<
>

Césped del Zócalo, como el que usa el Ajax de Holanda

Cortesía SportMaster

MÉXICO – Con un tiempo récord de 36 horas de trabajo, quedó listo el terreno de juego que albergará este fin de semana el festival de las Grandes Ligas en el Zócalo de la Ciudad de México, el cual incluye la disputa del ‘Home Run Derby, La Revancha’ y diversas clínicas en un césped de tal calidad que ha sido usado por el club de futbol Ajax de Holanda.

En charla con ESPN, Paola López, representante de Sportmaster –encargados del césped-, destacó que el terreno de juego cubrirá una superficie de 9,800 metros, con distancias en el jardín derecho de 104 metros, en el jardín central de 109 metros y en el jardín izquierdo de 109 metros.

“En el campo se instala un pasto sintético con agregado de arena y caucho, es un producto internacionalmente conocido que se ha utilizado en el estadio del Ajax de Holanda, y usan en sus canchas de entrenamiento, es un producto especializado, un pasto fibrilado, la materia prima es la misma, el pasto Thiolon Tencate, que es la desarrolladora de fibras más importante a nivel global”, explicó López, quien señaló que la diferencia para el béisbol es que se usa a una altura de 40 milímetros, mientras que para futbol es de 50 milímetros.

Sportmaster fue la misma compañía que instaló el terreno de juego para el pasado Home Run Derby, cuando la Liga Mexicana de Beisbol celebró 90 años de existencia. “La cancha se instaló en dos horas menos, en 36 horas, el año pasado fueron 38, el reto fue mantener y mejorar la calidad, se trajo más gente, el año pasado trabajamos con 38 personas y esta vez fueron 52, estamos contentos con el trabajo, si sienten el campo, mejoramos la fórmula de caucho-arena

“Y como el año pasado, seguramente este pasto se va a reaprovechar, es un hecho, no sabemos el destino final, pero se tratará con el mismo cuidado para que sea una cancha aprovechable por nueve años”, detalló la representante de la compañía con sede en la Ciudad de México.

Finalmente, aclaró que no debe haber preocupación alguna por el tema de la lluvia, si es que llega el fin de semana. “Es un producto noble, se moja y se seca, tiene capas antihongos que previenen que la exposición a la humedad sea un factor de preocupación, la plancha del Zócalo tiene una inclinación natural, así que tampoco hay preocupación por encharcamientos, ese problema está resuelto, el único cuidado es el cepillado y mantenimiento, para ello habrá gente que se encargará de ello”, sentenció.