<
>

La década de los Warriors a pesar de LeBron James

play
Heat y Warriors dominaron la década de LeBron James (2:50)

Sebastián Martínez Christensen nos da un resumen de lo mejor de la década en la NBA. (2:50)

Los últimos diez años la NBA ha sido dominada por una franquicia que pasaba desapercibida. Los Golden State Warriors tuvieron buenas temporadas en la década de los 70 del siglo pasado, pero tampoco pasaron a ser uno de los equipos estelares de la NBA. Entre la lucha de los Celtics y Lakers que se extendió para los siguientes años, así como la apariciones de equipos como Detroit y más adelante el reinado de Michael Jordan y los Chicago Bulls, Rockets, Spurs y otros. Golden State desapareció del mapa al grado que algunos pensaban que Golden State era una ciudad, un estado más de los Estados Unidos y pocos los relacionaban con California.

Pero las cosas cambiaron para los Warriors. Lo más importante era empezar a ganar partidos y lo hicieron con jugadores que en su momento no eran los estelares de la NBA, las victorias vinieron de la mano de un estilo de juego atrevido, poco conocido y con alto riesgo; y por último, la marca de la franquicia empezó a ver como mejoraba su valor en lo económico. Todos ganaban.

Estilo de juego

Golden State se atrevió a presentar un estilo de juego donde se olvidaron de los hombres altos e hicieron el tiro de tres una forma de juego y no un lujo que en ocasiones se podía presentar en los partidos. Los cinco jugadores tenían la capacidad de tirar a larga distancia, además de la capacidad para pasar el balón, moverse por toda la duela para siempre habilitar al mejor tirador disponible. Una formación abierta con cuatro hombres y uno en el centro.

Si bien es cierto que desde antes de la llegada de Steve Kerr como entrenador de Warriors, el equipo tenía el potencial para ser un conjunto que lograra victorias con un estilo de juego fuera de los común, tirando atrás del arco, fue en la temporada de 2014-15 con la llegada de Kerr que explotaron al máximo estas capacidades. Kerr, tomó el lugar de Mark Jackson, y en su primera temporada se convirtió en el entrenador con más victorias en su año de novato (67), además de una impresionante marca en casa de 39-2. Kerr había sido comentarista previo a tomar el cargo de entrenador en Golden State, así como gerente general con Phoenix, pero quizás todo lo recordamos más en la duela con San Antonio y, sobretodo, con Bulls en la segunda etapa de los tres títulos, al lado de Michael Jordan.

Steve Kerr aprovechó toda su experiencia para poner una ofensiva con las bases del triángulo de Phil Jackson, con espacios abiertos y transición del balón en la ofensiva de Greg Popovich y con esos cambios de ritmo en el juego que los vio con Avery Johnson en su etapa de gerente general con Phoenix. Kerr fue un tirador de triples nato en su paso por la NBA, uno de los mejores de la historia y que fue determinante con Bulls y Spurs. Sacó lo mejor de los tres sistemas para poner su propio sello: Tiros a larga distancia con los jugadores adecuados.

La presencia de Stephen Curry como uno de los mejores o el mejor tirador en la historia de la NBA, así como la movilidad y manejo del balón, a pesar de no tener la estatura, hacían de Curry el elemento perfecto para descargar juego con otros dos jugadores de características distintas, como Klay Thompson y Draymond Green, pero con un común determinador. Podían hacer daño desde afuera. Thompson era la perfecta mancuerna de Curry para tener dos francotiradores. Green era esa combinación de poder y movilidad para encajar en el sistema de Kerr. Golden State ganó su primer título de la NBA en esta última década con un entrenador novato, con un sistema desconocido, atrevido, arriesgado, pero espectacular; y de la mano de jugadores que no eran los más dominantes en la Liga, pero sí los más certeros y los que mejor ejecutaba y encajaban en este sistema. Warriors había vencido a LeBron James, quien regresaba a Cleveland después de sus años con Miami donde logró dos títulos, pero un año antes había perdido en las Finales contra San Antonio.

