<
>

El ananá o piña, otra fruta runner

ESPN Run

Muy consumida en épocas de verano, el ananá o piña es segunda fruta más consumida en América después de otra fruta tropical, la banana. Técnicamente, no es una fruta, sino sino 100 y 200 pequeñas frutas fusionadas juntas. Es nativa de la región de Paraguay, aunque su cultivo se expandió hacia el norte a zonas aún cálidas.

El ananá o piña hoy en día se consume tanto sola como en muchas recetas: shish kebabs, ensaladas de lechugas y fruta, salteados, salsas, para mencionar algunos. Para prepararla simplemente se debe quitar su corona y el rabo, y colocándola sobre una superficie plana para quitarle las orillas de arriba hacia abajo, y alrededor, y luego cortarla en en “anillos”.

De todas las vitaminas y minerales que contiene esta fruta, la más abundante es la vitamina C, con 131 % del valor diario recomendado (VDR). Este antioxidante natural, también se necesita para sintetizar el colágeno, que es la proteína estructural más importante en el cuerpo para los vasos sanguíneos, los órganos, la piel, el apoyo de los tejidos, la absorción de metales pesados, y la fuerza de los huesos.

También, al actuar como regenerador de los tendones, el consumo de vitamina C es fundamental a la hora de tratar cualquier tipo de tendinitis, lesiones tan comunes como temidas entre los runners. En este sentido, hay que remarcar que mayoría de los nutrientes no se degradan demasiado entre la piña fresca o enlatada, excepto la vitamina C, que se reduce de 131 % del VDR en la fruta natural a 32 % cuando la consumimos enlatada. En cuanto a cantidades, una taza de pedazos de piña picados equivale a 165 gramos, mientras la misma cantidad de piña enlatada contiene 246 gramos, ya que en su interior contiene mucho más líquido.

Además, el ananá provee tres cuartas partes del manganeso que se necesita al día en una sola porción, sin hablar del poderoso rastreo de radicales libres por la enzima súper saludable superóxido dismutasa. Y eso no es todo: también aportan folatos, tiamina, biotina, piridoxina, riboflavina, y minerales como cobre y potasio, el segundo que ofrece lo necesario para el mantenimiento saludable de los líquidos de células y del cuerpo, para la regulación del corazón y la presión sanguínea. Vitamina A y betacarotenos también aportan antioxidantes adicionales para el sistema inmunológico y para la protección de la vista.

Otro beneficio interesante del consumo de ananá o piña entre los runners viene del aporte de un enzima llamada bromelina, que es capaz de desintegrar la proteína a sustancias más simples para proveer fitonutrientes como los aminoácidos y péptidos que se necesitan para la digestión. Investigaciones indican que la bromelina combate la inflamación de artritis, coagulación, cortadas, y bacterias dañinas.