<
>

Kyle Shanahan no se arrepiente de sus jugadas en el Super Bowl LIV

play
¿Regresarán pronto al Super Bowl los 49ers? (3:13)

Opiniones divididas entre los miembros de la mesa acerca del futuro del equipo de San Francisco. (3:13)

SANTA CLARA -- El head coach de los San Francisco 49ers, Kyle Shanahan, no usa redes sociales, pero luego de la decepcionante derrota de su equipo en el Super Bowl LIV, posee un método diferente para medir las críticas que se lanzaron en su contra y contra el equipo: mensajes de texto.

Hablando a un lado del gerente general John Lynch en la conferencia de fin de temporada de los Niners este jueves, Shanahan dijo que recibió cerca de 200 mensajes de texto tras la victoria de San Francisco sobre los Green Bay Packers en el Juego de Campeonato de la NFC, la mayoría de ellos diciéndole cuán grandiosos eran él y los Niners.

Luego de desperdiciar una ventaja de 10 puntos ante los Kansas City Chiefs en el cuarto periodo del domingo, Shanahan tuvo unos 200 mensajes más, la mayoría preguntándole si estaba bien, y otros diciéndole que todavía creían en él.

Después de todo, Shanahan no tiene remordimientos sobre el modo en que mandó jugadas y administró el juego, e insistió que las críticas no le afectarán.

"No siento que sea una reacción intensa", dijo Shanahan. "No estoy en Twitter o lo que sea de esas cosas, pero nunca me haría eso a mí mismo, de todos modos. He perdido un Super Bowl antes y fui parte de una ventaja mayor que se perdió, así que estoy muy al tanto de lo que sucede con ello. pero tampoco soy un buen mentiroso. El modo en que ustedes me escuchan hablar es exactamente el modo en que me siento. Estoy muy decepcionado por la derrota porque es muy difícil llegar allí.

"Personalmente creí que teníamos al mejor equipo en la NFL este año. Y no lo fuimos, y tenemos que lidiar con eso. Pero estoy seguro que creíamos en eso y debimos haberlo probado y no lo pudimos hacer. Es lo que es realmente bueno acerca de los deportes, lo que duele de los deportes, y lo que es divertido de los deportes. Por eso amo a los deportes y todos aman seguirlos, porque existe mucha emoción allí y cuando me siento de este modo y eso, digo, todo me hace sentir más fuerte porque duele mucho. Pero también sé con cuánto puedo lidiar. Y si eso es lo peor que sucede, no puedo esperar a que intentemos regresar el año que viene".

Luego de la derrota de los Chiefs, mucha parte de la culpa ha sido dirigida a Shanahan y al quarterback Jimmy Garoppolo, algo que, como apuntó Shanahan, no es inusual dado sus empleos.

Muchas de las interrogantes para Shanahan giran en torno a cómo manejó el final del segundo cuarto. Después de que el linebacker de San Francisco, Fred Warner, derribara al corredor Damien Williams para ganancia de 1 yarda que condujo a una cuarta y 13 en la yarda 49 de Kansas City, Shanahan optó por no quemar un tiempo por pedir con cerca de minuto y medio por jugar.

Cámaras de televisión mostraron a Lynch haciendo la seña del tiempo fuera desde el palco desde donde miraba el encuentro. Shanahan decidió contra ello mientras Kansas City agotaba el reloj hasta los 59 segundos antes de despejar.

El jueves, Shanahan insistió que lo manejaría del mismo modo. Su preocupación era que el pateador de despeje de Kansas City, Dustin Colquitt, encerrara a los Niners en la yarda 1, y luego los Chiefs utilizarían sus tiempos por pedir para anotar antes de la mitad.

El despeje de Colquitt quedó dentro de la 5, pero Kansas City no pudo hacer la jugada grande, entregando el ovoide a los Niners en la 20.

Desde allí, Shanahan dijo que esperaba conseguir una escapada larga por tierra en primer intento, lo que le hubiera permitido ser más agresivo, pero por lo menos, acabarse el reloj. De no haber sido por una interferencia de pase ofensiva en contra de George Kittle que anuló una ganancia de 42 yardas, los Niners todavía hubieran podido conseguir al menos un gol de campo antes del entretiempo.

De cualquier modo, fueron capaces de meterse al vestidor empatados en 10 con el ovoide para iniciar la segunda mitad, un resultado con el que Shanahan estaba contento después de lo que describió como "errores" que cometió a media temporada en una derrota ante los Seattle Seahawks.

"Mandé una carrera", dijo Shanahan. "No creo que no sea agresivo. A veces mando correr en tercera y 10, y creo que estábamos promediando cerca de 7 yardas por acarreo en ese momento. Me gusta mandar a correr. También garantiza que el reloj seguirá corriendo después de ello... Así que en esa, estoy muy confiado en lo que sucedió allí. Lo haría siempre, una y otra vez, especialmente cuando recibes el ovoide en el tercer [cuarto]".

Cuadno se le preguntó si había algunas jugadas que le gustaría cambiar del juego, Shanahan respondió que no, aunque en retrospectiva dijo que le hubiera gustado pedir tiempo fuera después del largo intento de pase en tercera para Emmanuel Sanders que cayó incompleto, para recuperar algo de energía para el cuarto intento. Optó por no quemarlo, a sabiendas de que, si los Niners no conseguían la primera oportunidad, necesitarían los tres tiempos fuera para tratar de conseguir otra posesión.

Shanahan también ofreció apoyo para Garoppolo, quien consiguió un QBR de 5.6 en el cuarto periodo, empatando la peor marca para cualquier cuarto en la postemporada (mínimo 10 intentos).

Shanahan dijo que piensa de Garoppolo igual que "el día previo al Super Bowl", notando que cree que su quarterback iba camino al Jugador Más Valioso del Super Bowl antes de las series finales.

"Jimmy es una de las razones principales por las que llegamos al Super Bowl", explicó Shanahan. "Se sobrepuso a mucho. Fue el primer año en su carrera cumpliendo con una temporada entera de NFL, así que todavía no tiene tantos inicios como Baker Mayfield. Tuvo un gran primer año jugando verdaderamente la posición, especialmente volviendo de una rotura de ligamento anterior cruzado.

"Debes superar eso como quarterback donde tu ritmo y todo no está allí al principio del año. Y para él, ser así y no permitir que la presión le llegue y mejorar conforme avanzó el año, creo que dice mucho acerca de Jimmy y no puede decirles cuánto amé dirigirlo como jugador y como persona este año".

Antes de despedirse del equipo el miércoles, se enfocaron en discutir cuánto habían progresado en el 2019, invitando a los jugadores a compartir sus recuerdos favoritos, y una reunión programada para 15 minutos se terminó durando más de una hora.

"Pienso que es importante y algo de lo que hablamos mucho como equipo, es no simplemente desechar lo especial que fue la temporada que tuvimos y no olvidarlo", dijo Lynch. "No hay muchos equipos que pasan de cuatro triunfos a 13 y dominan a la NFC en los playoffs para llegar allí. Así que creemos que este equipo es diferente y creemos que somos capaces de hacerlo.

"Debemos adueñarnos de la decepción, pero algunas de las cosas que se dijeron, creo que este grupo es muy fuerte en términos de quiénes somos. Y sé que [Shanahan], en mi mente, fue el mejor coach en la liga este año. Ese último partido, debemos aceptar lo que pasó. Nuestros chicos son así. Van a tomarlo, ponerlo sobre sus hombros, van a adueñarse de ello y vamos a seguir adelante y vamos a ser mejores gracias a ello".