<
>

Cuando ver a las estrellas de la NBA jugar videojuegos es el único show disponible

play
"The Last Dance", la dinastía de Michael Jordan y los Chicago Bulls (1:00)

Disfruta de esta previa del documental "The Last Dance", una miniserie que revive la última temporada de Michael Jordan con los Chicago Bulls. (1:00)

QUINCE DÍAS DESPUÉS de la suspensión de la NBA, el escolta de los New Orleans Pelicans, Josh Hart, necesitaba un descanso. Había estado encerrado en una batalla junto al base de Dallas Mavericks, Jalen Brunson, en otra sesión de Call of Duty.

Entre rondas de esquivar balas virtuales, cada momento transmitido en vivo desde su casa en Nueva Orleans a través de su página de Twitch que tiene 47,000 seguidores, Hart se concentró en su monitor y respondió la pregunta de un fanático. Era una que se volvía muy familiar.

"¿Cómo está la cuarentena?" Hart leyó en voz alta cuando llegaron más comentarios.

"¡Aburrido como el infierno!"

Para Hart y el resto de la NBA, las últimas semanas se han pasado desesperadamente tratando de llenar el vacío durante la pandemia de coronavirus.

Los entrenamientos individuales pueden tomar dos horas. Ver "Tiger King" en su totalidad o filmar videos de TikTok podrían tomar algunas más. Pero sin baloncesto, muchos jugadores de la liga están tomando el control de video juegos.

El viernes, la NBA, la Asociación Nacional de Jugadores de Baloncesto y 2K celebrarán el Torneo de Jugadores NBA 2K20 que se transmitirá por ESPN (7 p.m. ET) y ESPN2 (8:30 p.m. ET). Kevin Durant, Devin Booker, Trae Young, Donovan Mitchell y Zach LaVine están entre los 16 jugadores que compiten por un premio de $100,000 para dar a una organización benéfica en apoyo para alivio del coronavirus.

"[Gaming y streaming] serán extremadamente grandes en este momento", dijo LaVine. "Es prácticamente lo único con lo que las personas pueden competir".


PAUL GEORGE SE SENTÓ en su silla, con un retrato de él sosteniendo a su hija recién nacida y una camiseta número 24 de Fresno enmarcada asomándose por el fondo. El seis veces All-Star se colocó el auricular sobre un sombrero negro de LA Clippers.

Hora de jugar.

Era el 23 de marzo, y George había unido fuerzas con Hart y el actor Jerry Ferrara, mejor conocido como Turtle de "Entourage", en un torneo Call of Duty: Warzone de celebridades del FaZe Clan. El evento, que contó con varios atletas profesionales, incluyendo Kyle Kuzma de Los Angeles Lakers el receptor abierto de los Pittsburgh Steelers, JuJu Smith-Schuster, se realizó para recaudar fondos para los esfuerzos de ayuda de COVID-19.

Después de que las primeras sesiones fueron mal, Hart le preguntó a George qué hacía desde la suspensión de la liga.

"Hombre, esta mie---", respondió George. "[Y] jugar con mis hijos y hacer ejercicios".

Con la temporada estancada, George hace gaming para llenar su día y satisfacer su hambre competitiva. Él juega videojuegos desde la escuela primaria, jugando Madden regularmente.

"Era tan bueno que venció a su tío mayor", dijo Myles Williams, uno de los viejos amigos de George y su manager. "Su tío quería que PG jugara con sus amigos mayores por dinero".

George probablemente promedió "30-40 horas a la semana" de gaming durante la temporada y es probable que pase dos o tres más por día ahora, según Williams.

Varios jugadores de la NBA han jugado con George en juegos que varían desde Call of Duty hasta Destiny

"Puede ser un [jugador de esports] profesional si quisiera serlo", dijo el pívot de los Cleveland Cavaliers, Andre Drummond.

"Siento que es el Ninja de los jugadores de baloncesto", agregó Drummond, refiriéndose a la estrella de esports Tyler "Ninja" Blevins.

Es un gran elogio, pero la pasión de George va más allá de simplemente jugar y transmitir. En 2018, George colaboró con Sony PlayStation para ofrecer combinaciones de colores Nike PG-2 de edición especial, y se convirtió en copropietario del equipo de esports Endemic con su CEO, Mike Reilly, quien comenzó a jugar videojuegos competitivos a los 15 años y ha estado en el mundo de los juegos durante 20 años.

George también ha actuado como un comisionado virtual para amigos y familiares, organizando ligas de videojuegos durante todo el año. Esta temporada, George corrió una liga Madden con juegos programados de temporada regular para participantes activos, que incluían jugadores de la NBA como Montrezl Harrell y Terrence Ross, del Orlando Magic.

Poco después de que Reggie Jackson firmó con los Clippers en febrero, el armador fue a la casa de George para pedir ayuda y aprender el nuevo libro de jugadas. Así que los dos viejos amigos repasaron la ofensiva del entrenador Doc Rivers en un iPad, entre juegos de Madden.

“Yo [no] me uní en esta [liga de Madden], pero están en la mitad de la temporada", mencionó Jackson a principios de este año. "No solo ha sido el campeón de nuestra liga en 2K, es el campeón de Madden. Ahora ha estado bien activo en Call of Duty, por lo que siempre está buscando nuevos [oponentes]. Se la pasa buscando un [desafío] regular en la red de PlayStation”.

"También ha puesto a la tripulación en algunos juegos aleatorios. Incluso en años atrás, nos envolvimos en Monopolio, solo porque lo encontró".

"Él es el gamer, eso es lo que hace".


