<
>

Fuerza no es igual a volumen muscular

ESPN Run

Otro de los mitos más difundidos en el mundo del deporte dice que cuanto más grandes son tus músculos, más fuerza tendrás. En cierto modo esto tiene razón, pero también hay que decir que se puede ganar fuerza sin que se aprecian grandes cambios en tu masa muscular. Por lo tanto, un runner puede realizar entrenamientos de fuerza si con ello subir el peso corporal, logrando lo que se denomina "fuerza útil". En otras palabras, de nada servirá ganar masa muscular si esto te ocasionará problemas para realizar cualquier deporte que exija coordinación, agilidad y velocidad.

Por todo lo dicho anteriormente, el entrenamiento de fuerza para un runner debe incluir ejercicios que mejoren tu coordinación intermuscular, es decir entre los diferentes grupos musculares, lo que determina la eficacia en el gesto deportivo. Y en este sentido, un músculo hipertrofiado, es decir con gran volumen, puede ser menos eficaz que otro más pequeño que sea capaz de realizar una contracción muy rápida o explosiva.

También debemos tener presente que existen otros conceptos como el de la resistencia a la fuerza, que pueden resultar fundamentales en determinados deportes, como las carreras de larga duración. En estos casos, resulta más importante ser capaz de levantar 40 kilos diez veces que 50 o 60 de una sola vez. Por eso, un buen entrenamiento de fuerza para un runner, más allá de cuestiones estéticas, varía a lo largo de la temporada y se preocupa de cualidades que van más allá del volumen muscular.

¿Quieres aumentar tu volumen muscular?