<
>

Lo más destacado de la Semana 2 de la NFL: Remontadas espectaculares, frustraciones y regresos a la titularidad

play
Los Puntos Finos del Domingo de NFL (2:15)

Tua Tagovailoa calla a críticos en el juego menos esperado; los Cowboys ganan sin Dak Prescott y los Broncos aún no tienen al Russell Wilson que les prometieron. (2:15)

Las sorpresas no cesan en el arranque de la temporada 2022 de la NFL y, de hecho, se mantendrán el resto de la campaña, aunque la cuota bajará semana a semana conforme los 32 equipos tomen sus respectivos ritmos y alcancen (o caigan a) su real nivel.

Por lo pronto, los New York Giants volvieron a ganar y contra muchos pronósticos, tienen marca de 2-0, mientras que, del otro lado de la moneda, la decepción comienza a hacerse presente, como sucede con los Indianapolis Colts, que siguen sin conocer la victoria tras ser blanqueados por unos Jacksonville Jaguars que parecen tenerles tomada bien la medida.

La Semana 2 ofreció varias remontadas, algunas se concretaron, como las que lograron los New York Jets y los Miami Dolphins, ambos de visita, mientras que otras quedaron en intentos.

Aquí un vistazo a los cinco puntos más destacados de otra salvaje jornada en la NFL.

Miami 42, Baltimore 38

Esta ofensiva prometía explosividad y Tua Tagovailoa cumplió con lo prometido al dar el mejor juego de su corta carrera en la NFL y no sólo eso, hacerlo de visita y en la casa de unos Baltimore Ravens que, históricamente, tienen una defensiva históricamente competente.

Tua se destapó con seis pases de touchdown y 469 yardas por aire tras completar 36 de 50 pases; también sufrió dos intercepciones, lo cual puede ser normal cuando se hacen tantos envíos, pero el pasador compensó sus errores con una brillante actuación que catapultó a los Dolphins a recuperarse en tres ocasiones de estar abajo por 21 puntos, la última al inicio del cuarto periodo.

Tagovailoa se apoyó en sus dos armas más explosivas, Tyreek Hill (11 rec., 190 yd, 2TDs) y Jaylen Waddle (11 rec., 171 yd, 2 TDs) para hacer realidad lo que varios imaginaron de esta ofensiva. Hill y Waddle se convirtieron en la cuarta pareja de receptores en la historia de la NFL que suma 150 o más yardas y dos touchdowns en recepciones.

Lograr todo lo anterior en Baltimore, sin duda, aumenta las expectativas sobre lo que los Dolphins pueden hacer esta temporada, pero ver a un Tua explosivo no será la norma, aunque el coach Mike McDaniel y su equipo ya saben de lo que su ataque es capaz cuando está afinado.

Cabe recordar que la defensiva permitió 31 puntos y dos touchdown en jugadas de más de 75 yardas y en la Semana 3 tendrá enfrente a la ofensiva de los Buffalo Bills, así que la cautela será la mejor compañera de los Dolphins.


Dallas 20, Cincinnati 17

Cooper Rush hizo un eficiente trabajo en su primer juego como sustituto del alma y corazón de los Dallas Cowboys, Dak Prescott, pero una vez que los Cincinnati Bengals tuvieron material para ajustarse a su estilo y tendencias de juego, la ofensiva texana sólo pudo sumar dos goles de campo, cada uno al final de cada medio.

La lección más valiosa que deja la victoria de Dallas es que, a pesar de que la línea ofensiva de los Bengals tiene problemas serios de protección, la defensiva puede cargar a los Cowboys durante la ausencia por lesión de Prescott, en particular con un Micah Parsons implacable. El linebacker de segundo año fue una pesadilla para Joe Burrow al sumar dos capturas y ser el protagonista de la constante presión que sufrió el quarterback de Cincinnati.


San Francisco 27, Seattle 7

Una lesión es la última razón por la que cualquier jugador desea entrar al campo, pero la realidad es fría y luego de la fractura de tobillo que sufrió Trey Lance en el duelo ante los Seattle Seahawks, será Jimmy Garoppolo quien ayude a los San Francisco 49ers a cumplir con las expectativas en 2022.

Fue obvio que los Seahawks no estaban preparados para ver en el campo a Garoppolo, lo cual se notó cuando el No. 10 de los 49ers guió a su ofensiva a anotar 17 puntos en la primera mitad para poner a San Francisco 20-0 arriba (Lance preparó el primer gol de campo), pero una vez que ajustaron, la ofensiva de los gambusinos perdió ritmo y sólo pudo anotar al final del encuentro con la carrera de una yarda de Jimmy G.

Suena frío, pero la realidad parece indicar que los 49ers son más contendientes para el título de la NFC con Garoppolo al mando de su ofensiva que con Lance.


Tampa Bay 20, New Orleans 10

Los Tampa Bay Buccaneers y Tom Brady se sacudieron el dominio en temporada regular de los New Orleans Saints, pero esta victoria se originó más por los errores de los de casa que por méritos de los Bucs.

En varios momentos del encuentro, la línea ofensiva de los Saints ganó la batalla en la línea de scrimmage al abrir huecos para sólidas ganancias en el juego terrestre y de l otro lado del balón, la presión a Brady fue constante hasta que llegó la pelea y consecuente expulsión del receptor de los Bucs, Mike Evans, y el esquinero de los Saints, Marshawn Lattimore, y New Orleans perdió la brújula y comenzó a dispararse en el pie.

En lo que fue un sólido juego defensivo y físicamente demandante, los Saints dejaron escapar la posibilidad de volver a derrotar a los Buccaneers con cinco pérdidas de balón en sus últimas seis series ofensivas, todas en la segunda mitad, incluida una intercepción a Jameis Winston devuelta para touchdown.

Winston sufrió tres intercepciones en total y los Buccaneers anotaron 17 puntos de los robos de balón a los Saints.


Denver 16, Houston 9

Russell Wilson está lejos de ser el quarterback que los Denver Broncos esperan.

Es una realidad que los Houston Texans no son el débil equipo que fueron en 2021, pero, en el papel, este encuentro parecía cómodo para que Wilson y los Broncos, en su presentación en casa, comenzaran a encontrar su ritmo y nivel tras su sorpresiva derrota en la Semana 1.

No fue así y más allá de que la ofensiva de Denver perdió por lesión al receptor Jerry Jeudy, Wilson no parece sentirse cómodo en la bolsa de protección; luce ansioso y listo para correr en cualquier momento, lo que afecta su mecánica para lanzar al no estar bien plantado al hacerlo. De hecho, el quarterback completó la mitad de sus envíos y antes de lanzar el que enfiló a Denver al triunfo con 12:37 por jugar, en distintos momentos del encuentro había completado 3 de 11, 6 de 20 y 10 de 24 antes de ese pase.

Wilson necesita confiar en su línea ofensiva y ésta necesita darle razones para que confíe en ella a su pasador y rápido.