<
>

Para bien o para mal, los nuevos quarterbacks acapararon reflectores

play
Daniel Jones demostró ser el quarteback del presente para los Giants (0:57)

Javier Trejo destaca el liderazgo de Jones mostrado en el duelo ante Tampa Bay. (0:57)

Estimados amigos de ESPN, las múltiples lesiones sobre jugadores tan importantes y las decisiones de los entrenadores redundaron en la presentación de seis nuevos abridores en la posición de quarterback, para la Semana 3.

Se trató de jugadores que no necesariamente son novatos pero que, en sus respectivos equipos, recibieron su primera oportunidad como titulares en la temporada.

LOS QUE DEBUTARON CON EL PIE DERECHO

Kyle Allen elegido, en el draft del año pasado por los Carolina Panthers, tuvo su oportunidad debido a la lesión que presentaba en el pie Can Newton.

Mientras que Newton después de dos partidos no logró un solo pase de touchdown, Allen movió muy bien a la ofensiva y lanzó para cuatro pases de anotación en la victoria sobre Arizona.

Se dice que una lesión no hace que un jugador pierda la titularidad, pero le aseguro usted que a Ron Rivera, head coach de los Panthers, ya le pasa por la cabeza la posibilidad de mantener al joven Allen como titular.

El lunes pasado, Pat Shurmur, entrenador en jefe de los New York Giants, anunció que Daniel Jones --su recluta de primera ronda en el pasado draft-- sería el titular en el juego ante los Tampa Bay Buccaneers.

Después de 232 inicios en 233 partidos desde el 2004, Eli Manning se fue a la banca.

La decisión de Shurmur a razón de lo visto este domingo fue la acertada. Jones lanzo para dos pases de touchdown, y tuvo dos touchdowns más en acarreos por tierra.

Igual que Allen, Jones ejerció liderazgo y personalidad. Ambos dejaron muy buenas sensaciones.

Teddy Bridgwater tomó las riendas de la ofensiva de los Saints después de la lesión en el pulgar de Drew Brees.

La diferencia de nivel entre Brees y Bridgewater puede ser abismal, pero al menos este domingo el ex jugador de los Vikings tuvo un magnífico desempeño en la victoria en una difícil aduana, como es la de los Seattle Seahawks.

Bridgewater terminó con dos pases de anotación y no cometió errores.

LOS QUE NO

Pittsburgh sufrió la lesión de su quarterback titular, Ben Roethlisberger, en la Semana 2, y por ello era obligado el debut como titular para Mason Rudolph, quien tuvo 14 pases completos de 27 intentos, con dos touchdowns y una intercepción en la derrota de los Steelers ante San Francisco.

Con todo y todo, Rudolph en juego y medio lleva cuatro pases anotación, mientras de Big Ben no logró ninguno en el mismo lapso.

Por cierto, Pittsburgh se quedó con un récord de 0-3, mientras que San Francisco lleva justo el récord inverso para convertirse en una de las sorpresas de la temporada.

Por su parte, Luke Falk, quien apenas tiene una semana de haber llegado con los New York Jets, cargó con la derrota ante los New England Patriotas. Bautizo de fuego para el joven pasador que es nominalmente el tercer mariscal de su equipo con el equipo neoyorquino, y terminó apenas con 98 yardas y una intercepción sin pase de anotación.

Finalmente, el head coach de los Miami Dolphins, Brian Flores, decidió sentar a Ryan Fitzpatrick para darle su primera apertura a Josh Rosen.

Rosen llegó procedente de los Arizona Cardinals en donde tampoco dejó grandes números. Para este partido de la Semana 3 ante los Dallas Cowboys, el nuevo mariscal de campo terminó con apenas 200 yardas con un pobre porcentaje de pases completos de 46, sin touchdowns ni intercepciones.

En todo caso tanto, a Falk como a Rosen les tocó "bailar con la más fea" enfrentado a los Patriots y Cowboys, respectivamente.

Cada temporada es así: jugadores que por distintas circunstancias acaban recibiendo su oportunidad. Solo el tiempo dirá quión puede aprovecharla, y quién no.