<
>

Dwane Casey: Ahora es tiempo para un verdadero cambio en la sociedad

play
Para Mark Cuban la seguridad es lo primero cuando vuelva la NBA (2:00)

El dueño de los Mavericks Mark Cuban habla sobre cómo la seguridad será la prioridad cuando la NBA tome la decisión de volver a la acción. (2:00)

El entrenador de los Detroit Pistons, Dwane Casey, emitió el sábado un poderoso mensaje anti racismo ante la ola de indignación que ha provocado el asesinato de George Floyd, en Minneapolis, a manos de la policía.

"Hace cincuenta y cuatro años, yo era un niño de ocho años que vivía en la zona rural de Kentucky cuando las escuelas fueron separadas", dijo Casey.

"Entré en una escuela blanca donde no me querían ni me daban la bienvenida. En ese momento no había teléfonos celulares, ni estaciones de noticias por cable con cobertura 24/7. Tampoco redes sociales para registrar la realidad de la situación ni ofrecer apoyo ni condena. Puedo recordar exactamente cómo me sentí cuando era un niño de ocho años. Me sentí impotente. Sentí como si no me vieran, ni oyeran, ni entendieran", agregó.

"Mientras observaba cómo se desarrollaban los acontecimientos en los días posteriores al asesinato de George Floyd, en Minneapolis, una ciudad donde entrenaba y que una vez que llamé hogar, veo que las personas continúan sintiendo esos mismos sentimientos: indefensos, frustrados, invisibles y enojados. Entiendo la indignación porque parece que la lista sigue creciendo: Ahmaud Arbery, Breonna Taylor, George Floyd. Las injusticias continúan aumentando y nada parece estar cambiando", sostuvo.

Casey entrenó a los Minnesota Timberwolves de 2005 a 2007. Luego pasó por los Toronto Raptors hasta eventualmente asumir las riendas de los Pistons.

"Tenemos que cambiar la forma en que nos vemos y escuchamos. Tenemos que trabajar juntos para encontrar soluciones para hacer que el sistema de justicia sea justo. Las personas negras, blancas y 'marrones' tienen que trabajar juntas para encontrar nuevas respuestas", aseguró.

"Detengamos la injusticia ahora. No permitamos que otra generación continúe viviendo en un mundo donde son tratados como desiguales. Ahora es el momento de un cambio real", concluyó.