<
>

Un Día Como Hoy en el Béisbol: Encerramientos en baños, guantes compartidos y otros momentos extraños en la historia del béisbol

play
Kurkjian recuerda las jugadas más locas en el béisbol (1:57)

Tim Kukrjian le echa una mirada a algunos de los jugadores más locos y las ocurrencias más inesperadas en la historia del béisbol, incluyendo la vez que los Angels comenzaron un partido sin un jardinero central. (1:57)

Ustedes aman el béisbol. Tim Kurkjian también ama el béisbol. Así que mientras esperamos ansiosamente por el regreso del deporte, cada día les daremos una historia o dos, atada a lo ocurrido en esta fecha en la historia del béisbol.

UN DÍA COMO HOY EN 1988, se comenzó un juego de Grandes Ligas sin tener un jardinero central en el terreno.

Devon White de los Angels, uno de los mejores jardineros defensivos centrales de todos los tiempos, estaba en el camerino terminando una llamada telefónica cuando se hizo el primer lanzamiento del juego Brewers-Angels. Jim Gantner fue out mediante rodado, pero el juego se reinició cuando White llegó a su posición. Entonces Gantner conectó sencillo... al jardín central. Después del juego, se le preguntó al jardinero derecho de los Angelinos, Chili Davis, si había notado que no había jardinero central en el campo.

"Sí", dijo, riendo. "Le grité a los árbitros, pero no solo son ciegos, sino también sordos".

Las jugadas extravagantes suceden en el béisbol más que en cualquier deporte. Eso es lo que lo hace tan genial.

El antesalista de los Marineros, Lenny Randle, se lanzó al suelo y se puso a soplar un toque para que saliera de foul, y lo logró. El jardinero derecho de los Rangers, José Canseco, recibió un golpe en la cabeza con un elevado; la pelota se fue sobre la cerca para darle un jonrón a Carlos Martínez.

"El Mundial está llegando a Dallas", dijo el jugador del cuadro de los Rangers Jeff Huson. "José solo estaba practicando".

Kirk Gibson, en su única temporada con los Piratas en 1992, estaba en primera base en Chicago. Jay Bell conectó un sencillo detrás de él hacia el jardín derecho. El casco de Gibson, como siempre, salió volando mientras corría hacia la segunda base. La pelota golpeó el casco y rebotó al intermedista Ryne Sandberg, quien la lanzó a tercera base. Gibson no vio nada de esto; siguió corriendo hacia la tercera base y fue puesto fuera en un corrido.

Andy Van Slyke de los Pirates dijo: "Anoten ese out del 7¼ al 5 al 6.''

Los jardineros centrales de los Giants y los Mets, Willie McGee y Vince Coleman, compartieron un guante para una serie de tres juegos en el Shea Stadium en 1992.

"Y era un guante azul", dijo el receptor de los Gigantes, Terry Kennedy.

Los tres guantes de McGee habían sido robados del camerino, por lo que tomó prestado uno de Coleman, un excompañero de equipo. Dejaron el guante en el jardín central al final de cada media entrada. Luego en la corte de canguros (una especie de tribunal interno en los equipos), Kennedy dijo: "Multamos a Willie con $2 por entrada. Los Mets multaron a Vince con $5 por cada atrapada que Willie hizo".

En 1991, el jardinero del equipo Triple A en Vancouver, Rodney McCray, atravesó corriendo una pared de madera en el jardín central derecho tratando de hacer una atrapada. Salió con la nariz ensangrentada y cortes en la frente, pero terminó la entrada.

"Estoy bastante bien hecho; tengo un 3% de grasa corporal y una cabeza muy dura'', dijo McCray. "Me quedé un minuto detrás de la cerca, pero solo porque me caí en un charco de barro allí.''

En 2004, el inicialista de los Indianápolis Indians en Triple A, Jeff Liefer, se quedó encerrado dentro de un baño, forzando un retraso de 20 minutos del juego contra Louisville. La manija en el interior de la puerta no funcionaba. Un hombre de mantenimiento le pasó algunas herramientas a Liefer a través de un respiradero para que pudiera desenroscar la manija. Cuando Liefer volvió corriendo al campo, un regalo de papel higiénico le esperaba desde el dugout de Louisville. "En el sonido del estadio anunciaron que un jugador de los Indians se había quedado detenido temporalmente en el camerino, lo que se puede interpretar de un millón de maneras diferentes, supongo", dijo Liefer. "El lugar estalló en risas y aplausos cuando volví al campo. Todos sabían lo que había sucedido''.

En 2010, un rodado terminó dentro de la camiseta del tercera base de los Bravos, Brooks Conrad, quien no pudo sacarla a tiempo para lanzar a la inicial. En 2016, al receptor de los Dodgers, Yasmani Grandal, se le quedó atrapado un pitcheo dentro de su protector de pecho, permitiendo que un corredor anotara. En 2017, al receptor de los Cardenales, Yadier Molina, también se le quedó pegado un lanzamiento, pero esta vez fue en la parte exterior de su protector de pecho, lo que permitió que un corredor llegara a base. Y en 1986, un batazó por el cuadro de Keith Hernández se alojó en el guante del lanzador de los Gigantes, Terry Mulholland, quien arrojó el guante completo al primera base Bob Brenly para dar el out.

"Lo arruinaste", dijo Mike Krukow a Brenly después del partido. "¡Debiste haberlo lanzado por todo el cuadro!"

Otras notas de béisbol del 25 de junio

  • En 1963, nació Mike Stanley. Conectó 187 jonrones: ocho fueron grand slams, la misma cantidad que logró Willie Mays.

  • En 1976, Toby Harrah de los Rangers jugó las 18 entradas de una doble cartelera en el campocorto sin tener una oportunidad defensiva. En una nota no relacionada, su apellido es un palíndromo.

  • En 1972, nació Carlos Delgado. Fue un jugador infravalorado. Conectó cuatro cuadrangulares en un juego. Tiene la mayor cantidad de cuadrangulares (473) de todos los jugadores cuyo apellido comienza con D.