<
>

El ascenso y la caída de Lance Armstrong

play
Así será el 30 por 30 de Lance Armstrong (1:34)

Un repaso a la carrera del controvertido ciclista estadounidense suspendido de por vida tras haber sido declarado culpable de dopaje sistemático y despojado de sus 7 victorias en el Tour de France. (1:34)

Luego de haber vencido al cáncer de testículos que se había propagado a otras partes de su cuerpo en 1996, todas las miradas estaban puestas sobre Lance Armstrong, cuando al año siguiente regresó al ciclismo profesional. No fue hasta 1999 que Armstrong ganó su primer Tour de Francia (la carrera más prestigiosa y difícil del ciclismo mundial), elevando su estatus hasta convertirse en uno de los atletas más venerados de esa época.

Armstrong se transformó en un nombre conocido y familiar. Se convirtió en una causa, en un movimiento.

Fue arrojado al protagonismo internacional, ayudando a elevar la popularidad del ciclismo a nivel global. Terminó conquistando siete Tours de Francia de forma consecutiva, antes de su retiro a los 33 años. Pocos años después, Armstrong regresó al ciclismo profesional (aunque sin dominar al mismo nivel) y participó en un puñado de carreras importantes, antes de retirarse nuevamente.

A pesar de todos los éxitos y glorias conquistadas, la carrera de Armstrong no se mantuvo libre de controversias. Desde el inicio de su supremacía en el mundo del ciclismo, el estadounidense fue objeto de constantes acusaciones por consumo de sustancias prohibidas, algo que Armstrong negaba contundentemente. Sin embargo, fue cuestión de tiempo para que dichas acusaciones terminaran acorralándolo. En 2012, Armstrong fue despojado de sus siete victorias en el Tour de Francia, luego que la Agencia Antidopaje de Estados Unidos publicara un informe condenatorio. En 2013, Armstrong admitió en público que se había dopado para alcanzar todos y cada uno de sus triunfos en el Tour de Francia.

Este miércoles 17 de junio, ESPN emitirá en exclusiva el documental Lance (a las 22:00 de ARG/COL/CHI/ECU/PER/URU y a las 21:00 de BOL/PAR/VEN por ESPN2 & ESPN Play) y por eso es un momento propicio para repasar momentos importantes en la trayectoria del exciclista estadounidense.

El ascenso...

Antes de alcanzar la victoria en el Tour de Francia de 1999, Armstrong había participado en distintas competencias ciclísticas por todo el mundo durante varios años. Después de todo, había sido triatleta en su adolescencia.

Armstrong ya sumaba triunfos en distintas carreras antes de ser diagnosticado con cáncer. En 1993, fue ganador del Thrift Drug Classic en Pittsburgh, el K-Mart West Virginia Classic y el campeonato nacional CoreStates USPRO en Filadelfia, trío de carreras conocidas en su conjunto como la Triple Corona Thrift Drug del ciclismo estadounidense.

En 1999, su primera victoria en el Tour de Francia fue impulsada en parte por sus triunfos en cuatro etapas de la competición. Armstrong venció a Alex Zülle, quien terminó segundo, por 7 minutos y 37 segundos. Sin embargo, Jan Ullrich (con quien terminaría desarrollando una fuerte rivalidad) no participó debido a una lesión. Por ende, aún no se consideraba que Armstrong había alcanzado la cúspide del mundo del ciclismo. Asimismo, el italiano Marco Pantani tampoco pudo participar en el Tour de 1999.

Ullrich y Pantani regresaron para disputar el Tour de Francia en el año 2000, dando inicio a la rivalidad entre Armstrong y Ullrich. Armstrong se impuso al alemán Ullrich por 6 minutos y 2 segundos en ese Tour de Francia de 2000, a pesar de haber vencido en sólo una etapa. Armstrong también obtuvo la presea de bronce en los Juegos Olímpicos de Verano Sídney 2000.

