<
>

Cardinals: supera Carlos Martínez alergias y asma

SAN LUIS -- El lanzador de los St. Louis Cardinals, Carlos Martínez, se reincorporó al equipo el lunes, dos días después de haber sido hospitalizado para tratar problemas respiratorios.

Martínez dijo que se determinó que sus condiciones eran producto de alergias y asma. Este último es un problema que lo ha acosado periódicamente en los últimos años, especialmente durante los viajes de los Cardinals a la gran altitud en Denver. St. Louis jugó en Colorado la semana pasada.

"Cuando llegué a Colorado, sentí una opresión en el pecho", dijo Martínez a través de un intérprete. "No podía respirar correctamente. Incluso cuando estaba bebiendo agua, respiraba por la boca. Pero ahora me siento mejor".

Martínez informó que estaba teniendo problemas para respirar durante el partido del sábado en el Busch Stadium. Luego, el manager de St. Louis, Mike Shildt, lo consoló antes de ir al hospital para hacerse las pruebas. Fue dado de alta el domingo.

"Fue realmente aterrador", dijo Shildt. "La gente no se da cuenta. Estuve con él bastante tiempo después del juego, solo tratando de estar con él. Estaba en una situación difícil. Esa es una de las peores sensaciones que puede ser, no poder tenerlo, tu aliento e hiperventilando".

El tratamiento que recibió Martínez mientras estaba en el hospital alivió sus síntomas y dijo que está listo para lanzar el lunes si es necesario. Shildt dijo que no dudaría en usar a Martínez en un juego de inicio de serie clave contra los Washington Nationals, siempre que el derecho no tenga ningún contratiempo durante su rutina previa al juego.

Para Martínez, la peor parte de los últimos días fue perderse el partido del domingo. St. Louis ganaba 4-3 entrando a la novena entrada en el juego final de la serie contra el rival de la División Central de la Liga Nacional, Milwaukee Brewers. Los Brewers anotaron cuatro carreras en esa entrada con grand slam de Ryan Braun, tomaron ventaja de 7-3 y terminaron ganando 7-6.

Martínez, de 27 años, se ha desempeñado de manera efectiva como cerrador de St. Louis desde que Jordan Hicks, un lanzador duro, se perdió la temporada con una lesión en el codo. Tiene un récord de 4-2 con una efectividad de 3.02 y lidera al equipo con 19 salvamentos.

"Por supuesto que quería estar en el campo", dijo Martínez. "Ver al equipo (perder) en la televisión no fue una situación fácil para mí. Por eso vine hoy aquí. Quería recuperarme lo más rápido posible para poder estar en el campo con ellos".