<
>

Los 3 temas a seguir en el Scouting Combine de la NFL

play
Los Chiefs deben ofrecerle un nuevo contrato a Patrick Mahomes (2:45)

'Kansas City tendrá que manejar bien la agencia libre para reforzarse luego del posible contrato de Mahomes', argumenta Pablo Viruega. (2:45)

El Scouting Combine tiene un encanto que hace que los ojos del grueso de los amantes del futbol americano fijen su mirada en Indianapolis cada año.

Quizá es el hecho de que el combinado de cazatalentos, que este año se celebra entre el 27 de febrero y 1 de marzo, es la antesala inmediata a la agencia libre o tal vez simplemente que se echa tanto de menos el deporte, que hasta ver a prospectos correr 40 yardas se transforma en televisión obligada.

Para otros, son simplemente los Juegos Olímpicos en calzas y de poco sirven, aunque la realidad es que la historia nos muestra que si rindes en el combinado, tus acciones de cara al draft suben, lo que nos lleva a repasar las tres cosas más importantes que van a suceder en los próximos días en la capital de Indiana.

Las entrevistas
Los ejercicios físicos generalmente se llevan todos los reflectores y los aficionados no tienen acceso a las entrevistas, pero la mayoría de los equipos te dirá que las reuniones uno a uno con los distintos prospectos son lo más importante del Scouting Combine.

Cada uno de los jugadores se reúne con los equipos durante 15 minutos y si bien uno podría alegar que no es tiempo suficiente para conocer a una persona, la realidad es que la primera impresión vale mucho. Los cazatalentos ya vieron todos los videos, analizaron todas las jugadas, pero lo que no saben es si el jugador es un líder natural, si tiene pasión por el deporte, si tiene un entendimiento avanzado del juego y cuán rápido puede procesar una jugada.

Las distintas franquicias investigan hasta el más mínimo detalle, hablan con sus ex compañeros y sus antiguos entrenadores y si bien muchas veces las respuestas son estudiadas, los equipos te pondrán a prueba y sacarán mucha información de las entrevistas.

Sobran los casos en los que, por más talentoso que sea un jugador, es removido por completo del “draft board” de un equipo después de una mala entrevista.

Estudios médicos de Tua Tagovailoa
Uno de los grandes temas de cara al Scouting Combine es la actualización de los estudios médicos del ex quarterback de la Universidad de Alabama Tua Tagovailoa.

Nadie puede cuestionar el talento de Tua que, en mi opinión, es incluso más mayor que Joe Burrow, quien muy probablemente será la primera selección global. No obstante, tampoco se puede obviar la tendencia a sufrir lesiones de Tagovailoa, quien ya se ha sometido a dos cirugías de tobillo y a una de cadera y esa “fragilidad” asusta a los equipos, pues el futbol americano profesional es mucho más físico que el universitario, sin embargo, a medida que nos vamos acercando al draft, empiezan a escucharse más bombas de humo y uno no sabe qué información es real y cuál se instala a propósito.

Por lo pronto, ya los rumores acerca de que Tua no pasará de la selección global número tres empiezan a crecer. Tal vez sea para que los Miami Dolphins, Los Angeles Chargers y cualquier otro interesado empiecen a subir su precio o, quizá, el interés de más de dos equipos sea genuino.

Lo cierto es que la semana pasada, Miami tanteó lo que le costaría escalar a la tercera posición de selección, dado que si esos estudios médicos evolucionan positivamente, como se espera, crecerá tanto el número de equipos interesados en el quarterback de Alabama, como el precio por escalar posiciones.

La velocidad mata
Si bien hay muchas características que hacen a un jugador de futbol americano, ninguna atrae más a los distintos equipos que la velocidad.

El fallecido dueño de Las Vegas Raiders, Al Davis, era conocido por siempre morder el anzuelo: “No puedes enseñar la velocidad”. Con esa teoría, algunos salieron muy bien, como Bo Jackson, y otros no tanto, como Darrius Heyward-Bey.

La realidad es que los grandes atletas no necesariamente terminan como grandes jugadores, pero, a veces sí es el caso. Recuerdo que el año pasado, el receptor ahora de los Seattle Seahawks, D.K. Metcalf, tuvo un Scouting Cobmine de ensueño y muchos (me incluyo) teníamos dudas sobre cómo rendiría en el siguiente nivel. De más está decir que tuvo una gran campaña de novato, lo que lleva nuestra atención a la prueba del sprint de las 40 yardas, donde estaremos pendientes de quién tendrá el tiempo más rápido, porque, si bien no es una ciencia exacta, nada mueve más la aguja de las franquicias que la velocidad.

Algunos de los candidatos a quedarse con esa corona son los receptores Jalen Reagor (TCU), Henry Ruggs III (Alabama), Anthony Schwartz (Auburn) y Henry Aiyuk (Arizona State), el esquinero C.J. Henderson (Florida) y el corredor Jonathan Taylor (Wisconsin).