<
>

¿El entrenamiento en doble turno es para todos?

Busca la manera adecuada de entrenar para no lastimar tu cuerpo. ESPN Run

Es normal que cuando comenzamos a entrenar, durante los primeros meses notemos muchas mejoras, y que tenemos muy buenos resultados. Y ante esto vamos a sentirnos muy motivados para seguir mejorando, cayendo posiblemente en la tentación de exagerar un poco con las sesiones. Y justamente esta es una de las razones por las que muchos corredores amateurs piensan que entrenar dos veces al día los llevará a la excelencia.

No obstante, no es para todos, ya que si bien es cierto que los corredores de élite lo hacen, obviamente sus rutinas son diferentes: suelen entrenar suave por la mañana, descansan al mediodía y entrenan intensamente por la tarde. Además, sus cuerpos y metabolismos están acostumbrados a ello y viven para eso. Es decir, son completamente diferentes a un corredor recreativo. En cambio, la mayoría de nosotros corremos por gusto, pero tenemos otras ocupaciones durante el día, como trabajar durante 8 horas o a veces más, estando expuestos al estrés, rutinas laborales, etc. Es por ello que hacer una sesión doble de entrenamiento se torna complicado, o inclusive puede ser perjudicial.

En definitiva, todo depende de muchos factores como tu contexto, tus objetivos, tu plan de entrenamientos y tu condición física. Y en todos los casos entrenar en doble turno tiene sus pros y sus contras.

Entre los puntos favorables podemos mencionar que, como dijimos, una buena planificación te ayudará a hacer un entrenamiento suave por la mañana y otro más intenso por la tarde. Sin embargo, deberás planear también el descanso, para poder asimilar cada sesión. Por otro lado, cuando se trata de runners que entrenan de forma sistemática y con miras a mejorar sus marcas personales, la doble sesión podría servirles para aumentar kilometraje a la semana y volumen en su performance. Entre los puntos favorables también hay que mencionar que hacer dobles sesiones entre semana puede ayudarnos a descansar el fin de semana completo y así pasar por ejemplo más tiempo con la familia.

Pero, claro, no todo es color de rosas. Entre las contras de entrenar en doble turno hay que decir que puede ser una razón para presentar lesiones de manera frecuente, debido al desgaste muscular. También, puede propiciar no llegar a la segunda sesión en buena forma, ya que puedes no tener el descanso suficiente para eso. Además, puede ser que tu cuerpo no esté asimilando de manera correcta el entrenamiento, debido al sobreentrenamiento que está sufriendo. Recuerda que para un runner amateur el descanso entre una sesión y otra puede dificultarse, ya que normalmente trabajamos o hacemos muchas otras cosas en ese tiempo. Tampoco los dobles turnos son recomendables para corredores principiantes que están empezando a tener un volumen de kilometraje semanal constante.

Finalmente, ten presente que lo mejor para cualquier runner recreativo será llevar un plan de entrenamiento con sesiones balanceadas, que nos permitan ir asimilando cada uno de los trabajos, ya sean de velocidad, fuerza o resistencia aeróbica. Y si a pesar de todo quieres hacer doble turno, entonces lo recomendable es hacer primero un entrenamiento suave por la mañana y uno intenso por la tarde. Así le permitirás a tu cuerpo una mejor asimilación y recuperación.

¿Alguna vez decidiste seguir entrenando cuando quizás tu cuerpo no lo necesitaba?