En 2001, Armstrong volvió a superar a Ullrich, obteniendo el triunfo por 6 minutos y 44 segundos. En 2002, Ullrich no participó en la carrera debido a una suspensión y Armstrong se llevó los honores, imponiéndose sobre el español Joseba Beloki por 7 minutos de ventaja.

En 2003, la historia volvió a repetirse: Armstrong venció a Ullrich por pocos minutos. En 2004, Armstrong impuso un récord al alzarse con su sexto Tour de Francia, terminando con 6 minutos y 19 segundos de ventaja sobre el ciclista alemán Andreas Klöden. Ullrich terminó en la cuarta posición.

Armstrong volvió a triunfar en el Tour de 2005. Posteriormente, anunció su retiro, con el objetivo de pasar mayor tiempo al lado de su familia y dedicar esfuerzos a su fundación contra el cáncer.

... y la caída

En 2008, Armstrong volvió del retiro. Siguió desestimando las acusaciones de dopaje y comentó a ESPN que estaba preparado para trabajar más fuerte que antes, con el objetivo de seguir compitiendo a nivel de élite, porque ahora tenía 37 años.

ESPN publicó un perfil de Armstrong con motivo de la primera carrera después de su regreso, el Tour Down Under de Australia, disputado en enero de 2009. De los 127 corredores que completaron la carrera, Armstrong terminó en un deslucido puesto 27.

A pesar de haber confrontado dificultades en distintas carreras (y seguir luchando contra las acusaciones de no haber competido nunca en un Tour de Francia sin la ayuda de sustancias prohibidas), Armstrong decidió participar en la edición de 2009. Armstrong terminó en el tercer puesto en ese mes de julio. No obstante, tal como lo indicó en su momento Bonnie Ford de ESPN, también constituía una hazaña impresionante: Tenía 38 años y había pasado cinco años apartado del ciclismo profesional.

Antes de iniciarse el Tour de Francia 2008, Armstrong había expresado que esa sería la última carrera de su trayectoria. Por esas fechas Floyd Landis, su excompañero con la selección de Estados Unidos, envió correos electrónicos a altos funcionarios del ciclismo en los cuales explicaba detalladamente cómo utilizó sustancias prohibidas para mejorar su desempeño, cuando era miembro del equipo U.S. Postal Service. Asimismo, Landis acusó a Armstrong y otros compañeros de incurrir en la misma falta.

"Quiero limpiar mi conciencia", indicó Landis a ESPN en ese entonces. "No quiero seguir formando parte del problema".

Armstrong, quien seguía negando las acusaciones en su contra afirmando que no contaban con pruebas de dopaje, compitió en el Tour de Francia de 2010, pocos meses después de que Landis enviara los correos electrónicos. Terminó en el puesto 23.

Armstrong no podía evitar las acusaciones, que proseguían después de su retiro. Otros excompañeros del ciclista comenzaron a romper su silencio en 2011, adelantando la evidencia que terminarían presentando en su contra en el caso sustanciado por la Agencia Antidopaje de Estados Unidos (USADA, por sus siglas en inglés).

En octubre de 2012, un informe de la USADA sobre Armstrong no dejaba dudas de que se había dopado durante la mayor parte de su carrera. El ciclista no presentó objeciones, siendo despojado de todos sus logros alcanzados desde agosto de 1998. En definitiva, fue vetado de la actividad del ciclismo de por vida.

Finalmente, Armstrong confesó públicamente sus pecados en una entrevista con la presentadora Oprah Winfrey en enero de 2013. Su comparecencia televisiva se vio marcada por la falta de emoción y no fue evidente si Armstrong estaba arrepentido de sus actos. Admitió haber competido bajo la influencia del dopaje en todas las ediciones del Tour de Francia en las cuales salió victorioso.

En abril de 2018, la larga batalla legal terminaba para Armstrong y Landis, tras un arreglo extrajudicial en el caso del Departamento de Justicia de Estados Unidos contra Armstrong, fundamentado en la denuncia de Landis.