<
>

¿Qué entrenador puede salvar la carrera de Andy Ruiz Jr.?

El exmonarca de los pesos pesados, Andy Ruiz Jr., necesita un nuevo entrenador después de separarse de Manny Robles. Getty Images

El pasado 23 de enero, el entrenador Manny Robles anunció que ya no entrenaría a Andy Ruiz Jr. Luego de haber derrotado a Anthony Joshua en junio para hacerse con los títulos de los pesos completos de la AMB, FIB y OMB, Ruiz se convirtió en la noticia agradable de 2019.

Sin embargo, Ruiz se presentó a la revancha en Arabia Saudita, fuera de forma y perdió a manos de Joshua en un evento desequilibrado.

La acción de Ruiz en el mercado boxístico se tambaleó. Desde el punto de vista del público, el púgil perdió mucho más que sus títulos. Alguien tenía que asumir responsabilidades y por ello, Ruiz (33-2 22 KO) se encuentra ahora en el mercado buscando nuevo entrenador.

Entonces, ¿quién sería la opción realista e ideal para guiar en el futuro al peleador de 30 años de sangre mexicana oriundo de Imperial, California? Veamos algunas opciones:

Teddy Atlas

Perspectiva: Mejor conocido por haber trabajado con Mike Tyson en su época de aficionado en las Montañas de Catskill en Nueva York, Atlas dirigió a Michael Moorer hasta alcanzar el título de los pesos completos. Más recientemente, Atlas entrenó a Timothy Bradley Jr. durante las últimas etapas de su carrera, al igual que al recientemente destronado campeón del peso semipesado del CMB Oleksandr Gvozdyk. Atlas, quien fue educado por el legendario manejador y entrenador boxístico Cus D’Amato, es una de las figuras más fascinantes de todo el boxeo. Sus servicios se encuentran en frecuente demanda; a pesar de ello, es raro que decida hacer el compromiso de entrenar a un púgil.

Por qué tiene sentido: Si Ruiz necesita cierta disciplina en su vida, Atlas es el mejor disciplinario. Sus rutinas hacen que los entrenamientos liderados por sargentos parezcan cosa fácil. Esa es la razón por la cual, entre todos los nombres mencionados, es la opción más fascinante por amplio margen. Los representantes de Ruiz contactaron a Atlas en diciembre pasado y tienen planificado volar hasta la Costa Este de Estados Unidos para reunirse con él en febrero. Se puede tener la percepción que Ruiz, o sus manejadores, creen que necesitan de alguien que aporte una figura difícil y autoritaria; o sea, alguien que no sucumbirá ante los caprichos de Ruiz. Atlas es el clásico líder al estilo “o lo tomas o lo dejas” y este no dudará en informarle a Ruiz su descontento cuando sienta que no muestra suficiente compromiso o esfuerzo. Hablen con algunos boxeadores que han estado bajo su guía y les dirán que Atlas no solo imparte táctica boxística, sino también fuertes lecciones de vida. Aparte de todo ello, Atlas es un sólido táctico; no todo es fuego y centellas con él.

Por qué quizás no funcione: Es probable que Ruiz no sea capaz de soportar ese preciso elemento que quizás cree necesite con mayor apremio. Es cierto que Ruiz quizás desea lo que Atlas puede aportar en lo que respecta a estructura y el amor más duro; pero quizás le termine sofocando. Ruiz tiene una personalidad sumamente tranquila, al extremo de parecer casual y desinteresado en algunas ocasiones, lo cual representa un contraste directo al estilo de Atlas, quien exige un tipo muy específico de adhesión a sus reglas. El propio Atlas admitirá que su forma de entrenar no es para todo el mundo. Si esta unión termina concretándose, es casi probable que Atlas insista que Ruiz se mude a la Costa Este de Estados Unidos … y tendrá que hacerlo por cuenta propia, dejando atrás a su séquito. Habría que ver como Ruiz es capaz de manejar una distancia de 3,000 millas de su zona de comodidad. Independientemente de todo lo anterior, si llegara a suceder (incluso como prueba) esta especie de pareja dispareja debería ser grabada para emitir su propio programa de telerrealidad.


Eddy Reynoso

Perspectiva: Reynoso, galardonado como Entrenador del Año 2019 por la Asociación de Escritores de Boxeo de Estados Unidos (BWAA, por sus siglas en inglés), es mejor conocido por haber desarrollado a “Canelo” Álvarez hasta convertirlo en uno de los mejores boxeadores del planeta. Bajo su tutela, Álvarez pulió sus destrezas y llegó a ser uno de los mejores púgiles “libra por libra” de todo el orbe. Y con todo derecho. Asimismo, Reynoso trabaja actualmente con el excampeón de los pesos pluma de la OMB Oscar Valdez, la sensación de los pesos ligeros Ryan García, el contendiente en la categoría peso junior pluma Luis Nery y el titular de la faja de los pesos mosca del CMB Julio César Martínez. Recientemente, incorporó al púgil cubano de los pesos pesados Frank Sánchez a su plantel de boxeadores.

