<
>

¿Qué es lo que empaña el 'carrerón' de Checo Pérez en Baréin?

play
¿Quién podría desafiar a Mercedes esta temporada? (1:39)

Lewis Hamilton se llevó la primera carrera del circuito resistiendo los embates del holandés de Red Bull. (1:39)

Luego de su primer fin de semana con Red Bull, el sábado queda como la asignatura pendiente para Checo

La carrera de Checo Pérez, condicionada por un fallo del auto en la vuelta de formación, fue otra demostración de habilidad y experiencia del mexicano.

Rebases limpios, sin sobresaltos; sin poner una llanta mal o bloquear neumáticos. Esto nos indica dos cosas: Checo Pérez es uno de los mejores activos de la F1; y confirmarnos que el RB16B es el arma que Red Bull necesitaba para amenazar la dinastía de Mercedes.

Aston Martin lo felicitó, Christian Horner, el director de Red Bull se ‘quitó el sombrero’ ante la demostración, y los aficionados a nivel mundial votaron para que Checo Pérez fuese el ‘Piloto del día’. Nadie puede quitar mérito al ‘carrerón’ de Pérez.

Sin embargo, el fin de semana, y su ‘carrerón’, quedan manchados por la calificación el sábado. Sí, los puntos se reparten el domingo y Checo los anotó, pero en Red Bull no se van a conformar con quintas posiciones, y una excelente carrera se construye desde el sábado.

En la F1 es muy complicado rebasar –en circuitos como Mónaco es casi imposible- así que comenzar una competencia lo más arriba que el auto permita, es capital en las aspiraciones. Más, cuando el equipo está peleando el campeonato mundial. Además, se puede concluir que esta F1 está muy pareja en la zona media. Quedar atorado en esa zona debido a una mala calificación, puede echar a perder todo el trabajo en otro tipo de circuitos.

Checo Pérez está en Red Bull para pelear contra Mercedes y Max Verstappen, no para calificar 11ro y tener que remontar posiciones –si tiene que remontar por cuestiones ajenas a él, es otra cosa, pero era un hecho que tendría que remontar de la 11 a dónde pudiese.

Calificar arriba, además, provoca que Mercedes se preocupe por los dos autos Red Bull y no solo por el de ‘Mad Max’. Justo por eso la organización austriaca se decidió por Checo, para que Red Bull contara con dos autos en la pelea y no solo uno. En Baréin de nuevo Verstappen quedó solo. No todo fue culpa de Pérez, pero ya no sabremos qué carrera hubiese sucedido con el tapatío arrancando 11ro ¿hubiese remontado lo suficiente y lo suficientemente rápido como para meterse al juego? ¿Igual hubiese quedado fuera de la lucha que le toca –la Mercedes vs Red Bull? Son dudas que quedan.

Algo es cierto: Checo Pérez debe mejorar los sábados para construir un mejor domingo. No menos cierto es que, los rivales que ahora tiene por delante son monstruos: Lewis Hamilton y Max Verstappen. Y Valtteri Bottas, si bien es muy bueno a una vuelta, ha perdido contra Pérez en otras ocasiones en carrera –el mano a mano de 2016 lo ganó el mexicano.

Así que tiene el auto, la experiencia, la habilidad y confianza para estar al nivel de sus rivales. Cierto, le faltan kilómetros en este coche: Ya solo por poder hacer esos kilómetros valió la pena y cada vuelta que dé en el auto hago más 'click' y perderme la carrera hubiera sido un desastre, porque hubiera atrasado aún más ese proceso", dijo al final de la justa.

Fue el primer fin de semana de Checo en Red Bull. La afición celebra el carrerón pero no se debe perder de foco que tiene pendiente mejorar en calificación. Es muy importante para sus aspiraciones y para el equipo que sea muy rápido los sábados y se meta al juego que le toca –nadie pidió que venciera a sus viales directos desde el primer fin de semana, pero no puede permitirse volver a calificar nueve coches detrás de Verstappen.