó y trabajó y escuchó. Más visto que escuchado, más reservado de lo que jamás pensó que podría ser.

"Definitivamente sentí que me debía mesurar un poco al inicio de la temporada ... simplemente para conocer a todos, conocer la situación, e incluso conocer a Joe [Flacco] un poco", admitió Lock. "Lentamente, pero seguro, fui siendo yo y realmente pude mostrar cómo era, especialmente al final cuando me convertí en [titular] y pude comenzar a jugar. Creo que todos hemos visto mi personalidad desde que comencé a jugar".

El Lock que han visto los Broncos en este receso de temporada es más cercano al quarterback y líder que creyeron haber seleccionado. El ala cerrada de los Broncos, Noah Fant, dijo que Lock fue una figura clave en más de una docena de sesiones que los jugadores celebraron por su cuenta en las semanas recientes, cuando los Broncos --como el resto de los equipos de la NFL-- vieron borrado su receso de temporada por el COVID-19. Sus compañeros han dicho que Lock mostró dominio del nuevo libro de jugadas y mantuvo las cosas moviéndose eficientemente.

"Creo que realmente ayudaron a que Drew madurara y conociera a algunos de sus nuevos jugadores", señaló el corredor Phillip Lindsay.

Lock mostró promesa la temporada pasada, terminando con registro de 4-1 como titular en los cinco partidos finales de la campaña del 2019. Los Broncos dijeron que lo mantendrían en ese rol para el 2020 y pasaron la temporada baja rodeándolo de una ofensiva con mucho mayor velocidad y potencial de jugadas explosivas.

"Desde que tuvo su inicio, he dicho que Drew posee esa actitud y ustedes la han visto", expresó Sutton. "Juega con una clase de actitud diferente y amamos verlo. Es una de las cosas que, cuando se tiene esa energía, te alimentas de ella. Cuando viene de tu quarterback a quien todo mundo mira como líder, una energía diferente para todos, no solamente los jugadores, sino también los coaches".

View this post on Instagram

To infinity & beyond! 🚀🚀🚀

A post shared by Denver Broncos (@broncos) on

Peyton Manning, quien ha intercambiado mensajes de texto y llamadas con Lock, rutinariamente decía que buena parte del trabajo de un quarterback es prepararse y mantenerse preparado. Es una lección que Lock parece haber comprendido en una temporada baja como ninguna otra en la historia de la liga.

"Pienso que merece algo del bombo y platillo", externó el guardia Dalton Risner. "Jugó cinco partidos del año pasado y demostró que era en serio. Pienso que tiene mucho más por demostrar este año, y sé que Drew dará el paso hacia el plato y lo hará. Ha trabajado extremadamente duro durante la temporada baja, y desde que se apareció, he visto un lado de mayor liderazgo de Drew. Estoy extremadamente emocionado por ver lo que hace".

El head coach de los Broncos, Vic Fangio, a menudo ha servido como el encargado de frenar al tren de las expectativas de Lock. La temporada pasada, Fangio rutinariamente ofreció una variedad de respuestas de bajo perfil y de esperar a ver a las preguntas en torno al entonces novato, incluso si fue el propio Fangio quien empujaba a los coaches detrás de escena para alistar a Lock para jugar hacia la recta final.

Fangio bromeó de nuevo en esta temporada baja respecto a inflar las expectativas de Lock porque "todos ustedes parecen querer echar aire a las llantas", incluso al tiempo que elogiaba el trabajo de Lock en el receso de campaña.

"Ha retomado justo donde se quedó", dijo Fangio en semanas recientes. "Drew llegó aquí el año pasado y todo era difícil y nuevo y nada sencillo para él ... Eventualmente lo tuvimos aquí, y mejoró semana a semana. Ganamos algunos partidos, lo que siempre es bueno. Simplemente continuó esa tendencia al alza a lo largo de la temporada baja. Pienso que ha hecho un gran trabajo de aprender la nueva ofensiva ... Está listo".

Lock a menudo dijo en el campamento de entrenamiento el año pasado --antes de que su lesión lo marginara del campo de prácticas por dos meses-- uno de los temas con los que lidió fue cómo liderar a una ofensiva con jugadores mayores y con mucha más experiencia, desde el puesto reserva.

A nivel colegial, incluso como titular en su campaña de freshman, un quarterback seguía estando a tres años, aproximadamente, de sus compañeros de mayor edad, y todos habrían jugado más o menos el mismo tiempo. Sus compañeros, especialmente aquellos que tomaron parte de las sesiones de pase en el verano, dicen que ha mostrado un mayor nivel de confort a la hora de dirigir el tráfico y cerciorarse de que todos se mantengan enfocados, incluso los jugadores mayores.

"Lo que he aprendido desde que llegué aquí es que una vez que te ganas el respeto de los mayores y las cabezas de la organización, esa debe ser tu primera gran meta, ganarte el respeto de la gente que te rodea", explicó Lock. "Para mí, ser capaz de sentir lo que sentí el año pasado, y los comentarios de todos en el receso de temporada, y simplemente ser capaz de ingresar al vestidor, es 100 por ciento la meta que me propuse para el primer año, simplemente ganarme el respeto del equipo. Ahora que lo tengo, no hay preocupaciones respecto a las personalidades, porque todos saben cómo soy.

"Conozco a todos en este equipo, sé cómo actúan, sé cómo son como personas. Ahora es tiempo de jugar donde, si necesito reprochar a alguien, no soy ya el novato gritándole al tipo de tercer o cuarto año. Es 'Ese es Drew el que nos grita. Ese es Drew el que nos presiona'. Es una mentalidad totalmente diferente tener a un quarterback de segundo año, en lugar de un quarterback novato".

Lock claramente busca divertirse más como el quarterback titular que cuando estaba en la banca. Y tiene licencia para asumir el control.

Y eso es lo que los Broncos han deseado desde que Manning se retirara al término de la campaña del 2015, un quarterback que se establezca. Deseaban que Paxton Lynch lo hiciera, deseaban que Trevor Siemian lo hiciera, así como Case Keenum y hasta Flacco.

Pero por una serie de razones, incluyendo la seguridad en el puesto, nunca sucedió. Al menos esa es parte de la razón por la que los Broncos fueron tan abiertos en enero en términos de los planes para Lock.

"Drew tuvo un buen receso de temporada", dijo el linebacker Bradley Chubb. "Simplemente ver las cosas que estaba haciendo, y verlo en el edifico ahora, luce bien y se ve sano y listo. Luego sumas esas armas nuevas con las armas que tenemos aquí, y estoy simplemente emocionado por ver que cuaje la ofensiva ... Será divertido ver a Drew madurar y tomar el control de este equipo como necesita hacerlo".