<
>

Propiedades de la mandioca

ESPN Run

La mandioca, en algunos países conocida como yuca, es un tubérculo tropical que se puede utilizar junto con patatas, zanahorias, rábanos y otros tubérculos. Se consume también en forma de harina, cuyo almidón es muy requerido en las cocinas de todo el mundo y se puede comprar en las tiendas de comestibles.

En cuanto a lo nutricional, de cada 100 gramos de mandioca o yuca hay un aporte de 160 kcal. Para que puedas comparar, la patata o papa tiene 77 y la batata o boniato tiene 86 calorías por cada 100 gramos. La mandioca es un alimento rico en hidratos de carbono complejos (principalmente almidón), fibra. También contiene pequeñas cantidades de proteína vegetal y de grasa. En concreto, 38 gramos son de carbohidratos (incluyendo casi 2 gramos de fibra), 1.4 gramos son de proteína vegetal y 0.3 gramos son de grasa (incluye omega 3 y 6). Y a la hora de hablar de vitaminas, este tubérculo posee de mayor a menor contenido las del grupo C, B3, Betaína, E, Ácido pantoténico, B6, B6, B1, A, Ácido fólico (B9) y K. Entre los minerales que aporta a la dieta el consumo de mandioca se destacan el potasio, fósforo, magnesio, calcio, sodio, zinc, hierro, cobre y selenio.

Por todo esto, este vegetal tiene acción energética y es de fácil digestión, por lo que es un excelente alimento para la dieta regular de un runner. También es depurativo, hipocolestemiante (ayuda a bajar el colesterol), neuro estimulante, antitrombótico, antioxidante, antiinflamatorio, inmunoestimulante y antibacteriano. Como si fuese poco es un alimento saciante, mejora la circulación de la sangre y contribuye a cuidar nuestra salud cardiovascular. Además, es una fuente natural de antioxidantes, ayuda a fortalecer las defensas del organismo, y al no contener gluten es una opción excelente para los celíacos a la hora de sustituir a los cereales y obtener una buena fuente de carbohidratos.

En definitiva, la mandioca o yuca un alimento especialmente beneficioso para las personas que tienen una actividad física continua. En la mayoría de los países se la consigue en el mercado a buen precio, y se cocina quitándole la piel para luego hervirla en agua durante unos minutos. Por lo tanto, no hay excusas para no probarla e incluirla en tu dieta regular.

¿Sueles incluir la mandioca en tu dieta?