<
>

En San Francisco, la mayor interrogante para el campamento tiene que ver con Jimmy Garoppolo

play
Duelos históricos y de revancha (1:42)

San Francisco encara una temporada regular de retos como campeón de la NFC, incluido el superar a acérrimos rivales históricos como Dallas y Green Bay, este último, a quien venciò en la Final de la NFC. (1:42)

Los San Francisco 49ers se preguntan si Jimmy Garoppolo puede dar el siguiente paso en su desarrollo

Los San Francisco 49ers abren su campamento de entrenamiento del 2020 el próximo 28 de julio en el SAP Training Facility de Santa Clara, California. Aquí hay una mirada detallada a las tramas a seguir:

¿Cómo se recuperarán los 49ers de su decepción de Super Bowl?

No es ningún secreto que los 49ers se perdieron una oportunidad dorada de ganar el Super Bowl LIV, despilfarrando una ventaja de doble dígito en el cuarto periodo sobre los Kansas City Chiefs. Llegar a un Super Bowl no es tarea sencilla, pero regresar después de una derrota ha probado ser extremadamente difícil. Si los Niners logran regresar al gran juego, se convertirían en apenas el tercer equipo de la NFC en perder un Super Bowl y regresar a la temporada siguiente, uniéndose a los Minnesota Vikings de 1974 y Dallas Cowboys de 1971.

¿Una ventaja que los Niners podrían tener sobre los demás equipos? Continuidad. En esta, la más incierta de las campañas, San Francisco trae de regreso a todos sus coordinadores y los jugadores que participaron en el 82.6 por ciento de las jugadas del año pasado, la cuarta mayor cantidad de la NFL.

¿Puede Jimmy Garoppolo recortar las entregas de balón y dar el siguiente pase en su desarrollo?

Por primera vez en su carrera, Garoppolo inició una temporada completa de partidos en el 2019. Saliendo de una rotura de ligamento anterior cruzado, Garoppolo sufrió al inicio de la campaña, pero se acomodó y condujo a los 49ers a victorias clave de la recta final de la temporada que los pusieron en posición de mantener el momento en los playoffs de la NFC.

Ahora, con más de dos años completos en la ofensiva del head coach Kyle Shanahan, las expectativas para Garoppolo continúan creciendo. Garoppolo tiró para 3,978 yardas (N° 12 en la NFL) y 27 touchdowns (empatado por quinto) y promedió 8.4 yardas por intento (tercero) en camino a un índice de pasador de 102.0 (octavo). Pero también lanzó 13 intercepciones, empatando el octavo mayor total en la liga.

Que Garoppolo pueda o no cortar ese número de errores desempeñará un rol importante en lo que viene para su carrera. Existe precedente para esa clase voltereta. El quarterback de los Atlanta Falcons, Matt Ryan, lanzó 16 intercepciones en el 2015, su primer año con Shanahan como coordinador ofensivo. El siguiente año, Ryan tiró únicamente siete en camino a una temporada de Jugador Más Valioso.

Dejando de lado los sueños de JMV, si Garoppolo puede seguir un camino similar a Ryan en términos de intercepciones, ayudaría bastante para establecerlo como uno de los mejores quarterbacks en la liga, y cimentarlo como el quarterback franquicia de los Niners a largo plazo.

¿Cómo reemplazarán los Niners a DeForest Buckner y Emmanuel Sanders?

Aunque los 49ers mantuvieron bastante continuidad, la plantilla no sobrevivió al receso de temporada sin bajas. Incapaces de retener a todos bajo el tope salarial, canjearon a Buckner a los Indianapolis Colts y Sanders emigró vía agencia libre a los New Orleans Saints.

Ambos jugadores serán echados de menos, y un par de novatos de primera ronda tendrán el encargo de compensar buena parte de las pérdidas. Javon Kinlaw, elegido N° 14 global, es el favorito para quedarse en el rol de Buckner como titular en el tackle defensivo de técnica-3. Brandon Aiyuk, adquirido por los Niners a finales de la primera ronda después de un canje hacia arriba, tendrá una misión similar, reemplazando a Sanders como receptor.

Es pedir mucho pensar que Kinlaw y Aiyuk ofrecerán una transición fluida después de dos jugadores tan exitosos como Buckner y Sanders, pero si ofrecen un sólido punto de arranque, debe existir suficiente profundidad con linieros defensivos como D.J. Jones y Solomon Thomas, así como los receptores abiertos Jalen Hurd y Trent Taylor, para llenar los vacíos.

Después de una cirugía de temporada baja, ¿se mantendrá sano Dee Ford para contribuir más en el 2020?

La tendinitis en la rodilla limitó a Ford a apenas 21.9 oportunidades defensivas por partido el año pasado, su primero con los Niners, y finalizó con apenas 6.5 capturas y dos balones sueltos forzados en 11 encuentros. Esa no es la clase de producción que los 49ers esperaban cuando canjearon para adquirir a Ford y lo firmaron a un contrato de cinco años y 85 millones de dólares en marzo del 2019. Un par de semanas después del Super Bowl LIV, Ford visitó al renombrado Dr. James Andrews para una extensa cirugía de limpieza en la rodilla izquierda.

En mayo, Ford expresó optimismo de que la cirugía lo tendría cerca del 100 por ciento para el 2020. Esa sería una gran noticia para los 49ers tras la salida de Buckner, dado que depositan buena parte de sus esperanzas de postemporada en el dominio continuo de su línea defensiva. En las raras ocasiones en que Ford estuvo disponible el año pasado, era difícil negar su impacto al lado opuesto de Nick Bosa. Durante la temporada regular, los Niners sumaron 24 capturas en 164 jugadas con Bosa y Ford sobre el campo juntos. Tuvieron 24 capturas en 801 oportunidades en el resto de las jugadas.

Como uno de los Niners mejor pagados, Ford podría ser uno de los engranes más importantes en la carrera por regresar al Super Bowl.