Al siguiente año regresaron a las Finales de la NBA por segundo año consecutivo y lo hicieron con una marca de 73-9, récord en la historia de la Liga, incluido un inicio de 24-0. Pero en las Finales las cosas no fueron las mismas y perdieron ante los Cavaliers y LeBron James, quien por fin le dio un título a Cleveland. Vendrían otros dos capítulos más entre ambos equipos en las Finales. Para la temporada de 2017-18, los Warriors se hicieron de los servicios de Kevin Durant, uno de los mejores de la NBA. Para ese entonces, los que en su momento no eran tan conocido como Curry, Thompson y Green, ya eran toda una realidad y amenaza en la Liga.

Con la llegada de Durant, el show se hizo presente en Golden State. Los Warriors se convirtieron en el super equipo, tenían al "Big Four", realmente lucían imparables porque atacaban por todos los lados de la duela con ofensiva perimetral, juego interno, tiros de media y de larga distancia, pero sobre todo mantenían una defensa agresiva. Ganaron las dos siguientes Finales de la NBA a Cleveland con marca de 8-1, la última fue una barrida sin piedad. Kevin Durant fue el MVP en los dos títulos. Para la temporada 2018-19, la Liga ya le tenía un lugar reservado a Golden State en la final, pero ahora no serían los Cavaliers; por primera ocasión en su historia estaban los Toronto Raptors de la mano de Kawhi Leonard. Las lesiones de jugadores como Durant y Thompson dejaron sin armas a los Warriors. Toronto con un gran planteamiento y juego en equipo vencieron, ante la sorpresa de muchos, a Golden State, quien llegaba por quinta ocasión consecutiva a las Finales de la NBA.

Números para la historia

  • Golden State llegó a cinco finales consecutivas, algo que no se presentaba desde los Boston Celtics de los años 60, que llegaron 10 en fila.

  • Se convirtieron en el séptimo equipo (cuarta franquicia) en ganar tres títulos en un periodo de cuatro años.

  • Séptima ocasión que un equipo vence al mismo rival en años consecutivos.

  • Sólo cinco franquicias en la historia de la NBA, MLB y NFL han logrado tres títulos en un periodo de cuatro años.

  • Steph Curry octavo jugador en la historia con tres títulos y múltiples premios de MVP de la temporada

  • Kevin Durant primer jugador en la historia con dos premios de MVP de Finales de la NBA en sus dos primeros años con su equipo.

  • Durant fue el sexto jugador en la historia en ganar MVPs en Finales en años consecutivos.

  • Steve Kerr se convirtió en el sexto entrenador en la historia de la NBA con al menos tres Campeonatos.

Valor de la franquicia

Recientemente los Warriors fueron nombrados por Sports Business Journal/Daily la franquicia de la década. El incremento del valor de la franquicia no sólo va de la mano de las victorias, sino de todo el trabajo de la oficina donde se enfocó en varias innovaciones que incluyen la apertura de su nueva arena Chase Center. Los Warriors fueron la primera franquicia en transmitir entrenamientos en live streaming con lo que lograron acuerdos con Google, además de atacar fuertemente el mercado en China donde hoy en día algunos de los jugadores tienen patrocinadores en el país del lejano oriente. Para este 2019 el gasto del equipo en salario de jugadores estaba cercano a los 150 millones de dólares, pero sus ganancias superan los 400 millones de dólares. Para la temporada de 2015, después de obtener su primer Campeonato de la década, el equipo estaba valuado en 1.5 mil millones de dólares. Hoy en día los Warriors tiene un valor de 3.5 mil millones de dólares según Forbes.

Esta temporada ha sido una total pesadilla y sin haber llegado a la mitad de la misma, Golden State está sumido en el fondo de la Conferencia con muy pocas posibilidades de salir de ahí. La partida de Kevin Durant, así como las lesiones de Klay Thompson y Steph Curry tiene a los Warriors en el olvido que vivieron hace más de 10 años. Este puede ser un mal pasajero, porque con el regreso de sus jugadores para el siguiente año ya recuperados, con las adiciones en agencia libre y draft, los Warriors pueden regresar, pero difícilmente al nivel que los vimos en esta década. Hoy todos sabemos de Golden State, aparecieron en el mapa e hicieron historia para convertirse en el equipo de la última década en la NBA.