LAVINE HA ESTADO jugando en línea con amigos durante años, pero nunca antes para vigilar a alguien en un lugar peligroso.

Uno de los amigos más cercanos de LaVine, Sekou Wiggs, es el base titular de Kleb Basket Ferrara en Italia.

LaVine aprendió cuán grave era la pandemia de coronavirus, obteniendo una vista previa a través de Wiggs. Italia ha reportado más de 13,100 muertes por COVID-19 hasta el viernes, según la Organización Mundial de la Salud.

"Estaba tratando de salir de allí antes de que realmente se puso malo", dijo LaVine.

Wiggs permaneció aislado adentro hasta que pudo regresar recientemente a los EE.UU., Según LaVine. Pero de vuelta en casa en Seattle, el coronavirus también se estaba extendiendo. El área de Seattle fue el hogar del primer caso de coronavirus en el país, y 37 de las primeras 50 muertes en los EE.UU. ocurrieron allí.

"Obviamente lo llamé, y era más fácil hablar mientras jugamos videojuegos durante horas", sostuvo LaVine.

Gaming es también cómo Eric Paschall de Golden State se mantuvo en contacto con Mitchell, su amigo All-Star de la infancia, quien fue el segundo jugador de la NBA en dar positivo por el coronavirus después de su compañero el equipo de Utah Jazz, Rudy Gobert.

Mientras Mitchell estuvo en aislamiento obligatorio durante dos semanas, Paschall a menudo lo buscaba a través del videojuego.

"Hacemos FaceTime todo el tiempo", dijo Paschall. "Jugamos a Xbox todo el tiempo. Está bien. Siento que está mucho mejor ahora. Ha mejorado mucho simplemente porque llega a [jugar videojuegos]".

John Collins, el delantero de los Atlanta Hawks de tercer año, siempre lleva su Xbox en giras de AAU para unirse con sus compañeros de equipo en las habitaciones de hotel. Pero ahora aislado en su casa en Atlanta, Collins ha podido usar su consola para mantenerse en contacto con sus amigos de la escuela secundaria y compañeros de equipo de los Hawks como Young, Kevin Huerter, De'Andre Hunter, Cam Reddish y Brandon Goodwin

"Si me despierto y veo a uno de mis amigos en línea", dijo Collins, "podría jugar con ellos todo el día. Porque si están en línea todo el día, podría jugar con ellos todo el día".

"Gaming para mí siempre ha sido un mecanismo de defensa", agregó Collins sobre los videojuegos que se han convertido en un escape de la presión y las críticas de las redes sociales. "Es [también] una herramienta de unión ... esa hermandad".

Collins dijo que está jugando "un mínimo de seis horas" al día y que conoce virtualmente a gente nueva.

"En NBA2K, si estás familiarizado con 'The Park', me verificaron en los parques", dijo Collins sobre la característica social del juego. "Cuando entro al parque, soy realmente yo. A veces trato de conocer gente nueva y jugar Xbox de esa manera".


VER JUGADORES HACIENDO STREAMING ha sido un escape para muchos, incluyendo sus compañeros de juego. Drummond está constantemente lavando ropa en su casa en Miami, no trajo suficiente ropa para la pausa prolongada, pero entre tandas, vio al hombre grande del Miami Heat, Meyers Leonard, transmitiendo Call of Duty y quedó impresionado.

Él no está solo.

Leonard se jacta de decir que es el "mejor jugador COD de la NBA" y lo respaldó recientemente al ganar el torneo Call of Duty de la revista Slam en un equipo que incluía a Hart, De'Aaron Fox de Sacramento y Grayson Allen de Memphis. Hará streaming en vivo durante 24 horas con otras celebridades, atletas y jugadores a partir del domingo para recaudar fondos para el alivio COVID-19 en el canal Twitch de esports de ESPN.

Los jugadores de la NBA han acudido en masa a Twitch durante el paro. La plataforma alcanzó cifras históricas de horas observadas y horas transmitidas entre enero y marzo, superando los 3 mil millones de horas observadas por primera vez en su historia, según el Hollywood Reporter.

Drummond, Collins y Chris Boucher de Toronto se han comunicado con sus agentes para comenzar sus propias páginas de Twitch. LaVine recientemente instaló su propia página y mandó a pedir equipos de transmisión a su casa de Seattle.

"Honestamente, yo también haría lo mismo si no pudiera ver baloncesto", dijo Hunter. "Vería simplemente a un jugador de baloncesto jugar videojuegos. Gente mirándome. Siento que es una sensación realmente genial".

Para Boucher, la ausencia de baloncesto le hizo darse cuenta de cuánto distanciamiento social ya había estado haciendo.

"Mi vida no fue realmente diferente de la cuarentena", dijo el delantero de los Raptors. "Siento que estaba haciendo lo mismo. Fuera del hecho de que no puedes salir. La mayor parte del tiempo estaba en casa jugando videojuegos".

Durante las primeras dos semanas después de que se suspendió la temporada, el tiempo promedio de juego de Boucher aumentó a "siete a ocho horas" por día.

Pero lo que le ha faltado a Boucher, y a casi todos los jugadores, es el calendario diario de prácticas, juegos y funciones de equipo.

"Extraño mucho la estructura", dijo el escolta de los Warriors Mychal Mulder. "No te das cuenta de cuánto gira tu día en torno al baloncesto hasta que te lo quitan por un minuto".

Gaming es ahora la nueva rutina para muchos.

"Hace un par de semanas probablemente jugué cada cierto día", dijo Hunter. "Ahora juego todos los días.

"Me despierto, desayuno y voy directo a jugar"