Por qué tiene sentido: El historial reciente de Reynoso habla por sí mismo. Es todo un perfeccionista del detalle y que gusta de insistir en los matices de este deporte para impartirlos a sus pupilos. Asimismo, es residente de San Diego y existe una buena posibilidad de que Ruiz desee permanecer cerca de su hogar. Dicen que el hierro afila al hierro y quizás la presencia y profesionalismo de Álvarez (quien es uno de los boxeadores más comprometidos con su oficio de la actualidad) aporte una influencia estabilizadora sobre Ruiz. Es evidente que Reynoso es uno de los entrenadores de élite del mundo del boxeo.

Por qué quizás no funcione: Si se habla con cualquier persona que se ha topado con Reynoso, esta les dirá que él, simplemente, no está dispuesto a soportar a nadie que no muestre seriedad con respecto a esta disciplina deportiva. Además, si tomamos en cuenta que Reynoso ya cuenta con un grupo de combatientes de primer nivel, quizás realmente no cuente con suficiente tiempo para comprometerse en pleno con Ruiz, un boxeador que no siempre garantiza que irá al gimnasio a entrenar. La conclusión es que Reynoso realmente no necesita de Ruiz, desde una perspectiva profesional o personal. Simplemente, es probable que no desee sumarse el dolor de cabeza de lidiar con el volátil boxeador de los pesos completos.


Freddie Roach

Perspectiva: Roach ha sido premiado en cinco ocasiones como Entrenador del Año por la BWAA y no es ajeno a la preparación de púgiles de primer orden con miras a sus batallas. Es mejor conocido por su cliente más consumado, el filipino Manny Pacquiao; sin embargo, también ha entrenado a Miguel Cotto, James Toney, Marlon Starling, Johnny Tapia, Amir Khan, José Ramírez, Michael Moorer, Oscar de la Hoya y Bernard Hopkins en diversas etapas de sus respectivas carreras. Existen razones de más por lo cual se encuentra en el Salón de la Fama del Boxeo Internacional.

Por qué tiene sentido: Ruiz está sumamente familiarizado con el Wild Card Boxing Club, ya que hace varios años él entrenó en dicho gimnasio, cuando era joven profesional. Dicho recinto se encuentra ubicado en Hollywood, California y Ruiz podría sentirse sumamente cómodo en la antigua guarida de Roach. El entrenador ha demostrado en el pasado que puede llevarse bien con boxeadores que son sumamente temperamentales o algo indisciplinados y quizás (para bien o para mal) esta es la clase de entrenador que Ruiz necesita. Gracias a su historial, Roach es la clase de entrenador que genera respeto.

Por qué quizás no funcione: Roach cuenta con algo grandioso y es su habilidad para apaciguar egos y ser flexible con sus boxeadores. Pero uno llega a preguntarse si quizás Ruiz necesite de un tutor más estricto en su esquina. En el pasado, Roach ha mostrado una paciencia digna de Job y en tiempos recientes, se mostró agotado en sus intentos de canalizar los talentos de los decepcionantes Julio César Chávez Jr. y Nery. Quizás Ruiz necesite salir de su zona cómoda y causar algo de shock dentro de su sistema; por ende, es probable que Wild Card termine siendo demasiado cómodo para su propio bien.

play
0:21

Andy Ruiz no entrenará más con Manny Robles

El boxeador mexicano de los pesos pesados ya no entrenará más con Manny Robles y analiza la opción de Freddie Roach para reemplazarle y tratar de impulsar su carrera.

Joe Goossen

Perspectiva: No se puede negar el historial de Goossen, que básicamente desarrolló a los hermanos Ruelas (Gabriel y Rafael) hasta convertirlos en campeones del mundo, agudizó al talentoso Michael Nunn y rescató la carrera de Joel Casamayor que se tambaleabadesde el principio. Actualmente Goossen trabaja con el contendiente de peso wélter Sergey Lipinets.

Por qué tiene sentido: Goossen es el gran comunicador del boxeo. Es tan buen jinete de esquina como encontrarás durante el calor de la batalla. Puede ir al látigo si es necesario, o engatusar a un boxeador a través de la línea de meta. Nadie puede motivar como él puede. El verano pasado tomó las riendas de otro peso pesado mexicano-estadounidense, Chris Arreola, mientras Arreola se preparaba para su pelea de 12 asaltos con Adam Kownacki. Si bien Arreola se quedó corto en una derrota por decisión unánime, hizo un esfuerzo muy respetable. La alegre personalidad y entusiasmo de Goossen podrían darle a Ruiz la motivación que a menudo le ha faltado en su carrera.

Por qué quizás no funcione: Goossen es un entrenador que cree en una gran cantidad de trabajo de piso. Sus boxeadores trabajarán más de 30 rounds algunos días mientras realizan varios ejercicios dentro y fuera del ring. Él cree firmemente que esta es la base de cualquier programa de acondicionamiento para un boxeador. Te preguntas si Ruiz puede manejar ese tipo de régimen diario. Goossen es alguien a quien le gusta ver a sus boxeadores golpeando el saco y el cojín de golpe; rara vez se lo ve trabajando las almohadillas con sus boxeadores. Esto podría ser problemático, ya que Ruiz ha declarado que uno de sus problemas con Abel Sánchez (quien fue su entrenador en su cerrada derrota ante Joseph Parker en 2016) no funcionó con los guantes, y que afectó su agudeza al entrar a ese combate.