<
>

La NFL apela el fallo de la suspensión de solo seis partidos a Deshaun Watson de los Cleveland Browns

play
La suspensión a Deshaun Watson y la oportunidad que tiene la NFL (3:04)

Sebastián Martínez Christensen va más allá de la sanción de la jueza independiente Sue L. Robinson y explica las razones por las que la liga está ante una gran oportunidad de empezar a poner fin a este tipo de problemas. (3:04)

BEREA, Ohio -- La NFL apeló el miércoles la suspensión de seis juegos del mariscal de campo de los Cleveland Browns, Deshaun Watson, buscando una sanción más severa por violar la política de conducta personal de la liga tras el fallo de la oficial disciplinaria Sue L. Robinson el lunes.

En un comunicado, la liga dijo que notificó a la Asociación de Jugadores de la NFL (NFLPA, por sus siglas en inglés) que apelaría y luego presentó su escrito el miércoles por la tarde.

La liga dijo que el comisionado de la NFL, Roger Goodell, determinará quién escuchará la apelación. Según el convenio colectivo, Goodell tiene la opción de considerar la apelación él mismo o puede designar a una persona para que lo haga.

El sindicato también tenía derecho de apelar el fallo de Robinson, aunque emitió un comunicado el domingo por la noche diciendo que "apoyaría su decisión" y no apelaría, independientemente del resultado, y pidió a la liga que aceptara lo mismo.

La NFLPA tiene dos días hábiles para presentar por escrito una respuesta a la apelación de la NFL. Las fuentes le dijeron a Jeff Darlington de ESPN el miércoles que la NFLPA se estaba preparando para demandar a la NFL en un tribunal federal si apelaba la decisión de Robinson.

Cualquier apelación debe limitarse a los argumentos del expediente probatorio de la audiencia de tres días ante Robinson a finales de junio y "sin referencia a pruebas o testimonios no considerados previamente". Se procesará de forma "acelerada", según la política de conducta personal de la NFL.

El fallo de Goodell o su designado será definitivo y vinculante para todas las partes.

Robinson emitió la suspensión de seis juegos el lunes y escribió en su informe de 16 páginas que "la NFL asumió su carga de probar, por preponderancia de la evidencia, que el Sr. Watson participó en una agresión sexual (según la definición de la NFL) contra los cuatro terapeutas identificados en el Informe".

Robinson también determinó que Watson se involucró en una conducta que representaba "un peligro genuino para la seguridad y el bienestar de otra persona, y una conducta que socava o pone en riesgo la integridad de la NFL".

Robinson escribió que la NFL recomendaba que se suspendiera a Watson por toda la temporada regular y la postemporada de 2022.

Mientras se basaba en precedentes, Robinson buscó diferenciar entre conducta sexual violenta y no violenta. Robinson concluyó que la conducta de Watson "no cae en la categoría de conducta violenta que requeriría la suspensión mínima de seis juegos" que la liga había establecido como "con mucho, la disciplina más comúnmente impuesta por violencia doméstica o de género y actos sexuales".

Robinson también descubrió que la "conducta depredadora de Watson arrojaba 'una luz negativa sobre la Liga y sus jugadores'".

Watson siempre ha negado haber actuado mal y ha dicho que no se arrepiente de ninguna de sus acciones durante las sesiones de masaje. Watson también dijo que cooperó con la investigación de la NFL y "respondió con sinceridad todas las preguntas" que le hicieron los investigadores de la liga.

“Respetamos la decisión de la jueza Robinson y, al mismo tiempo, empatizamos y entendemos que muchas personas se han visto provocadas a lo largo de este proceso”, dijeron los propietarios de los Browns, Dee y Jimmy Haslam, en un comunicado el lunes. "Sabemos que Deshaun está arrepentido de que esta situación haya causado mucha angustia a tantos y continuará el trabajo necesario para mostrar quién es dentro y fuera del campo, y continuaremos apoyándolo".

Robinson, sin embargo, escribió en su informe que uno de los factores agravantes para determinar la disciplina de Watson fue su "falta de remordimiento expresado". Ella señaló que los factores atenuantes incluían que él era un delincuente sin antecedentes penales y su "excelente reputación en su comunidad antes de estos eventos".

Watson ha sido acusado de agresión sexual y conducta inapropiada durante sesiones de masaje en demandas civiles presentadas por 25 mujeres. Los encuentros alegados en las demandas tuvieron lugar de marzo de 2020 a marzo de 2021, mientras Watson era miembro de los Houston Texans.

Una de las 25 demandas se desestimó tras el fallo de un juez en abril de 2021 de que los demandantes debían modificar sus peticiones para revelar sus nombres. En junio, Watson resolvió 20 de las 24 demandas que enfrentaba. Acordó el lunes llegar a un acuerdo en tres de las cuatro restantes, según el abogado de Houston Tony Buzbee, quien representa a las mujeres que demandan a Watson.

Buzbee le dijo a John Barr de ESPN que Ashley Solis, la primera mujer en demandar a Watson y la primera en hacer público su nombre e historia, había resuelto su caso.

El mes pasado, los Texans llegaron a acuerdos con 30 mujeres que hicieron reclamos o estaban preparadas para hacerlo contra la organización por su supuesto papel en las acusaciones contra Watson. Buzbee notificó a ESPN que programó una conferencia de prensa para el jueves por la tarde y que varias de sus clientes, incluida Solís, podrían hablar.

En los días previos a la decisión de Robinson, la NFL y el lado de Watson se involucraron en más conversaciones para llegar a un acuerdo, dijeron las fuentes a Dan Graziano de ESPN, pero ninguna de las partes sintió que estuvieran cerca de llegar a un acuerdo.

Lo máximo que el equipo de Watson indicó que estaba dispuesto a ofrecer fue una suspensión en el rango de seis a ocho juegos, según las fuentes. Lo mejor que la liga indicó que estaba dispuesta a ofrecer fue una suspensión de 12 juegos y una multa significativa, en el rango de $8 millones, dijeron las fuentes. Dado que no se impuso una multa adicional, Watson perderá seis de sus cheques de partido de $57,500 en 2022 por un total de $345,000 perdidos de su salario base de $1.035 millones.

El contrato de Watson con los Browns le garantiza un récord de la liga de $230 millones, con un salario base que aumentará a $46 millones en 2023 y un bono por firmar de $44.965 millones.

Aunque dos grandes jurados en Texas se negaron a presentar cargos penales contra Watson a principios de este año, la NFL ha estado investigando si violó su política de conducta personal desde 2021.

La liga entrevistó a Watson durante varios días a principios de este verano. Los investigadores de la NFL también hablaron con varias de las mujeres. Robinson señaló en su informe que la NFL afirmó que entrevistó a 12 mujeres que demandaron a Watson, pero Buzbee le dijo a First Take de ESPN el martes que la liga solo entrevistó a 10 de sus clientes.

Si se confirma la suspensión de seis juegos después de la apelación de la NFL, Watson aún podrá participar en prácticas y juegos durante la pretemporada. También se le permitirá regresar a los Browns para practicar durante la segunda mitad de la suspensión, en la Semana 4, según el convenio colectivo. No se le permitirá estar con el equipo durante la primera mitad de la suspensión.

Los Browns adquirieron en un cambio a Watson en marzo, enviando tres selecciones de primera ronda a los Texans. Luego, Cleveland le dio a Watson un nuevo contrato de cinco años, el trato más rico en la historia de la NFL para cualquier jugador.

El entrenador de los Browns, Kevin Stefanski, dijo al comienzo del campo de entrenamiento la semana pasada que Jacoby Brissett se convertiría en el titular de Cleveland en caso de una suspensión a Watson. Durante la primera semana del campamento, Watson tomó la mayoría de las jugadas con la ofensiva del primer equipo.

Hablando el lunes, Stefanski dijo que los Browns tienen un plan sobre cómo manejarán los saques en el futuro, "y nos apegaremos a eso nuevamente hasta que haya más información disponible". Stefanski admitió el martes que había leído el informe de Robinson, pero no quiso comentar sobre sus hallazgos y solo dijo que sería "respetuoso" con la decisión de Robinson.

El lunes, Stefanski dijo que se siente cómodo con Watson como el mariscal de campo franquicia de los Browns, a pesar de los hallazgos de Robinson. "Deshaun lo ha dicho: Está trabajando para ser la mejor versión de sí mismo", dijo Stefanski. "Lo ha dicho públicamente, lo ha dicho en privado, y yo lo creo".